FONTUR 2016
Investigación de la U. de Caldas, reconocida en Premio por la Nutrición Infantil 2017

GALARDÓN ENTREGADO POR LA FUNDACIÓN ÉXITO

Mauricio Díaz

Manizales, 08 de septiembre de 2017. La Universidad de Caldas avanza en la renovación de su Acreditación Institucional de Alta Calidad para 2018 y en medio de este proceso se conoció que el trabajo investigativo de la Institución relacionado con mejorar la nutrición de los niños en Manizales, fue reconocido a nivel nacional con la obtención del Premio por la Nutrición Infantil 2017 que alcanzó la Fundación Nutrir.

Esta ONG fue galardonada en la categoría Mil Días – Institucional por la Fundación Éxito el pasado 31 de agosto, por su programa Gestar futuro, que se enfoca en la prevención del bajo peso al nacer y en la desnutrición crónica mediante la atención integral de madre e hijo desde la gestación hasta los 2 años, con acompañamiento a la familia y garantizando acceso al sistema de salud.

Esta iniciativa nació en 2013 de las indagaciones que realizó el Instituto de Investigaciones en Salud de la U. de Caldas, sobre la importancia de una adecuada intervención nutricional en los primeros mil días de vida de un ser humano, liderada por la doctora María Victoria Benjumea Rincón, docente del Departamento Básico Clínico de la Facultad de Ciencias para la Salud. (Ver nota: U. de Caldas hace parte de proyecto Alimentamor, para eliminar desnutrición infantil)

“Este premio es muy importante para nuestra facultad y para el Instituto de Investigaciones en Salud. Es una de las formas como participamos y damos respuesta a los aspectos misionales de la universidad. El componente de proyección en comunidades vulnerables es de vital importancia y también el apoyo y la participación desde la investigación. La idea es seguir fortaleciendo el trabajo conjunto y articulado con la sociedad”, expresó Claudia Patricia Jaramillo Ángel, decana de la Facultad de Ciencias para la Salud de la U. de Caldas. 

Hay que recordar que la investigación y la pertinencia e impacto social de la Universidad, son dos de los factores que se examinan dentro del Informe de Autoevaluación Institucional (consúltelo aquí), que en estos momentos está disponible para la revisión de la comunidad universitaria, y así conocer sus puntos de vista para consolidar el reporte final que se entregará al Consejo Nacional de Acreditación.

“Este reconocimiento significa mucho para el proceso de Reacreditación Institucional, porque es hacer visible todo lo que se construye desde la Universidad y el interés de articularnos con la sociedad, las poblaciones vulnerables en este caso, y porque se está demostrando que realmente es una institución en el camino permanente de la alta calidad“, agregó la decana.

Por la nutrición

La docente de la U. de Caldas María Victoria Benjumea Rincón asesoró en aspectos nutricionales durante 28 años a la Fundación Nutrir. De acuerdo a sus investigaciones y los avances científicos en el tema, insistió en reorientar la atención hacia la mujer embarazada, para así controlar muchos aspectos clave en los primeros 1.000 días de crecimiento del niño.

“De ahí surge la propuesta de trabajar en un proyecto integral con el binomio madre hijo. Empezamos Santiago Isaza (Fundación Luker) y yo a tocar puertas con las instituciones que tenían que ver con alimentación y nutrición en la ciudad, y finalmente se invita a la Fundación Nutrir que ha sido una ONG tradicional en la atención nutricional a los niños, y posteriormente se vincula la Secretaría de Salud, la Fundación Éxito y otras instituciones”, indicó Benjumea Rincón.

Según la experta, en la última Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (Ensin) que se conoció, el departamento de Caldas quedó cerca a las cifras de desnutrición del Chocó en menores de cinco años. Por esta razón el programa buscó desarrollar el potencial del ser humano durante los 270 días del embarazo y los dos años de edad (730 días).

“Controlar que las madres no fumen, que no tenga infecciones de vías urinarias, que acudan de manera frecuente a los controles, que puedan acceder al programa Maternidad Segura a través de la Secretaría de Salud, y que se prepare para la lactancia (…) El primer logro es que el niño nazca con un peso superior a los 2.500 gramos“, comentó la docente.

Posteriormente en la etapa de los seis primeros meses de vida del bebé, se insistió en la lactancia materna como el alimento más adecuado y el único que llena las necesidades nutricionales del bebé.

Finalmente se pasó al destete y a la alimentación complementaria, fase del programa en la que las más de 160 madres beneficiarias de Gestar futuro,asistían a sesiones educativas con una nutricionista para preparar adecuadamente los alimentos al bebé, y recibían apoyo social y sicológico, por ser mujeres que provienen de sitios de Manizales con condiciones muy críticas y vulnerables.

“Todos esos factores que tienen que ver con esa promoción del crecimiento y el desarrollo se tienen en cuenta y de ahí entonces que la Fundación Éxito reconoce todo ese proceso que se logró y que está muy bien identificado por el Instituto de Investigaciones en Salud de la Universidad de Caldas en la investigación que hicimos, en la que se demostró la eficacia de toda la intervención para que se puedan hacer réplicas con unas buenas alianzas público privadas”, manifestó Benjumea Rincón.

En el momento esta investigadora de la U. de Caldas está en sabático y escribiendo un libro sobre evaluación de estado nutricional, pero mantiene pendiente a asesorar investigaciones sobre la nutrición infantil.

“Hay que trabajar con las mujeres embarazadas y con sus hijos, y no se puede seguir trabajando con los niños solos porque estamos entonces contribuyendo a la obesidad como lo hace muchas veces el Programa de Alimentación Escolar. Tenemos que trabajar desde la familia y desde el hogar”, concluyó la docente e investigadora de la Universidad.