12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Mi sonrisa la alimenta una flor para mascar”

2 de mayo de 2017
2 de mayo de 2017

Entrevista de Pantalla & Dial:  HAROLD

Me embarga la tristeza y dolor, ha partido el más grande de los años sesenta, Harold hasta siempre.

Imagen El País

 Homenaje póstumo

Edgad Hozzman
Londonderry New Hampshire 05-  -012

En mayo de 2012 el periodista Édgard Hozzman le hizo una entrevista a la estrella de la Nueva Ola en Colombia, Harold Orozco. En esta fecha luctuosa la reproducimos como un homenaje póstumo al artista.

El hijo de doña Alba y don Malekadel, sobrino de don Tazo y primo de Nertha, Addalivar, Darger, Estrellaled, Russo y Raquelli, se recupera del susto que le diera el corazón hace unas semanas.

A través de la W se dio cuenta de su inmensa popularidad que aún conserva el primer exponente de la Nueva Ola en Colombia. Sus mejillas se llenaron de lágrimas de emoción y recordaba aspectos de sus 45 años de vida artística cantándole al amor, a la vida y a la paz.

Harold Orozco Rengifo, el caleño nacido el 16 de febrero de 1947, revolucionó la canción en el país. Cantó desde balada hasta salsa.  Abrió escenarios. Probó sonidos. Le dio experiencia musical a miles de personas y su voz acompañó a centenares de comerciales.

De esa figura morena, de pequeños ojos y amplia sonrisa hay un compositor, cantante, productor, escritor, aventurero, creador, padre, hermano, amigo, inspirador e inquieto personaje humilde, pero que le ha entregado su vida a la música en Colombia.

Dicen que los nombres de sus familiares son casi impronunciables y sin tocayo. ¿Por eso nunca les dedicó una canción?
–Si, les dediqué la canción Tu nombre me sabe a hierba.

¿Todavía canta “En tu pelo” de Javier Solís o eran arrebatos de su juventud?
–Se la canto a mi señora cuando me toca peinarla.

¿Se identifica con Destino a la ciudad o con Busque el gato?
–Con ambas, aunque el único gato que he encontrado es el del carro.

¿Por qué el corazón se cansa cuando más está prodigando amor?
–Con el amor no se cansa, sólo se fatiga.

¿Cómo será cantarle a la paz en Colombia?
–Con un hermoso coro integrado por nuestros tataranietos.

¿Si le pidieran un jingle par la campaña de paz, cual seria el mensaje?
–El mensaje seria «Cuando digamos la verdad quedamos en paz»

¿Después de su ataque al corazón, le faltaron mensajes de amigos o le llegaron demasiados?
–Me llegaron tantos que casi me vuelve a dar un ataque de la emoción. Mil gracias a todos por sus manifestaciones de cariño y aprecio, la verdad que me han dado mucha fuerza para seguir luchando.

¿Cuántas canciones compuestas por usted quedan por grabar?
–Más de cuarenta y espero que sean muchas más.

¿Duerme aún con la guitarra al lado?
–Tengo una nueva en el estudio y duermo al lado de una vieja.

¿Aún se acuerda de esa noche en que cantó en la Hora Philips, siendo el primer colombiano en cantar temas de la nueva ola? ¿Se atortoló?
–Me atortolé tanto que creo me quedó una afección cardiaca.

Son casi 50 años cantando en grandes  escenarios. ¿Le falta aún el recital de su vida?
–Error, son cuarenta y pico y espero que el recital de mi vida sea el último.

¿Ha llorado últimamente? ¿Por qué?
–Si, sobre todo me entristece mucho el maltrato a los niños.

¿Cuántos amores ha tenido Harold?
–«Auxilio» María.

¿Qué tema le cantaría a Dios?
–Me encantaría cantarle uno escrito por mí.

¿Vive con la sonrisa a flor de piel?
–Mi sonrisa la alimenta una flor para mascar.

¿Cuántos amores quedaron en las famosas giras Milo a gogó?
–Miles porque el amor de mis fans ha sido múltiple.

¿Cómo ve a las nuevas generaciones de cantantes?
–Escasa de oportunidades infortunadamente, por eso hay mucho talento escondido.

¿Para dónde va la música?
–En estos momentos no va. Está estacionada en lo fácil de digerir.

¿Qué le pide a su corazón?
–Que siga manejando la sensibilidad de siempre, que sea leal y no me falle.