Los fitoesteroles, los mejores aliados para disminuir el colesterol

Ejercicio y dieta baja en grasa que incluya alimentos que contengan fitoesteroles son parte de la clave para lograr los niveles del LDL en la sangre y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Imagen Blog de Farmacia

  • Al utilizar el fitoesterol en una dieta, como suplemento, se puede lograr una disminución del colesterol LDL del 7% – 12.5%. 
  • Dentro de los beneficios de los beneficios se extienden al mantenimiento de triglicéridos sanos, hígado salud y otros problemas de salud.

Bogotá, septiembre de 2017.- El día mundial del corazón es una fecha que se ha puesto de moda en diferentes países y es una excusa para dar a conocer las enfermedades cardiovasculares, que según la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se estima que las muertes por afecciones al corazón ascenderán a los 25 millones.  Pensando en disminuir los problemas cardiacos, BASF multinacional alemana, líder en innovación desarrolló los fitoesteroles una sustancia que ayuda a reducir la cantidad de colesterol malo en la sangre y hace que el cuerpo  metabolice los lípidos de una manera diferente.

Es frecuente oír hablar de los  dos tipos de colesterol: ‘el bueno’ (HDL) denominado lipoproteínas de alta densidad y ‘el malo’ (LDL) constituido por las lipoproteínas de baja densidad. Las LDL transportan el colesterol y lo ceden a todos los tejidos, propiciando así la enfermedad de las arterias, mientras las HDL, por el contrario, tienen un efecto beneficioso al recoger el colesterol sobrante y devolverlo al hígado.

Además del ejercicio, una dieta baja en grasas y ciertos medicamentos que funcionan como herramientas para lograr bajar los niveles del LDL en la sangre, existen compuestos naturales que pueden ayudarnos en el proceso. Se trata de los fitoesteroles, sustancias de origen vegetal, cuya estructura es muy similar a la del colesterol del cuerpo humano.

Dichos compuestos, que se encuentran en alimentos como las verduras, los frutos secos, las legumbres, los aceites vegetales, los cereales, entre otros; tienen como función reducir la cantidad de colesterol LDL en la sangre y ayudar a que el cuerpo metabolice los lípidos de una manera diferente.

Según la brasilera María Clara Caetano, coordinadora de servicios técnicos de BASF para el área de nutrición humana en América Latina, la presencia de los fitoesteroles en nuestra dieta, es de vital importancia, “la evidencia científica ha demostrado que los suplementos de fitoesteroles dietéticos pueden beneficiar particularmente a las personas con un colesterol elevado en la sangre o con enfermedades cardiovasculares. Los beneficios se extienden al mantenimiento de triglicéridos sanos, el tratamiento para el hígado graso y  mejorías de otros problemas de salud”.

Con una dosis de dos a tres gramos de fitoesteroles por día, se asegura la disminución del colesterol LDL entre un 7 y 12.5% en aproximación.  Afortunadamente, en la actualidad ya existen en el mercado suplementos que ayudan a que los alimentos sean funcionales y contengan componentes que ejercen efectos beneficiosos para la salud que van más allá de la nutrición.