25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Agremiaciones agropecuarias piden al gobierno que no se expida proyecto de adición a la resolución 17 de 2012

9 de agosto de 2017
9 de agosto de 2017

leche en cantina

Manizales, 09 de agosto de 2017. Dignidad Agropecuaria Colombiana y varias agremiaciones agropecuarias del país, formularon observaciones y objeción a la promulgación del proyecto de adición a la resolución 17 de 2012 y solicitaron al gobierno que no se expida.

Argumentaron que «en nada contribuye a mejorar la productividad o competitividad de los productores de leche del país puesto que acarrearía afectaciones sociales y económicas que harían más gravosa la situación que ya se padece».

El martes dirigieron la siguiente carta al ministro de Agricultura,Aurelio Iragorri:

Bogotá D.C, agosto 4  de 2017. 

Doctor

AURELIO IRAGORRI VALENCIA

Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural.

Referencia: Observaciones al proyecto de adición a la resolución 17 de 2012.

Los abajo firmantes, miembros del comité Salvación Láctea Nacional, creado en el “Encuentro Lácteo Nacional” realizado el  21 de junio de 2017 en la ciudad de Medellín, que tuvo como propósito el  análisis de la situación del sector lácteo Colombiano y el estudio de la propuesta de adición a la resolución 17 de 2012 del Ministerio de Agricultura; establece que:

  1. La producción lechera nacional es uno de los renglones económicos más importantes para el país, dado que de esta actividad dependen cerca de 450 mil familias y más de 1,2 millones de manera indirecta, con una producción para el año 2016 de 6.391 millones de litros, y una reducción la producción total por dos años consecutivo de un 3,5% entre el 2016 y el 2015 y un 2,1% entre 2015 y 2014.
  1. Los acuerdos comerciales (TLC’s), suscritos con Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros, permiten la importación libre de aranceles de volúmenes crecientes de lácteos y sus derivados, volúmenes que pasaron de 5.596 toneladas en el año 2010 a  58.340 toneladas (41.000 mil de leche en polvo y 10.833 de lacto-sueros, que equivalen a más de 450 millones de litros de leche) en el año 2016, con un incremento del 942%.
  1. El contrabando indiscriminado de derivados lácteos, en especial de quesos por las fronteras de Venezuela y Ecuador causa graves daños a la pequeña y mediana industria quesera nacional.
  1. La FAO y OMS recomiendan un consumo mínimo de lácteos por persona entre de 170-180 l/año, el consumo colombiano per cápita actual es de 147 l/año, en los estratos 1, 2 y 3 es de menos de 50 litros/año por habitante, reflejando la poca ingesta de lacteos de los colombianos, desconociendo el valor nutricional en la dieta básica, especialmente en la de los niños.
  1. Los excedentes exportables se redujeron de 15.455 en el año 2009 a 797 en el año 2016. Por otro lado el aumento de las importaciones conlleva la rebaja en los precios de compra a los productores nacionales.
  1. Podemos afirmar “que no hay producción excedentaria” como lo manifiesta la Industria y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, sino que los falsos excedentes, se generan por la gran importación de leche de los países cuyos costos de producción son más bajos o se subsidian por alguna vía y que se aceptaron con los tratados de libre comercio, TLC, que tanto daño están causando a la producción láctea nacional.
  1. Si bien el gobierno ha realizado algunas inversiones en el sector lácteo, la cobertura de los programas y su impacto son bien limitados. El fomento a la asociatividad y la mejora en la calidad higiénica no alcanzan a cubrir el rezago y estamos lejos de alcanzar la productividad y competitividad internacional en el sector y eso es debido a factores sociales, tecnológicos, financieros, de seguridad, económicos, de vías, investigación y desarrollo, agravados por las condiciones climáticas reinantes en los últimos años.
  1. Medidas por parte del ministerio que usted preside, como el proyecto de adición a la resolución  017, que crea  “los precios competitivos de exportación”, harán que el precio de la leche fresca pagado al productor baje, ya que este actúa en desventaja frente al oligopolio de la industria de la leche, además no maneja la información del comportamiento del mercado, no tiene la capacidad de negociación debido a que su producción es variable en cantidad y calidad, y está abocado a las condiciones que la industria imponga. Por otro lado la industria definirá el contrato de proveeduría, determinará la cantidad diaria a recibir como promedio, anunciará las cantidades de grasa y proteína de la leche y determinará el precio de pago de los litros promedio y adicionales al promedio

Este panorama hace prever que el futuro de esta actividad es incierto, no solo por los acuerdos internacionales vigentes que permiten el ingreso de volúmenes crecientes de leche y derivados, sino también porque cada vez las condiciones hacen más difícil producir.

No es razonable que mientras los acuerdos comerciales permiten la entrada de volúmenes considerables de leche y derivados, los productores tengan que cargar con los efectos negativos de las decisiones de gobierno, subsidiar el almacenamiento de excedentes, las exportaciones, la diferencia de precios y programas sociales a través de compras públicas para zonas rurales, con cargo a los aportes parafiscales y que, además, hoy tenga que vender el producto en un valor inferior incluso a los costos de producción.

Como representantes del sector agropecuario lechero manifestamos nuestras observaciones y objeción a la promulgación del proyecto de adición a la resolución 17 de 2012 y solicitamos que no se expida por qué en nada contribuye a mejorar la productividad o competitividad de los productores de leche del país puesto que acarrearía afectaciones sociales y económicas que harían más gravosa la situación que ya se padece.

Reiteramos al gobierno nacional la solicitud de revisar y renegociar los tratados de libre comercio, TLC, que están en el origen de todos los males que hoy aquejan al sector. Colombia es autosuficiente en producción láctea, podemos aumentar la producción y el consumo sin necesidad de importar lacto-sueros, queso, leche en polvo y mantequilla.

Las pequeños sobrantes que se puedan presentar por un excelente régimen de lluvias y clima favorable los podemos consumir a través de compras estatales para darle leche, y no lacto-sueros -como es hoy-, a los niños de los estratos 1 y 2 que tanto la necesitan.

 

Atentamente;

 

OSCAR GUTIERREZ

Director ejecutivo

Dignidad Agropecuaria Colombiana

[email protected]

RICHARD HUMBERTO FUELANTALA D.

Subsecretario de Asuntos Agropecuarios.

Departamento de Nariño.

[email protected]

RAMIRO CAMACHO

Dignidad Lechera Caldas

GABRIEL GAVIRIA

Departamento de Antioquia

MARIANO RESTREPO

Departamento de Antioquia

LUASKIN ARLEY PEREZ Departamento de Antioquia

TATIANA MOSQUERA

Departamento de Boyacá

EFRAIN PATIÑO

Departamento de Boyacá

DANIEL WILCHES

Departamento de Boyacá

PLINIO HERNANDEZ

Departamento de Boyacá

ALEXIS TAPASCO

Departamento de Caquetá

JORDI PARRA

Departamento de Caquetá

DAVID MELENDEZ

Departamento de Caquetá

LUIS ALBERDY MELO

Departamento de Caquetá

NATALIA XIMENA FAJARDO

Departamento de Caquetá

ROSA RODRIGUEZ

Departamento de Cundinamarca

JARID GOMEZ

Departamento del Cesar

ALDEMAR PALMERA

Departamento del Cesar

TERESA BENAVIDES

Departamento de Nariño

JAIME PERAFAN

Departamento del Cauca

ALEXANDER VALENCIA

Departamento del Meta