3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una semana de pasión para Santos en la mitad de agosto

11 de agosto de 2017
11 de agosto de 2017

  • El golpe más duro, la detención de su mayor aliado electoral, Bernardo el “Ñoño” Elías.
  • Se le cayeron los nombramientos en Bienestar Familiar, Findeter y el Icfes. Todo le salió mal…
  • Los deportistas se le vinieron encima por el recorte en el presupuesto.

Los presagios de unos días mejores para el presidente Santos, por la forma como le fue en los grandes medios en esta nueva campaña de maquillar su imagen para mejorar su favorabilidad, comenzaron a convertirse en unos negros nubarrones de impredecibles consecuencias.

El desfile de Santos por los grandes medios escritos, de la radio y de la televisión tenía un objetivo claro: Vender todo lo bueno de su Gobierno, y pasar por encima de lo malo.

En la mayoría de esas entrevistas al presidente no le cuestionaron temas calientes, de esos que le queman la imagen, como por ejemplo el decretico 903 que les protegerá las fortunas a las Farc; los niños de la guerra que no aparecen; el engaño a los pensionados; el asalto al bolsillo de los colombianos con la reforma tributaria; el golpe tremendo a los deportistas con la rebajona en el presupuesto, y ni qué decir la noticia de la detención esta mañana de su mayor socio electoral Bernardo el “Ñoño” Elías, clave en la campaña para su reelección.

Comentan en la baranda judicial de alto turmequé en Bogotá, que se vienen varias detenciones más de otros congresistas enredados en el escándalo de Odebrecht.

El otro golpe duro para Santos, es que se le cayeron tres nombramientos, como se desgrana una mazorca: Tuvo que reversar el nombramiento de Juan Carlos López en Bienestar Familiar, el de Carlos Eduardo Correa en Findeter y el de Jorge Eliécer Lara en el Icfes, en remplazo de Jimena Dueñas Herrera.

¿Mal asesorado? ¿Qué pasó?

La detención de Bernardo el “Ñoño” Elías sacudió a Palacio, al Congreso y al partido de la U

La detención de Bernardo el “Ñoño” Elías ha sido tal vez uno de los golpes más duros al Congreso, al Partido de la U, y al mayor aliado electoral, el presidente Santos.

El Reverbero de Juan Paz conoció que en Palacio se conocía que la detención del “Ñoño” Elías (foto) era prácticamente un hecho, por cuanto en el reajuste ministerial para nada se tuvo en cuenta al todopoderoso senador de Córdoba, y a su equipo político. Antes por el contrario, Bernardo Elías y su socio político Musa Besaile perdieron el control de varias instituciones como Findeter y Fonade, lo que en algunos sectores se interpretó como una distancia que les marcaron desde Palacio, pensando en el escándalo que se venía.

La captura del senador se produjo esta mañana cuando salía de su casa, ubicada al norte de Bogotá. El operativo fue dirigido por el director del CTI.

Según la Fiscalía General, en las pruebas hay evidencias de que el grupo del “Ñoño” Elías pudo recibir al menos 17 mil millones de pesos de sobornos relacionadas con contratos.
El congresista comparecerá en indagatoria por orden de la sala de instrucción que lleva el proceso encabezada por la magistrada Patricia Salazar, y los magistrados Eugenio Fernández Carlier y José Francisco Acuña, de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.
Ya la Corte Suprema de Justicia tenía copias compulsadas por la Fiscalía. Pero fueron definitivos para la detención los testimonios del exsenador Otto Bula y los empresarios Federico Gaviria y Eduardo José Zambrano, quienes se acogieron al principio de oportunidad.

Los delitos de los que se presume es responsable son concierto para delinquir y cohecho.

Bernardo ‘Ñoño’ Elías es investigado por su presunta participación en el escándalo Odebrecht y habría conseguido el otro sí del contrato de la Ruta del Sol II para la vía Ocaña-Gamarra.

Al oído y en voz baja…

  • Se murió el polémico exembajador de Estados Unidos en Colombia, Myles Frechete (foto). Que descanse en paz… el expresidente Samper.
  • Miren la lentitud de la Registraduría. El diputado del Polo Jorge Gómez renunció a su curul el 28 de julio para irse al 30.
  • Y el 31 de julio el secretario de la Asamblea, David Alfredo Jaramillo, le envió una carta a la Registraduría pidiendo la certificación sobre quién sigue en votación, para que inicie actividades Luis Eduardo Peláez Jaramillo. Pero al momento de escribir estas líneas no había llegado la respuesta.
  • Cuentan los congresistas, al oído y en voz baja, que Rafael Pardo fue el encargado de hacer aburrir a Sergio Jaramillo…
  • Dicen que Pardo y Juan Fernando Cristo, empoderados del proceso de paz, defienden a morir el famoso decreto 903 que les permitirá a las Farc utilizar su fortuna mal habida para sus campañas políticas.
  • Ese decreto 903, calificado por Sergio Jaramillo como “una chambonada”, fue motivo de durísimas discusiones con Pardo y Cristo…

No cesan las presiones por la ley del transfuguismo

Pese a que el presidente Santos ha manifestado con claridad que no le gusta que en la reforma política se impulse el transfuguismo político, que les permitiría a muchos senadores y parlamentarios poder cambiarse de partido y ser candidatos de cara a las elecciones de Congreso en marzo del próximo año, persisten presiones desde otros frentes.

El presidente Santos se lo advirtió a las bancadas de La Unidad Nacional hace dos semanas, especialmente al Partido de la U. Dicen los congresistas que su temor es que la Unidad de la coalición acabe de volverse añicos, por cuenta del desprestigio del Gobierno.

Ellos saben que van a sentir muy duro el golpe en las urnas, con el agravante de la Reforma Tributaria alcabalera y de la palabra incumplida a los tres millones de pensionados.

La preocupación de muchos congresistas es enorme. Por eso llaman a la ley del transfuguismo, “la supervivencia política”. O vean ustedes a Roy Barreras (foto) que ni llega al 1 por ciento en las encuestas.

El presidente Santos dice que una gran coalición alrededor de los acuerdos de Paz, puede garantizarle a la Unidad Nacional la victoria en la próxima contienda electoral presidencial.

Pero las encuestas reflejan otra realidad.

Por todo esto es que se escucha en el tapete rojo de Palacio y en los pasillos del Congreso, que son muchos los congresistas que están levantando vuelo hacia Cambio Radical, en busca de “la supervivencia política”.

  • Muy regular la entrevista de Marta Ortiz (foto), la jefe de diseño de El Colombiano, con el presidente Santos.
  • Es de esas entrevistas preparadas para que el personaje se luzca, y salga bien parado ante la opinión pública, porque el entrevistador se cuida de aquellas preguntas comprometedoras.
  • Es una entrevista rara… Como si la hubiera hecho otra persona diferente a la que firma, porque no hay contrapreguntas.
  • Los temas duros no aparecieron: La fortuna de las Farc, los niños de la guerra, la mentira a los pensionados, el engaño de la reforma tributaria… Muy regulimbis, como dicen los niños…
  • ¿Dónde están los asesores de Palacio? ¿Qué le está pasando a Alfonso Prada, el secretario general de Presidencia?
  • Aunque el tema de los nombramientos debe pasar por la Presidencia, y más aún en la actual coyuntura política con un partido de la U agravado por la “aftosa” de la corrupción, estos errores son imperdonables ante la opinión pública.
  • El presidente de la República, Juan Manuel Santos, afirmó que quiere reconciliarse con su antecesor, Álvaro Uribe, antes de concluir su Gobierno.
  • “Yo quisiera dejar al país mucho menos polarizado de lo que está. Para mí sería un inmenso placer. Yo creo que lo que más le convendría al país sería poder reconciliarme con mi antecesor, el expresidente Uribe”, dijo Santos.
  • Desde el inicio de los diálogos de paz que Santos puso en marcha con las Farc en 2012, Uribe se desmarcó de su sucesor y se convirtió en su principal opositor desde su tribuna en el Senado y en todos los rincones del país.
  • La polarización entre opositores y defensores del proceso de paz tiene al país prácticamente divido por la mitad.
  • En este sentido, Santos destacó que ha intentado “muchas veces” ese acercamiento a Uribe, pero no ha encontrado respuesta.
  • “El país necesita esa reconciliación, si pudimos reconciliarnos con las Farc cómo no vamos a poder reconciliarnos entre los colombianos que infortunadamente durante 200 años de vida republicana hemos tenido más guerras que otros países de América Latina”, dijo Santos.