10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Organismos de control le echan ojo a las Empresas Sociales del Estado

3 de abril de 2017
3 de abril de 2017

Bogotá, 03 de abril de 2017. El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, el Contralor General de la República, Edgardo José Maya Villazón y el Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe, anunciaron la realización de un proceso de vigilancia especial a las Empresas Sociales del Estado del país con el fin de diagnosticar, prevenir ineficiencias y actos de corrupción, y propender por la adecuada prestación de los servicios de salud, en todo el territorio colombiano, a propósito de la crisis de estas entidades en particular y su impacto en el nivel territorial.

De igual forma, la Procuraduría General de la Nación creó la Procuraduría Delegada para la Salud, la Protección Social y el Trabajo Decente, con el fin fortalecer su acción preventiva en materia de salud y articular esta función con las líneas de acción disciplinaria y de intervención. De esta manera, se viene adelantando a través de la delegada en mención una vigilancia a la gestión de las Empresas Sociales del Estado, encontrando algunos casos críticos, los cuales también serán abordados dentro del proceso de vigilancia especial, sin perjuicio de las acciones preventivas y disciplinarias a las que haya lugar.
Los cinco primeros hospitales públicos auditados serán: El Rosario Pumarejo de López (Valledupar), el Universitario Departamental de Nariño (Pasto), el Cari (Barranquilla), el San José (Popayán) y el Universitario de Santander (Bucaramanga).
La selección de estas instituciones obedeció al carácter representativo de cada una de ellas en los diferentes departamentos, y se enmarca en el examen al sector que desde hace un semestre, y desde diversos frentes, se viene realizando.
De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, actualmente la situación de estos hospitales es heterogénea. Mientras que el Hospital Universitario Departamental de Nariño ha sido un ícono de la atención en salud y un caso de éxito, el Cari enfrenta grandes dificultades financieras.
Por su parte, los hospitales Rosario Pumarejo de Valledupar y San José de Popayán, se encuentran en proceso de recuperación, y el Universitario de Santander adelanta inversiones en infraestructura pero con algunas dificultades.
El resultado de este esfuerzo interinstitucional mostrará un camino a seguir para el diseño de estrategias que contribuyan a lograr mayores eficiencias administrativas y a reducir el riesgo de manejos indebidos de los recursos públicos.