FONTUR 2016
Nuevo Continente celebra 49 años de existencia radial

Jorge Eliécer Castellanos

Para el próximo sábado 15 de julio a partir de las 6 P.M., en la calle 63 Número 36-26 en Bogotá, sede principal de la Iglesia Cristiana El Pacto, se ha previsto llevar a cabo la celebración de los 49 años de existencia institucional de la Emisora ENC Radio -Emisora Nuevo Continente- con la realización de un gran concierto en el que participaran los salmistas Sara Borraez, La Reforma y Fabián Navarro.

La estación radial fue fundada con un excelso y armónico enfoque interdenominacional e integracionista en el año 1968 por los pastores Ignacio Guevara y Pat Robertson como parte de la reconocida Misión Panamericana de Colombia.

Fundamentalmente se ha ocupado, desde el comienzo de sus emisiones radiales a través de la frecuencia 1460 A.M., de producir y transmitir a través de las ondas hertzianas el mensaje cristiano e igualmente de la emisión de noticias e información cultural para toda la sabana de Bogotá y municipios circunvecinos. Actualmente, en la internet, cuenta con señal de alta definición y, a diario, recibe reportes de sintonía de lejanos lugares del planeta.

Se dedica a la emisión, producción de programas y servicio de publicidad, brindando apoyo a la iglesia cristiana colombiana en su tarea de desarrollar la denominada gran comisión que consiste en llevar el mensaje de salvación de Jesús de Nazaret.

Entre los programas de mayor sintonía por parte de sus oyentes, entre otros, se cuentan: Desafiando tu Vida, Llamada de Media Noche, Impacto, Estudio Vida, Cruzada, La Biblia Dice y Visión para vivir.

INMEMORIAN

Se recuerda que su fundador, el evangelista Ignacio Guevara Vásquez, nació el 20 de enero de 1914, en el municipio carbonífero de Guachetá,  Departamento de Cundinamarca, en el hogar católico de Alcides Guevara, descendiente de españoles y Elena Vásquez, perteneciente a una familia de la región. En su juventud decidió marchar a Bogotá. Con decisión irrefrenable se dice que cambió una buena cama, la comida abundante y el amor de una tierna madre por el gélido cemento e indiferencia pavorosa de los moradores de la capital colombiana cuando transcurrían los años veinte.

Su condición fue de gamín, titulo de discriminación social que adoptaba con sinceridad pasmosa. Duro sufriendo un lustro la fatiga provocada por el deambular con hambre en la sabana capitalina.

Justamente, a los dieciséis años, extenuado de pernoctar a la intemperie en cualquier oscura calle, toma la determinación de presentarse a las oficinas del ejército con el objeto de prestar el servicio militar, institución en la cual asciende hasta el grado de cabo. Posteriormente ingresa a la Armada Nacional y logra destacarse como marino aventajado. En las zonas hostiles del Putumayo, padece la malaria. Después de su paso por la Armada, se alista en la Policía Nacional y allí labora durante otro lustro.

Empero, sus existenciales angustias prosiguen interiorizándose. Busca respuestas en todo género de literatura ocultista y en obras que silenciosamente lo sumergen en la depresión. En tal virtud alcanzó a estimar el suicido como salida de la crisis.

Sus amigos cuentan que en la época en que pasaba por unos de los tiempos más desesperantes de su vida, fue trasladado por la Policía a Garagoa, Boyacá, haciendo parte del grupo de oficiales que protegían a una pareja de misioneros estadounidenses de nombres James y Rheta Holden, víctimas de un atentado.

Igualmente denotan que una noche de verano de junio de 1940, arrodillado en la cocina de los misioneros Holden, Guevara decide entregar su vida a Cristo, corriendo de sus ojos lágrimas ya no de angustia sino de convicción y arrepentimiento. Así fue su paso de las tinieblas a la luz.

Ulteriormente abandona sus labores en la Policía Nacional y entrega su vida al servicio de Aquel que lo salvó. Vale anotar que el once de noviembre de 1947, contrae matrimonio con la misionera estadounidense Harriet Anderson, de cuya unión nacieron cinco hijos: Peggy, Becky, Jonathan, Sandra y Roberto.

“En el año 1948 con pocos meses de casado, el Altísimo protegió a los esposos Guevara de ser asesinados en Garagoa, debido al auge de la violencia política y religiosa que el país soportó por doce años”, dicen sus allegados.

Retorna a la primera ciudad colombiana para proseguir con el programa radial “Conozca”, espacio que había iniciado por “Radio Cristal” en 1943, constituyéndose en el primer programa con mensaje cristiano que se difundía en el territorio nacional. A través de este programa, nace en el barrio Ingles al sur de Bogotá, la iglesia El Calvario, hoy filial de la Misión Interamericana, la cual presidió hasta 1955. A renglón seguido, funda la iglesia conocida como de la “cuarta” en la carrera cuarta con calle sexta.

En 1956 da comienzo a celebraciones evangelisticas en el barrio Centenario. Para el año 1958 la iglesia se traslada a la carrera doce con calle octava, dando origen a la Misión Panamericana, de la cual es su fundador, misión que  cuenta hoy con más de cuatrocientas iglesias en Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Panamá y Venezuela.

El 7 de junio de 1972, Guevara Vásquez, pionero de la radio cristiana nacional, recibe de Pat Robertson, la emisora Nuevo Continente. Desde entonces, merced a su disposición, la frecuencia siempre ha estado al servicio de las iglesias, con el postulado de proclamar el mensaje del autor de los evangelios.

Establece la Fundación Social Jani, entidad de ayuda a la niñez en alto riesgo, promueve la vivienda, el estudio, y ofrece alimentación e instrucción bíblica a niños desamparados y a familias de limitados ingresos.

Como escritor, dejó a la posteridad memorables obras, entre ellas de trascendente nivel espiritual: Paria Solitario, Olivas Machacadas, El Amor en el Espíritu, Guerra de Intercesión Global, La Iglesia y sus Deberes, La Visión de Dios para la Iglesia, El Impacto del Evangelio en Tesalónica, Lo que no es el Primer Amor y El Estilo de Vida que Dios Quiere.

Vivió 97 años. Promovió la unidad de la iglesia, derramó abundantes lágrimas por los perdidos y realizó un fuerte llamado a una vida de integridad ministerial. Ese es, en esencia, su gran legado.

RENOVACION

En el año 2015, la emisora renovó su imagen corporativa y su estilo radiofónico, en aras de pregonar con énfasis valores y principios cristianos en la búsqueda de una mejor sociedad.

Su gerente, Juan de Jesús Sánchez, expresa que la mayoría de la programación es propia de las producciones de cada ministerio denominacional, las cuales varían entre 5 y 30 minutos.

Advierte que el único programa producido y presentado de forma ininterrumpida por los locutores por la emisora es Momentos de Gozo y Alabanza trasmitido diariamente de 21:00 a 21:55 h.

Comenta que para los sábados, en el horario de la mañana (8:15 a 10:30h), está la Franja Infantil destinados para los niños producidos por ministerios internacionales. Los domingos por su parte, hay trasmisiones en vivo de las celebraciones de las iglesias de Bogotá (10:00 a 12:30h).

Nuevo Continente se ha constituido a través de la historia en la meca de la divulgación del mensaje cristiano en Colombia y en el autorizado ente radiodifusor de aglutinamiento de todos los pregoneros de las buenas noticias del redentor del género humano. ¡En buena hora celebramos los 49 años y que vengan los 50 y muchos más…!

[email protected]