19 de febrero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La importación de más de 23 mil toneladas de barras de acero de China y Turquía pone en riesgo la sismo resistencia de las construcciones

24 de mayo de 2017
24 de mayo de 2017
ALERTA EN EL MERCADO POR ACERO SIN ESPECIFICACIONES TÉCNICAS
  • Para la ANDI el uso de acero sin control de calidad pone en riesgo sismo resistencia en construcciones.
  • En el país hay varilla corrugada importada de China y de Turquía que no está certificada. En lo corrido de este año, se han importado más de 23 mil toneladas de este producto.
  • La Superintendencia de Industria y Comercio descubrió una fábrica ilegal de varilla corrugada en Facatativá.

Bogotá, mayo 25 de 2017. El Comité Colombiano de Productores de Acero de la ANDI alertó este miércoles sobre la importación de más de 23 mil toneladas de barras de acero aleadas provenientes de China y Turquía, que han venido ingresando al mercado nacional sin someterse a ningún control de calidad en la nacionalización, lo que pone en riesgo la sismo resistencia de las construcciones.
Tras la alerta emitida por el Comité, el ICONTEC aclaró a todas las plantas productoras, que el certificado de conformidad no cubre las barras aleadas. Por lo tanto, los constructores y ferreterías no deberían vender y utilizar estos materiales para construir en Colombia, ya que se podrían exponer a multas por hasta 1.200 millones de pesos, decomisos y a la salida de esta mercancía del mercado.
Para el presidente de la ANDI Bruce Mac Master, “la industria colombiana se ha preparado para entregar productos con especificaciones técnicas adecuadas, en esa medida es fundamental que el acero que se utilice sea éste, que demuestra calidad e idoneidad para ser usado con seguridad en las construcciones”.
Las alertas sobre el material que incumple con la normatividad no paran ahí, en días pasados, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), descubrió una fábrica ilegal de varilla corrugada en Facatativá que recicla barras de construcciones demolidas y las vendía como nuevas. En la visita se encontraron 18 toneladas de barra corrugada que no cumplía ningún estándar de calidad y ponía en peligro la vida de las personas, si se hubiera utilizado en una construcción.
Por esta razón, la SIC ya decretó la suspensión de su fabricación y comercialización, y le ordenó al establecimiento Distribuidora de Flejes, que recoja el producto.
“Lo que está pasando preocupa a la industria. Colombia es un país atípico en el mundo, pues el 85% de su población está concentrada en zonas de amenaza sísmica media y alta. La sismo resistencia del acero está directamente relacionada con su composición química y el proceso de su fabricación. La vida de las personas está en juego cuando no se usa acero de calidad. Por ello, es fundamental garantizar que este material cumpla todas las normas de sismo resistencia con rigurosidad, y se encuentre certificado”, concluye Camila Toro, Directora Ejecutiva del Comité Colombiano de Productores de Acero de la ANDI.