¡Aires de emperador!

Por John Sajje

Existe un vocablo proveniente de ‘chancha’ (Embuste, mentira, engaño. Incorporado en el Diccionario de Autoridades de 1729) y éste de ‘chanza’ (Dicho burlesco, festivo, y gracioso, a fin de recrear el ánimo u de ejercitar el ingenio. Que también fue incorporada por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1729). El cual determinaba a aquel que habitualmente hablaba en broma (como los pícaros) y era llamado ‘chancero’ (todavía en uso). De allí que para encontrar el origen del término chanza debemos dirigirnos al italiano, ya que derivó del vocablo “ciancia” de idéntico significado. Al italiano llegó desde el germánico “zänseln” utilizado para referirse a aquel que habla con familiaridad. Pues bien ellos etimológicamente lo crearon y nosotros físicamente lo recreamos de viva voz.

Digamos inicialmente que el voto es un derecho y no es obligatorio justamente porque se convertiría en un deber. Recordemos, además,  que Gobierno, viene del griego “Kubernein” que significa “pilotar un barco”, razón que, en virtud de un voto como instrumento democrático, el ciudadano delega, en aquel que considera más apropiado, su posición política. Como mandante, es decirle a alguien que le haga un “mandado” y por ello  le llama mandatario. A veces ese mandatario abusa de las disfuncionalidades del poder, generando buropatologías como los intereses de grupo, la rigidez del capataz, la dictadura del poder o el abuso de él sobre los subalternos; pensando que el pueblo le dio en las urnas una patente de corso para arrasar a tumba abierta la democracia y convertirse en un dictadorzuelo. Olvidando que la idea es hacer de su ciudad una urbe inteligente, donde sus habitantes la gobiernen y él solo sea un interlocutor válido, ya que ahí radica la gobernabilidad.

En el 2009 el Presidente Obama definió un gobierno abierto como aquel que tiene tres pilares esenciales: transparencia, colaboración y participación. La transparencia que obliga a llevar a cabo una fiscalización real de las cuentas de la administración ante la ciudadanía, permitiendo el acceso, uso y reutilización de los datos generados. Colaboración, cuando los gobiernos escuchan de manera real a sus ciudadanos y trabaja en conjunto con ellos y participación  cuando se entiende que el ciudadano siente el poder real para cambiar la situación política y económica en la que vive, mediante la participación activa en la ordenación de las políticas locales y públicas. Es por eso que para un mandatario la confianza sea muy difícil ganarla, pero muy fácil perderla y muy laborioso rescatarla.

Jerry Brown

Leía con orgullo la defensa apasionada del Gobernador de California Jerry Brown por el medio ambiente cuando decía:” “Esto no es por mí, yo voy a estar muerto. Es por vosotros. Y es muy real” y la contrastaba con otras afirmaciones locales desafortunadas y  vergonzosas, entonces sentí pena.

Existe un algo que es definido como circunstancia, momento o medio oportunos para realizar o conseguir algo, pero ese algo no debe ser un eslogan o eufemismo. Lo real es que un gobierno abierto, viva en constante conversación con sus ciudadanos, que no  los persigue; oye lo que ellos tienen que decir, toma decisiones basadas en las necesidades y preferencias; porque la idea es transparentar la información  y la administración publica en todos sus niveles.  Ocurrió con el primer emperador romano quien en su loca ambición gobernó de la  mano de Mecenas, quien  le costeó un ejército para enfrentar a Marco Antonio. Desde entonces se dice que algunos mandatarios buscan el músculo financiero paras servir a sus intereses e ir por la de él-como se dice coloquialmente-

Y ocurre, porque esos  gobernantes piensan en la minoría de edad democrática de sus conciudadanos, los amarra a un tamal, una olla o un mercado y olvidan que representan a una inteligencia colectiva y que las decisiones deben ser consensuadas, porque  quizás en los  concejos no estén los mejores sino los más ambiciosos y  se haga necesario “tirar línea”

Huelga decir que las redes sociales se han convertido en un gran aliado de los ciudadanos y allí se debe plantear el conflicto contra los mandatarios emperadorzuelos. Porque la información ya no es un privilegio de los sectores de poder ¡Las redes sociales congregan y no aplazan! Existen decisiones de tipo político que deben ser consideradas por la ciudadanía cuando sus líderes son los principales detractores del medio ambiente. Un gestor político debe ponderar las sensibilidades de sus ciudadanos de manera imparcial, objetiva y profesional acorde con el mandato entregado. Tomar partido en torno de los financieramente más pudientes es ir en contravía de los intereses ciudadanos, en aras de intereses ocultos.

Etimológicamente la palabra es Chanchullo. Y hace referencia a aquel acto ilícito que se hace con intención de conseguir un fin, habitualmente lucrativo, como hacer algún tipo de negocio algo turbio. El término chanchullo aparece por primera vez en el Diccionario de la Rae de 1853 dándole la acepción de “acción de mal género hecho de oculto, estafa y robo”.

A propósito ¿conoce usted, en su comunidad, de un chanchullo en ciernes en nombre de la democracia y con nombre pulcro? O mejor ¿reconoce el olor del chanchullo?