Consejo Superior de la U de Caldas terminó de discutir las propuestas de reforma del Estatuto General

Manizales, 10 de agosto de 2017. El Consejo Superior de la Universidad de Caldas ha terminado de discutir las propuestas de reforma del Estatuto General, quedando pendiente la revisión técnica jurídica, informó su Consejo Superior.

La autoridad académica admitió que le ha llegado una propuesta de reforma de Estatuto General amplia y largamente deliberada; “fue madurada fuera de su seno, con la participación de algunos de sus miembros”, agregó.

El Consejo indicó que ha tomado las decisiones sobre las normas del Estatuto General según su propio criterio, de acuerdo con sus reglamentos y reglas.

En la tarde de este miércoles, expidió la siguiente declaración:

ASUNTO: DEBATE PROPUESTA DE MODIFICACIÓN AL ESTATUTO GENERAL DE LA UNIVERSIDAD

El ejercicio de la democracia deliberativa supone la existencia de espacios de encuentro de diversas corrientes de opinión, a los que concurren personas de diversa proveniencia, que valen por las razones que exponen.

Ciertamente en toda organización se da una pluralidad de intereses que la cimentan en la medida en la que guarden un equilibrio estable. Las razones han de traducir esos intereses y la discusión ha de moldearlos para el provecho colectivo.

Esa es justamente la labor que entiende ha de cumplir el Consejo Superior que, como órgano rector de una institución pública de misión académica, debe velar porque al tiempo de propender a la realización de las aspiraciones de sus estamentos, ella no se sustraiga del triángulo Universidad – Gobierno – Sociedad.

Las decisiones argumentadas que se tomen en cualquiera de los órganos y autoridades académicas, son la expresión viva de la autonomía universitaria; su legitimidad está en el que se adopten por los canales  institucionales, previa audiencia de la comunidad universitaria y libre de demostraciones de fuerza y de despliegues de presión.

No se desconoce el derecho a la protesta, al paro, frente a actuaciones arbitrarias, o como mecanismo de lucha sindical por intereses económicos. Pero juzgamos inadecuado su ejercicio para hacer prevalecer unos argumentos sobre otros, siendo razonables los unos como los otros. La controversia dentro del Consejo Superior ha de ser libre, entre Consejeros en condiciones de igualdad. La opinión de alguno no puede prevalecer ya porque sea vocera del Gobierno, porque sea la voz de los egresados o de los gremios de producción; tampoco, el papel de principales que tienen los estamentos pueden erigirlos en ser quienes dicten la política universitaria.

Al Consejo Superior le ha llegado una propuesta de reforma de Estatuto General amplia y largamente deliberada; fue madurada fuera de su seno, con la participación de algunos de sus miembros. Y el Consejo, en el que también tiene cabida la democracia deliberativa, según su propio criterio, según sus reglamentos y reglas, ha tomado las decisiones sobre las normas del Estatuto General.

El Consejo Superior ha terminado de discutir las propuestas de reforma del Estatuto General, quedando pendiente la revisión técnica jurídica y la elaboración del texto final, sin perjuicio de lo dispuesto en el comunicado de esta misma corporación del día 10 de julio de 2017, según el cual “la aprobación estuvo condicionada a abrir nuevamente la discusión, en las sesiones posteriores, de cualquier artículo que así lo ameritara, por solicitud de los Consejeros”.

Con atención,

CONSEJO SUPERIOR

Universidad de Caldas