FONTUR 2016
Urán mantiene la misma diferencia y posición, Quintana perdió tiempo en el Tour de Francia

 

Bogotá, 16 de julio_ RAM_ El holandés Bauke Mollema logró hoy el triunfo en la decimoquinta etapa del Tour de Francia, mientras que el británico Chris Froome, que salvó un susto, conservó el maillot amarillo y el colombiano Nairo Quintana perdió más de 10 minutos.

El ciclista del Sky sufrió un problema mecánico en el mismo momento en el que el equipo AG2R del francés Romain Bardet, tercero de la general, había acelerado el ritmo, por lo que perdió hasta un minuto con el grupo de los favoritos.

Pero gracias a la ayuda del español Mikel Nieve, en un primer momento, y posteriormente de Mikel Landa, que le esperó desde el grupo de arriba, logró enlazar con el pelotón.

Todos los favoritos ganaron juntos la línea de meta menos Quintana, que vuelve a alejarse de la cabeza y ahora ocupa el puesto 11 en la clasificación general.

El irlandés Daniel Martin atacó en el descenso del último puerto y logró una renta de unos 12 segundos que le permitieron arrebatar la quinta plaza de la general a Landa.

Mollema, compañero de equipo de Alberto Contador, culminó una larga escapada en la etapa entre Laissac y Le-Puy-en-Velay y entró en solitario en la meta, por delante de un grupo de cuatro ciclistas encabezados por el italiano Diego Ulissi.

Habitual jefe de filas de sus equipos, undécimo el año pasado de la general y sexto en 2013, Mollema, de 30 años, consiguió su mejor triunfo en el año en el que llegaba como gregario de Contador.

El corredor Bauke Mollema se impuso en la etapa 15 del Tour de Francia, sobre 189,5 kilómetros, mientras que el británico Chris Froome sigue de líder y los colombianos Rigoberto Urán, continúa de cuarto, y Nairo Quintana cedió más de dos minutos en la jornada con los favoritos al título.

Froome tuvo un pinchazo en el premio de montaña de primera categoría, cuando el Ag2r, el equipo de Romain Bardet, llevaba el lote con buen ritmo. El líder del Sky llegó a perder 48 segundos, pero con la ayuda, primero del colombiano Sergio Henao y, luego, de Mikel Nieve y Landa, llegó al grupo y conservó llegó la calma.

En esa subida, Quintana perdió la rueda, se quedó y no pudo volver a conectar. Carlos Betancur le dio una mano, pero fue imposible, el boyacense volvió a ratificar que sus fuerzas no son las mismas de carreras anteriores y llegó a la meta dos minutos después del lote Froome.

Mollema, del equipo Trek, fue el mejor en la fracción de este domingo disputada entre Laissac-Sévérac l’église y Le Puy-en-Velay, que se caracterizó por una larga escapada en la que se involucraron 28 corredores, quienes fueron los grandes protagonistas del día.

Grandes nombres hicieron parte de la escapada, entre ellos, Tony Martin, Thibaut Pinot, Diego Ulissi, Michael Matthews, Thomas De Gendt, Jan Bakelants, Tony Gallopin, Nicolas Roche, Romain Sicard, Bauke Mollema, Warren Barguil, quienes llegarona tener una diferencia de más de siete minutos al grupo del líder Froome.

El Tour de Francia tendrá este lunes su segundo día de descanso y la competencia se reanudará el martes con la jornada entre Le Puy-en-Velay y Romans-sur-Isère, de 165 kilómetros, con dos premios de montaña, uno de tercera categoría y otro de cuarta, este último en el kilómetro 65.

Mollema vence

La carretera de Le Puy-en-Velay puso a los corredores del Tour en un estado de ánimo de conquista, lo que dio lugar a la formación de un gran grupo de escapados de 28 corredores después de 60 kilómetros. Entre ellos, Warren Barguil continuó tejiendo su jersey de lunares. Por su parte, Tony Martin trató de repetir una fuga victoriosa, pero finalmente Bauke Mollema ganó la partida, dejando a sus compañeros para imponerse en solitario en la línea de meta después de 25 kilómetros al máximo. El holandés, que ya ganó en la Vuelta en 2013, en Burgos, y que vivió su caída en la clasificación general dos veces en la última semana del Tour… descubre ahora la alegría de la victoria. En el grupo de favoritos, Chris Froome tuvo un susto en la subida a Peyra, pero el problema mecánico que le retrasó no le impidío recuperar su posición. Conserva el liderato en la general, con 18″ por delante de Fabio Aru, y 23” sobre Romain Bardet, antes del segundo día de descanso. El podio más apretado de la historia del Tour.

Wellens abandona

El pelotón se presenta al completo después de la llegada de Rodez y reanuda la carrera con 176 corredores, pero rápidamente pierde a Tim Wellens, que había llegado enfermo en último lugar el día anterior. Robert Kiserlovski (Katusha) da un golpe en el primer kilómetro y se lleva consigo a Damiano Caruso (BMC), Serge Pauwels (Dimension Data), Marcus Burghardt (Bora Hansgrohe), Tony Martin (Katusha), Marcel Sieberg (Lotto Soudal), Warren Barguil (Sunweb), Luis Ángel Maté (Cofidis), Dylan van Baarle (Cannondale) y Tsgabu Grmay (Bahrain-Merida). En la subida a Naves d’Aubrac, el ritmo impuesto por el jersey de lunares distancia a todos menos a Pauwels y Caruso, y excluye especialmente a Burghardt y Sieberg.

28 corredores en la escapada 

Por detrás se produce un contrataque numeroso que se forma en varios tiempos durante el primer ascenso. La formación final se completa gradualmente hasta unificarse en el km 60 con Bakelants (AG2R), Mollema (Trek), Caruso, de Marchi, Moinard Roche (BMC) , Durasek, Ulissi (Emirates Team), Pinot (FDJ), Pauwels (Dimension Data), T.Martin, Kiserlovski, Lammertink (Katusha), Benoot, De Gendt, Gallopin (Lotto Soudal) Barguil, Matthews, Geschke (Sunweb) Maté, Navarro (Cofidis), Roglic (Lotto-Jumbo) Calmejane, Sicard (Direct Energy), Van Tilburg (Cannondale), Grmay (Bahrein), Hardy y Périchon (Fortuneo). Entre ellos, Matthews aprovecha la ausencia de Kittel para disputar el sprint intermedio (km 96) y recortar algunos puntos. 

Martin ataca en solitario 

La escapada controlada por el equipo Sky alcanza los 7’15 ” a 75 kilómetros de la meta. Pero a 66 km de Le Puy, Tony Martin decide marcharse del grupo de 27 escapados, de forma similar a la que le llevó a la victoria en Mulhouse, en el Tour de 2014. Su ventaja, que alcanza los 9 minutos, llega a su fin a 3 km de la cima en las rampas casi verticales del Peyra. En ese mismo momento, dos kilómetros más abajo, Chris Froome sufre un problema mecánico que le retrasa del grupo de favoritos, donde los corredores del AG2R ya habían apretado el ritmo. El maillot amarillo consigue conectar con sus rivales al final de la ascensión, un grupo que incluye a los diez primeros de la carrera, excepto Nairo Quintana, que se descolgó en la subida.

Dan Martin, quinto en la general 

Tras el Col de Peyra Taillade, donde Warren Barguil pasa en cabeza seguido de cerca por Pauwels y Gallopin, el grupo aumenta en efectivos con el regreso de Mollema, Caruso, Ulissi, Pinot, Benoot y Roglic. A 25 km de la meta es el turno de Bauke Mollema de probar suerte solo. Alcanza una ventaja de 40”, que luego se reduce a 20” en la parte superior de la Côte de Saint-Vidal (km 176,5). Pero Barguil, Roglic, Ulissi, Gallopin no se ponen lo suficientemente de acuerdo como para recortar la diferencia. El holandés se pedalea con decisión en los últimos kilómetros para ganar en en solitario. En el grupo de favoritos, Dan Martin se escapa en la parte final y consigue la quinta posición de la general

“La cabeza manda, pero las piernas no responden”: Nairo Quintana

El ciclista colombiano bajó este domingo a la undécima posición de la clasificación general del Tour de Francia. Ahora está a 6 minutos y 16 segundos de Chris Froome.

En la clasificación general, tras la etapa 15, Nairo Quintana bajó del octavo al undécimo puesto, quedando fuera de los diez primeros, a 6 minutos y 16 segundos de Froome.

El jefe de filas del Movistar mostró su decepción por haber perdido más de 4 minutos en la decimoquinta etapa del Tour de Francia con respecto a los favoritos y todas su opciones de acabar en el podio de la ronda gala.

“Fue una etapa dura, no sigo recuperando. Me he quedado e iremos día tras día. Seguimos luchando, avanzando para adelante sin rendirnos”, señaló el líder del Movistar.

Quintana aseguró que “es la cabeza la que manda pero cuando las piernas no responden, no responden”. “Vamos a seguir luchando a ver qué sale”, agregó el colombiano, que este año también disputó el Giro de Italia.