8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La impunidad de “cuello blanco”

16 de agosto de 2017
Por Jorge Vergara Carbó
Por Jorge Vergara Carbó
16 de agosto de 2017
Referencia: Escándalos de corrupción
Jorge Vergara Carbó
 
Presentación
 
La corrupción de cuello blanco tiene a este país en crisis. La justicia ha sido puesta a discreción de los poderosos, y eso nos lleva al abismo. Más allá de los transitorios escándalos mediáticos que proporcionan casos como Reficar, Bioenergía, Odebrecht, Sacyr,  Triple A, Electricaribe, entre otros muchos, ¿quién va a resarcir a los colombianos por el detrimento patrimonial que se le ocasiona al Estado que es de todos?
 
Se reúnen en la siguiente crónica algunos escándalos de corrupción que suenan duro al momento, y luego, su onda expansiva va penetrando en el olvido mientras sus principales protagonistas siguen de los más campantes ocupando nuevos cargos públicos y disfrutando en privado, junto a su familia y amigos, el producto económico de su zarpazo a los recursos públicos.
 
Uno de los casos actuales, es lo que sucede con la caída del precio del arroz paddy en un porcentaje cercano al 30%, que tiene quebrado a los agricultores del grano, quienes confiaron en el gobierno quién los incentivo a sembrar ofreciéndoles un subsidio y debido al precio del grano el año anterior decidieron sembrar, lo que arrojó una de las cosechas más altas de los últimos años. Pero resulta que el gobierno NO solo no les cumplió, sino que el Ministerio de agricultura decidió importar arroz basado en los TLC, justamente en la época de entrada la cosecha ocasionando una sobre oferta del grano, que bajo los precios en un 30%. Rebaja de la cual no se ha beneficiado el consumidor final sino en un 2%, mientras los grandes molineros, como los grandes supermercados, tenderos y los directivos de la Federación de Arroceros se quedaron con el mayor porcentaje de la caída de los precios.
 
Los irresponsables funcionarios públicos y privados que decidieron importar arroz a pesar del área sembrada en el país, al Estado no le roban un peso, pero si se lo roban al cultivador de arroz como a los consumidores, al primero pagándole por la cosecha un precio inferior en un 30%, del valor real del producto por la sobre oferta del grano y a los consumidores al no trasladarle sino un 2%, de ese 30%. ¿Quiénes se enriquecen? Por supuesto los grandes molineros que compran barato y venden caro, los supermercados y en último en menor proporción los tenderos.
De este descalabro, nadie responde, no hay investigación de las “ías”, son los ladrones de cuello blanco que con sus decisiones enriquecen a unos y perjudican a otros. Un producto como el arroz, que constituye el 50% de la dieta alimenticia del mundo y que en Colombia tiene un consumo per cápita de 40 kilos, genera 500.000 empleos, no es para que lo traten como lo vienen haciendo inundando al país de arroz de EEUU, cuyos beneficios solo los recibe la Federación de Arroceros que es la que maneja el negocio. Tenemos tierra apta para sembrar ese grano en el país y solo importar la cantidad que necesitemos para satisfacer la demanda.
 
Episodios como estos, podemos señalar en toda la historia del país. Recuerdo la época negra de la empresa “Monómeros” en los años 70, cuando en una decisión absurda el ministerio de Agricultura decidió importar fertilizantes, hasta el punto de inundar al país, colocando a Monómeros al borde de la quiebra. ¿Qué paso con esos funcionarios nada?
Tampoco paso nada, con la quiebra de CORELCA, al decidir el gobierno y la  junta directiva de Corelca, la de adjudicar los contratos de APP de “TEBSA y TERMOFLORES”, de antemano se sabía que Corelca se quebraría al no poder vender la energía y potencia que tenía que comprarle a los privados que nada arriesgaban, terminando pagando las facturas el gobierno a través del presupuesto nacional, lo que significó un deterioro económico grande para el país, y la pérdida de la única empresa que integraba a la Región Caribe.  El desfalco del Guavio, que costó $15.000 millones de la época y cuyo único preso fue el señor  Fabio Puyo Vasco, quién vive hoy en España.
 
Casos como esos, se dieron en el país en todas las épocas, los negocios con el dólar petrolero y el dólar cafetero, condujo a actos de corrupción al igual que hoy esta generando en el hermano  país de Venezuela el mantener un cambio oficial muy por debajo del valor real del Bolívar y al cual pocos tienen acceso, enriqueciendo a los funcionarios del gobierno que ejercen ese control y tienen su manejo. Los negocios con las licencias de aduana para importar.
 
Los más famosos  dos(2) robos al Banco de la República , el primero US$13.5 millones de dólares robado de una cuenta del Chasse Manhattan Bank , por el economista Roberto Soto prieto en el año 1983, persona que solo fue detenida en Alemania en 1993, por narcotráfico . El segundo el robo a la bóveda del banco de la República en Valledupar, en el año 1994, de donde sustrajeron $24.000 millones, los cuales nunca fueron recuperados pero pagados por la firma aseguradora y terminando el Estado indemnizando al gerente del Banco por sentencia del Consejo de Estado con $300 millones de pesos, ya que no se le pudo comprobar su participación en el robo.
 
En la crisis energética, el caso de las barcazas, al igual que el caso de Dragacol donde solo pagaron cárcel unos bobos útiles, pero los altos ejecutivos como el ministro de entonces no  paso nada, ni se recuperó el dinero pagado a Reginaldo Bray $17.600 millones “. El viernes pasado (año 2002) el Consejo de Estado ordenó a la firma de Reginaldo Bray restituir a la Nación más de 13.000 millones de pesos que el Ministerio de Transporte pagó en exceso a Dragacol por los controvertidos contratos para la limpieza del río Magdalena en el departamento de Bolívar y el dragado de un canal de acceso al puerto de Buenaventura.  La corporación indicó que el ex ministro Mauricio Cárdenas Santamaría, quien ocupaba la cartera cuando se hizo la controvertida conciliación es solidariamente responsable y ordeno congelarle sus cuentas” ¿En que quedo este entuerto? 
 
Los escándalos originados con quienes han presidido el Comité de Acusaciones de la Cámara de Representantes, quienes en un u otra forma casi todos terminaron mal, especialmente el papel desempeñado por el cordobés Heyne Mogollón, en el año 1996, cuando exoneró al presidente Samper de toda culpa en el proceso 8.000.
 
El escándalo por “Agro Ingreso Seguro”  cuya suma fue de $12.000 millones, muy pocos han pagado por ese delito, incluso el gran culpable Andrés Felipe Arias, quién fue condenado por la justicia colombiana, hoy salpicado como el hombre de confianza de Odebrecht, se encuentra en Miami, no ha pagado cárcel en Colombia y esta solicitado en extradición.
 
Hoy están sobre el tape, los famosos casos de Interbolsa y el Fondo Premiun, cuyos autores  estafaron a  colombianos de altos ingresos, pagan su condena en  casa y no responden por el daño causado.
 
El más sonado el de Reficar y Bioenergy, que le generaron al país según la CGR, un detrimento patrimonial superior a US$4.500 millones  de dólares, no hay un solo preso. Nunca se ha llamado a indagatoria a los ministros de Minas y Energía de los últimos ocho años, ni a los miembros de la junta directiva de Ecopetrol de los últimos doce años, para que respondan por su decisión. ¿Hasta cuándo los miembros de la junta directiva de Ecopetrol, como del banco de la República , del CONPES, del CONFIS y de los Instituto descentralizados vana a responderle a la justicia por sus malas decisiones.

Los otros casos sonados son:
 
-Enepereira, por $64.700 millones, implicados los Nule
-Coomeva, por $146.000 milloners, implicado Coomeva EPS
-Trasmilenio calle 26 $156.000 millones, implicados hermanos Moreno, los Nule y otros
-Vía Bogotá-Girardot $170.800, implicados los Nule, Alavarez y Collins y otros socios.
-Recursos públicos de la salud $224.000 millones, implicado Coomeva EPS, Fidufosyga.
-Basura de Bogotá, por $348.000 millones, implicado junta directiva de la empresa
-Caprecom $559.000 millones, implicado Carlos Tadeo Giraldo
-Saludcoop EPS, por $1.7 billones, implicado Carlos Palacino Antía
 
Por último no puedo dejar pasar por alto, el caso de ODEBRECHT, que se ha centrado solo en el contrato adicional de la Ruta del Sol Dos(Ocaña-Gamarra), pero se les olvida el mismo contrato de la Ruta del Sol Dos, como el contrato firmado con Cormagdalena por $2.5 billones, que no pudieron ejecutar en su totalidad al no lograr el cierre financiero la empresa Navelena de la cual Odebercht era propietaria del 87% y los Gerleín con su empresa Valarcom con el 13%.¿Quién está preso de la dirección y junta directiva de Cormnagdalena? ¿Creen ustedes que Navelena se ganó el contrato del Río Magdalena sin entregar un solo dólar de comisión?
 
Lo extraño del caso Odebercht, es que el Miami Herald denuncia claramente  a través de su periodista Gerardo  Reyes, que en Panamá se reunieron los hijos de Álvaro Uribe con Miguel Nule, para hablar del contrato de Odeberecht en la Ruta del Sol  Dos y, de eso nadie dice nada en la investigación y ahora se señala por parte del señor Bula a Uribito como la persona de confianza de Odebrecht. ¿Por qué esto no se aclara?
 
Tampoco se ha investigado por la “IAS” la decisión del director de la SIC, Pablo Felipe Robledo de pedirle mediante resolución al Super sociedades  que liquide el contrato de la Ruta del Sol Dos, solicitud que es aceptada por el super procediendo a declarar la liquidación del contrato evitando de esa manera que se le declarara la caducidad al mismo e  inhabilitar como consecuencia  a la empresa del Grupo AVAL. Un gran favor al señor Sarmiento Ángulo de parte de la SIC.
 
Igual acontece con el cartel del cemento, nada sabemos los colombianos porque el señor Robledo no se pronuncia y las “IAS” no dicen nada.
 
Lo último el escándalo de corrupción por la elección del Contralor Distrital en Cartagena, un circo montado por la Fiscalía para distraer la atención de los colombianos en los escándalos que hemos mencionado anteriormente y no quiere asumir esa responsabilidad. ¿Quién puede decir que en el país a los Contralores distritales o municipales o departamentales no se eligen por acuerdos políticos y la burocracia de esas entidades se reparte equitativamente? Alguien puede tirar la primera piedra.

No será la primera ni  la última vez, que se condene a alguien porque piensa diferente a los demás en el país. La justicia en Colombia esta para golpear a quienes atentan contra el sistema. 
 
La corrupción de cuello blanco tiene a este país en crisis. Las decisiones del alto gobierno aparentemente parecen bien intencionadas, pero terminan siendo el negocio más grande de corrupción, sin robarse un peso del erario público una veces y otra por sus decisiones en una junta directiva le ocasionan un detrimento patrimonial al país, sin culpable alguno tal como el caso reciente de REFICAR, BIOENERGY ,ODEBRECHT, Sacyr ,  Triple A, Electricaribe y otros  que se dan en la justicia con fallos amañados o que sirven para condenar a inocentes con tal de sacarlos del camino político.
 
No será la primera ni la última vez, que se condene a alguien en el país por pensar diferente a quienes manejan el sistema político y administrativo del país. Seguimos con una justicia al servicio de los poderosos y eso nos llevara al abismo, sino logramos que tanto la justicia como los entes de control “IAS” estén al servicio de los colombianos.
RED-GES El Satélite