4 razones claves por las que debes tener redes sociales

Edith Gómez

Internet se ha convertido en uno de las columnas que han sostenido esta generación. Hacemos negocios en esta intrincada web de comunicaciones, nos mantenemos informados e incluso adquirimos productos tan simples que en otras épocas nos habría costado imaginar que sería de esta manera.

Con respecto a las Redes Sociales se podría decir que ocurrió diferente, su crecimiento fue más drástico y un montón de gente se volcó a ellas entendiendo su potencial para múltiples tareas. Sin embargo hay personas que aún se niegan a dar el salto hacia la modernidad porque quizá no han tomado para sí la importancia de las mismas, sino que lo ven como algo lejano con lo que no comulgan. Si este es tu caso, podrás ver la realidad un poco más completa en este listado con las ventajas y desventajas de las RRSS.

Siendo honestos, cuando sabemos utilizar las redes sociales apropiadamente y con moderación, disfrutaremos de sus aportes positivos, a continuación encontrarás X razones por las cuales deberías tener RRSS.

1.- Conectarte: las redes sociales te conectan con otras personas a niveles insospechados. Se han escuchado historias hasta de familias rotas que se han reencontrado gracias a Facebook, gemelos que se enteran de sus existencias mutuas gracias a Instagram y más. Puede que no quieras que tus ex compañeros del bachillerato te busquen para averiguarte la vida, pero no tiene por qué ser así.

En internet se puede encontrar mucha información, pero con respecto a las redes sociales tú eres quien maneja qué es lo que compartes, aparte de tus configuraciones de privacidad. Si esto es muy importante para ti no lo dejes al azar, ni permitas que se convierta en  una razón para renunciar a ellas.

2.- Enterarte: puedes mantenerte informado haciendo uso de las herramientas que ofrecen las redes sociales a todos sus usuarios. Lo mejor de todo es que no tienes que estar pegado todo el día a tu dispositivo móvil sino que puedes dedicar algunos minutos al día o informarte acerca de lo que verdaderamente te importe activando las notificaciones de aquellas cuentas que de verdad te interesen.

Por otro lado, también puedes seguir los temas que más llamen tu atención creando listas en Twitter. En ellas puedes agrupar a los que sigues por categorías que tú mismo nombras. Crea listas de deportes, de noticias financieras, de farándula, de humor, de familia, de lo que te provoque y luego puedes revisar la categoría que más te interese en ese momento sin perder tiempo.

3.- Promocionarte: si tienes un negocio o brindas servicios profesionales, las redes sociales son un aliado seguro para ti. A través de ellas tienes la posibilidad de llegarle a un público extremadamente amplio o incluso de hacerte publicidad en ese segmento específico del mercado al cual quieres apuntar.

Por otro lado, tienes una infinidad de opciones para este fin, dependiendo de lo que desees puedes encontrar tu alternativa perfecta en las herramientas que ofrecen las redes sociales que se encuentran en el mercado. Según Gananci, Instagram ya es considerada estandarte de la publicidad moderna y Snapchat también está metido en la pelea.

Si no eres dueño de un negocio también puedes promocionarte como profesional en LinkedIn, una red que cuenta con más de 500 millones de miembros en todo el mundo que hacen uso de ella como una manera de conectarse con colegas, potenciales empleadores, aparte de mostrar sus logros profesionales.

4.- Entretenerte: con lo rápido que se mueven nuestras vidas a veces un pequeño respiro puede hacer la diferencia y con las redes sociales lo tienes al alcance de tu mano. No estoy justificando la procrastinación o la hipoproductividad, todo lo contrario. Creo fervientemente en que somos más productivos y rendimos mejor cuando nuestra mente está despejada.

Las redes sociales también pueden darnos una ayuda en este tema, en ellas puedes encontrar entretenimiento de calidad y a la carta. Seguramente reír a carcajadas luego de una junta y antes de volver a tu escritorio liberará un poco el estrés acumulado antes de seguir con tu ritmo ganador.

Si lo que no te convence de las redes es que has visto como separa a las personas cuando se está compartiendo en grupo o lo adictivas que pueden llegar a ser, permíteme decirte que no tiene por qué pasarte. Es como si dijeras que no quieres comer porque has visto muchas personas obesas últimamente. Todo se trata de equilibrio y sin duda puedes obtener sus múltiples beneficios –sin caer en el vicio- si las usas equilibradamente.