FONTUR 2016
“Rey del cinismo’”

Por: mario arias gómez

El mayor depredador de los tres últimos lustros del país, como perro que vuelve a su vómito, verde de la ira, anunció -con aire de venganza- que acusará al Contralor por el daño “reputacional” (sic) infligido, al impugnar 103 de las 1.500 hectáreas que conforman el Ubérrimo, que para risa dice explota con “sentido social”, acumulación que corrió a absolver, Jorge E. Vélez -en clara colusión entre el innombrable y Vargas Lleras- su carnal, con base a la ley 160/1994, con olvido del art. 37 (ley 135/1961) e inciso 8° del art. 13 (ley 30/1988).

Fundo en cuyos entornos floreció, fortuita y sincrónicamente, el paramilitarismo, que la somnolienta CSJ, investiga a paso de tortuga, pesquisa que no da con la cabeza de la víbora, sino con subalternos “perseguidos”, como López Cabrales, Miguel de la Espriella, William y Reginaldo Montes, José de los Santos Negrete y otros signatarios del Acuerdo de Santa Fe de Ralito, congresistas a los que su mentor -disparándose a los pies- invitó a votar antes que los detuvieran. Acuerdo qué con espíritu filantrópico -al decir de Eleonora Pineda y Rocío Arias- iban a “refundar la patria”. Cuerda compuesta por seis ex congresistas, dos ex gobernadores, cinco ex alcaldes, siete líderes regionales y cuatro ex jefes paras.

Alianza replicada en buena parte de la República con Carlos y Vicente Castaño, Mancuso, Marenco, Fierro, ‘Don Antonio’, ‘Visaje’, ‘Cadena’, ‘El Negrito Osorio’, ‘el Canoso’, ‘Don Berna’, ‘Job’, ‘Martín Llanos, ‘Cuchillo’, etc., etc., y Enilse López -La Gata-, Zulema Jattin, Julio Manzur, Armando Benedetti, Musa Abraham Besaile, Nora M. García, Martín E. Morales, Daira De Jesús Galvis, Antonio del Cristo Guerra de la E. y muchos más. Política de “limpieza” que incluyó masacres; homicidios en persona protegida; asesinatos selectivos de obreros, campesinos; desaparición de profesores, estudiantes y sindicalistas (U. de Córdoba). Aquelarres necrófilos y vindictas póstumas sucedidas por canallescas y hepáticas razones, ligadas a una deshumanizada, insensible y sangrienta estrategia, enseñoreada a sangre y fuego por una variopinta jauría de malandros, afines a la tenebrosa “Seguridad Democrática”.

Operación en la que resaltó Mario Uribe, cofundador con el inescrupuloso primo del Partido Colombia Democrática, quién en la búsqueda de una Fiscalía dócil renunció al Senado, cálculo fallido, pues le dictó orden de captura el 22 de abril/2008 por los señalamientos de “Pitirri” y otros. En la búsqueda de evadir la justicia, solicitó asilo en la Embajada de Costa Rica, el cual le fue negado.

Irritantes temas sobre los cuales habló -in extenso-, sin pelos en la lengua, el embajador, Myles Frechette. Veamos: Visité al exgobernador para preguntarle sobre sus ‘presuntos’ vínculos con el narcotráfico, según informe de la Agencia de I. de la Defensa de EEUU (DIA), del 23 de septiembre/1991, que lo relacionó con un supuesto vínculo con el Cartel de Medellín, según archivos desclasificados dados a conocer (2007) por la fundación National Security Archives. En su página 82 aparece el innombrable, antecedido de la apostilla: “amigo personal y cercano del jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar”. Siguió Frechette: “tras sus espejuelos (de seminarista) me respondió -tajantemente- el muy tranquilo, que eso no era así”. Aseguró que desde entonces advirtió lo que “pudieron ser los primeros casos de los falsos positivos”.

Agregó: Le expresé la inconformidad de mi gobierno con el nombramiento de César Villegas, -otro ‘buen muchacho’-, quien estuvo preso por enriquecimiento ilícito y “testaferrato” vinculado al narcotráfico, acusado de otorgar licencias de funcionamiento a buena parte de la flota aérea de los narcotraficantes cuando fue director de la Aero-Civil. Arguyó: “lo nombré porque era el ‘único’ civil experto en aeronáutica en esos momentos en Colombia”. Intentó torpemente lavarse las manos con este engaña-bobos: “Es que yo, antes de nombrarlo, no sabía de eso o que pudiera ser un torcido”. Muchos me dijeron –prosiguió-: “No le tenga mucha confianza a ese señor, es un tipo ligado con los narcos, que apoya a los paramilitares”. “Época en la que me hablaban pestes de él”.

¿Qué opinión tiene hoy del innombrable santo? Hizo esta textual y rigurosa radiografía: “Muy frustrante, es una persona muy diferente a la que pensaba. No es democrático, no tiene mucho respeto, ni por lo judicial ni por el Congreso, es una persona autoritaria y muy populista, en muchos sentidos muy parecido a Chávez”, Sobre los falsos positivos, remató: “…tipos muertos que aparecían ensangrentados y los uniformes tenían sangre, pero no huecos. No se necesita ser Einstein para entender lo que ocurría”. Testifica la embajada con la más fidedigna y pujante inteligencia del mundo.

Sin agua en la boca, sin rodeos, sin tapujos, añadió: “Le dije: eso de las Convivir, no nos convence. Me explicó: ‘es que no van a cargar armas’, serán personas de la región que estarán vigilando los bosques e informarán por radio que hay personas desconocidas en esos lugares’. No niego que me comí el cuento. Con el pasar del tiempo me di cuenta de que era un señor extremamente hábil, muy creyente de los paramilitares”.

Sobre el auge paramilitar opinó: “Por supuesto el expresidente tuvo que ver, pues las Convivir fueron la raíz de lo que después se convirtió en un enorme problema. Cuando se dio cuenta de que los gringos estaban oliéndose (el tocino) todo, hizo el desarme de los paramilitares. Un desarme completamente chimbo. Había unidades completas que nunca habían sido Convivir, ni nada de esas cosas. Washington se quedó dormido”. Concluyó: “El desarme no me convenció, pues esa cantidad (pilón) de armas, dejadas por los paramilitares, habían sido nuevas cuando Napoleón fue Emperador de Francia. “A otro perro con ese hueso”. http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/colombia-es/article1972011.html

Deja sin habla el capítulo de los atractivos incentivos para delatores y entrega de subversivos, vivos o muertos, lo que derivó en falsos positivos, delitos de lesa humanidad; la Yidispolítica; las 76 notarías conexas a la reelección; “Agro ‘Robo’ Seguro”; títulos mineros (9780) a particulares. Los Nules tan próximos al régimen. Los extendidos contratos petroleros (26), Caño Limón, gas de la Guajira, etc., que debieron revertir a Ecopetrol, en los que la nación – según la UIS- dejó de percibir 36 billones de pesos, según estudios compartidos por las reflexiones del profesor Oscar Vanegas, tipificados como “traición a la patria”.  //www.usofrenteobrero.org/index.php/actualidad/boletin-de-junta/406-extension-de-los-contratos-petroleros-cano-limon.

Mientras los países vecinos procesaron a sus amos coimeros, saqueadores y venales: Brasil a Lula, Dilma y Collor de Melo; Perú a Toledo y Humala; Paraguay a Fernando Lugo; Salvador a Elías A. Saca; Honduras a Rafael Callejas, Panamá a Martinelli y Manuel Noriega; Guatemala a la dupla Pérez Molina-Roxana Baldetti, ex vicepresidenta; Ecuador a Bucarán por loco; Venezuela a Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi; Argentina a Videla, Galtieri, Menen, De la Rúa se vio obligado a renunciar; Bolivia a García Meza, en Colombia, el agache, ni una medida disuasiva, ni sanción social para Samper, ni para el “presunto” chuzador a la CSJ, a periodistas y opositores, para quien llamó al presidente de la Corte (Valencia) para “averiguar” por el primo encartado, para el responsable político de la adjudicación de la Ruta (2) del sol; de Reficar con sus US$ 4 mil millones de sobrecostos; ni para quien entregó el DAS a los paramilitares que asesinaron sindicalistas, líderes sociales y ambientalistas.

Hace falta ser muy bobo, o tonto, para no darse cuenta de tanto embuste, fraude, manipulación perpetrado por el ominoso nuevo “Liberador de la Patria”.

Bogotá, mayo 17 de 2017

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/