15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se agota tiempo para ministros «presidenciables»

17 de abril de 2017
17 de abril de 2017

EL NUEVO SIGLO

Crecen los rumores que entre esta y  la próxima  semana al menos dos ministros del gabinete de Santos con aspiraciones presidenciales dejarían el cargo con el fin de no inhabilitarse para los comicios del 2018.

En este sentido, la Reforma de Equilibrio de Poderes modificó el artículo 109 de la Constitución, estableciendo que no podrá ser elegido Presidente de la República, entre otras causales, el ciudadano que un año antes de la elección haya tenido la investidura de Vicepresidente o ejercido, entre varios cargos, el de Ministro.

Ello significa que los ministros con aspiraciones presidenciales se podrían quedar unas semanas más en el cargo, pues el plazo para renunciar y no inhabilitarse vence el próximo 26 de mayo, es decir, un año antes de la feche fijada para las elecciones presidenciales: el 27 de mayo de 2018.

Sin embargo por motivos de conveniencia  es más presentable renunciar ahora y no mantenerse hasta última hora. Lo que podría ser interpretado por los precandidatos presidenciales que ya hay en varios partidos políticos como una manera de sacarle hasta la última gota el ‘jugo’ al cargo.

A ello hay que sumarle que a pesar de que Germán Vargas Lleras se había podido quedar hasta el 26 de mayo como vicepresidente, con el fin de no inhabilitarse en su pretensión presidencial, optó por pasar su carta de renuncia al Senado el pasado 16 de marzo, la cual fue aceptada por esta Corporación el pasado 21 de este mismo mes.

El propio procurador General, Fernando Carrillo, hizo el 31 de enero pasado un llamado a los funcionarios con aspiraciones de participar en los comicios del próximo año a renunciar con el tiempo suficiente por motivos de la transparencia.

“En aras de garantizar la transparencia, la moralidad pública y la imparcialidad, los servidores del Estado deben adecuar su conducta a los más estrictos parámetros de comportamiento ético”, dijo el Procurador en un comunicado.

Añadió que “la Procuraduría llama a los servidores públicos que aspiren a ocupar cargos de elección popular y ostenten el ejercicio de la función pública, en todos los niveles y especialmente en el ámbito directivo de las entidades estatales, a separarse de sus cargos con la adecuada y suficiente antelación”.

Cristo

El ministro del gabinete que más ha sonado para dar un paso al costado para aspirar a la Presidencia de la República en 2018 es Juan Fernando Cristo, quien en la cartera del Interior ha sido un fiel escudero del presidente Santos desde el principio de su segundo mandato.

Cristo ha reconocido que tiene interés en postularse a la presidencia por el Partido Liberal. No obstante por obvias razones en razón de su cargo ha eludido hablar del tema para que no digan que está participando en política.

Hasta el momento, Cristo se ha limitado a decir que no ha tomado una decisión.

No obstante, la ‘presión’ para que Cristo Bustos resuelva ha provenido desde su propio Partido. El pasado 21 de marzo se conoció una carta que le envió un grupo de parlamentarios y dirigentes invitándolo a postularse a la jefatura de Estado por el papel clave que ha jugado en el Congreso en favor  del acuerdo de paz.

Los firmantes le piden a Cristo “que deje su cargo en el Gobierno” y que “sea la persona que en compañía de otros importantes copartidarios tomen la decisión de participar en las próximas elecciones presidenciales”.

Algunos consideran que difícilmente Santos dejaría partir a su Ministro del Interior en un momento en que el Gobierno sigue presentando al Parlamento proyectos de ley y de reforma constitucional para la implementación del acuerdo de paz.

No obstante vale tener en cuenta que Cristo ya cumplió con sacar adelante la nuez de la implementación, es decir, el acto legislativo que le dio vida a la Jurisdicción Especial para la Paz, que se encargará de aplicar justicia a los actores del conflicto que incurrieron en delitos graves, y la Ley de Amnistía.

En ese sentido si bien es cierto que falta que el Gobierno presente al Congreso cerca del 80% de las iniciativas para implementar el acuerdo, es claro que ya evacuó lo más urgente y de grueso calibre, por lo que la presencia de Cristo en la cartera del Interior, sin negar que es muy importante, no sería imprescindible.

El otro escenario que se presenta para Cristo tiene que ver con el análisis personal que haga sobre las posibilidades que tendría de derrotar en una consulta a los otros precandidatos que se presentarían en su Partido: el exnegociador Humberto de la Calle y los senadores Juan Manuel Galán y Viviane Morales; o si sería preferible mantenerse como ministro hasta el final del gobierno Santos.

López

De la ministra de Trabajo, Clara López, se asegura que renunciaría esta o la próxima semana.

López figuraba en la primera fila para ser la candidata presidencial del Polo en 2018, debido a los cerca de 2 millones de votos que consiguió en la primera vuelta al cargo en 2014, cuando también representó a esta colectividad.

Sin embargo su posible candidatura quedó con un signo de interrogación después de que el año pasado decidió a título personal, sin el respaldo del Polo, ingresar al gabinete de Santos, tras haberlo apoyado en la segunda vuelta de 2014 con el argumento que un segundo mandato de éste era la única posibilidad de mantener viva la negociación con las Farc en La Habana.

No obstante, bien temprano, en octubre de 2016, el senador Jorge Robledo le metió presión a López anunciando su precandidatura presidencial y pidiendo al Polo abrir inscripciones.

A primera vista se vio que de esta forma Robledo buscó empujar a López a tomar una decisión: quedarse como ministra o salir a competir con él la candidatura polista.

López no siguió el juego y se mantuvo en el cargo. Mientras tanto, las mayorías de Robledo en el Comité Ejecutivo de la colectividad se hicieron sentir al abrir las inscripciones para los aspirantes a la presidencia en 2018.

En enero pasado se cerraron las inscripciones y como Robledo era el único inscrito fue ratificado por el Comité Ejecutivo como el candidato.

Como se ve, López no la tiene fácil en el Polo si es que se decide a dejar el Ministerio. No obstante le queda la carta de jugarse a fondo en el próximo congreso del Partido para que la habilite como candidata y de esta forma disputar el aval con Robledo.

La otra opción que tiene la hoy Ministra es inscribirse por firmas y presentarse en las elecciones presidenciales.

Otros nombres

Se ha dicho que también los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y de Agricultura, Aurelio Iragorri, podrían renunciar para aspirar  a la presidencia en 2018 por el Partido Conservador y el La U, respectivamente.

No obstante todo apunta a que preferirán acompañar a Santos hasta el final de su gobierno antes que lanzarse a la aventura de una candidatura.