Desastre invernal: Revisarán zonas de conservación ambiental, reforestación intensiva y monitoreo a las microcuencas

Manizales, 21 de abril de 2017. Durante su visita a la capital caldense, el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, Carlos Iván Márquez, manifestó que la tendencia a la estabilidad en Manizales está dada debido a la oportuna respuesta de las diferentes entidades departamentales y municipales que cuentan con la capacidad para afrontar el problema de manera más rápida.

El funcionario del Gobierno Central dijo que aunque en  la noche anterior se tuvo que realizar una evacuación preventiva a cerca de 12 familias en el barrio El Aguacate, esto debido a las lluvias, las vías y puentes afectados han sido despejados y se encuentran en total transitabilidad.

Así mismo, el gobernador (e) de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, ratificó que aunque hay puntos críticos, la respuesta de los cuerpos de voluntarios y los ciudadanos fue tan excelente que no se necesitan más refuerzos y que ya se está en la fase de recuperación de las zonas.

Por su parte, el Ministro de Medio Ambiente, Luis Murillo, en reunión en el Puesto de Mando Unificado, destacó la experiencia y capacidad de Corpocaldas para diseñar obras de mitigación de riesgo y ratificó el acompañamiento del equipo técnico de esta cartera y la posibilidad de gestionar recursos para obras de protección en Manizales y otros municipios del Departamento.

Agregó que se revisarán zonas de conservación ambiental, que se realizarán labores de reforestación y que se hará monitoreo permanente a las microcuencas.

También, la Ministra de Vivienda, Elsa Noguera,  recorrió las zonas afectadas y resaltó la capacidad institucional de la región; puntualizó además que una vez se tenga el censo final se desarrollará el proyecto de vivienda para los cuales ya se tienen lotes. Por el momento, dijo que se brindarán subsidios para que los damnificados paguen sus arriendos temporalmente.

Situación en Villamaría 

En Villamaría el alcalde de la localidad ordenó el desalojo de cerca de 80 viviendas del sector de la carrilera, específicamente en los barrios Molinos y Santa Ana donde se está realizando monitoreo permanente a dos lomas sobre las viviendas.

La UNGRD movilizará 4 volquetas y 2 retroexcavadoras como apoyo operativo a las emergencias presentadas por la ola invernal sobre todo en la zona rural del municipio caldense; además, se entregará la respectiva ayuda humanitaria a las familias que resultaron damnificadas y se analizará el lote para presentar el proyecto de vivienda ante el ministerio.