15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Voraz incendio en Salamina consume 10 casas y numerosos establecimientos comerciales

7 de abril de 2017
7 de abril de 2017

Así era la zona reducida a escombros anoche por un voraz incendio en Salamina.

Esto es todo lo que quedó de la céntrica calle comercial de la Ciudad Luz de Caldas.

Salamina, 07 de abril de 2017. Un voraz incendio en Salamina, un municipio de 30 mil habitantes con una hermosa arquitectura paisa, redujo a cenizas anoche diez casas y 19 negocios comerciales, sin víctimas humanas.

Salamina forma parte de la Red Turística de Pueblos Patrimonio de Colombia, por ser un bien de Interés Cultural de Carácter Nacional,  declarado en el año 2005.

El siniestro se presentó a tres cuadras de la Plaza de Bolívar, en las goteras de las Galerías, justo en frente de la sede de Ceres, donde estudian numerosos jóvenes de Salamina. «El lugar es muy céntrico y cercano a edificaciones muy importantes por lo que gracias a la labor bomberil, se logró  controlardo y no se produjeron otros daños mas graves», dijo un corresponsal de EJE 21 en esta población  localizada a dos horas en automóvil al norte de Manizales.

El fuego se registró a las 8 y 40 de la noche y tres horas después los bomberos lograron dominarlo parcialmente, gracias a refuerzos de sus pares vecinos de Aranzazu, La Merced y Pácora.

Las primeras averiguaciones indican que las llamas se originaron en corto circuito y convirtieron en un poderoso  factor de combustión edificaciones viejas construídas en bahareque y con instalaciones eléctricas obsoletas.

Aunque el fuego afectó construcciones en madera y materiales tradicionales, no tocó el patrimonio arquitectónico con influencia de la arquitectura francesa de mediados del siglo XIX, que se caracterizó por la mezcla de estilos que originó la tendencia eclecticismo historicista.

Salamina es un municipio de innegable vocación turística de Caldas por su conservada arquitectura del siglo XIX, con sus casas de más de 200 años, aun en pie, por su gastronomía, que aún conserva muchos platos típicos que se han perdido en la mayor parte de la región paisa. Y además de ser nombrado monumento nacional, Salamina también ha recibido muchos otros reconocimientos iguales o más importantes como, patrimonio universal de la humanidad por la UNESCO, gracias a sus paisajes cafeteros, junto con otros 48 municipios elegidos. Y además el año 2012, Salamina fue nombrado por el ministerio de turismo, como uno de los 10 pueblos patrimonio de Colombia, junto con otras poblaciones como Villa de Leyva, Mompox, Lorica, Santafé de Antioquia entre otros.

El sector afectado

Era una cuadra muy comercial donde había una mezcla de negocios comerciales en los que cotidianamente decenas de personas adquirían una gran variedad de insumos para satisfacer necesidades del hogar y de los quehaceres rutinarios.

A media noche el alcalde del municipio norteño, Germán Noreña, convocó a una reunión urgente a su gabinete para evaluar la situación y tomar medidas inmediatas que permitieran conjurar la emergencia, entre ellas la ayuda a los bomberos vecinos.

En una rápida sucesión de segundos, numerosos residentes lograron salvar algunas pertenencias, desafiando el riesgo potencial del fuego que se extendía a una velocidad de vértigo. «Fue una pelea brutal y desigual contra las llamas y logré salvar algunas cositas, pero lo más importante que nos pusimos a salvo mi mujer, mis hijos y yo», dijo un damnificado esta madrugada que esperaba la ayuda de la alcaldía.

Entre los establecimientos afectados figuran peluquerías, zapaterías, negocios de motos y un local de Su Suerte.

Néstor Jaime Cárdenas, uno de los propietarios de cuatro establecimientos comerciales, miraba anoche con impotencia cómo el fuego inclemente devoraba irremediablemente las propiedades que heredó de su familia en 1958, hoy reducidas a escombros.

Allí funcionaban una peluquería, un almacén de muebles y otros locales comerciales a los que diariamente ingresaban transeúntes para adquirir algunos bienes de consumo.

Testimonios

Luis Antonio Giraldo

Eso fue horrrible. Monstruoso. Creí que era el juicio final. No nos quedó más que rezarle a Dios para que todo el pueblo no quedara en llamas.

Teresa Ochoa:

Horrible. Horrible. Yo pasaba con mi mamá por ahí. Ibamos a dormir… De pronto vimos unas llamaradas que llegaba hasta el cielo. No se veía sino las llamas y cenizas por todas partes. Qué tragedia tan horrible.

Felipe Pérez

Qué puedo decirle. Tengo sesenta años y jamás había visto algo tan aterrador. Me acordé de midiosito y le pedí que no acabara con nuestro pueblito.