FONTUR 2016
Maldicientes y traidores

Por Carlos Alberto Ospina M. 

No hay ninguna diferencia entre la pelea de verduleras y las constantes diatribas de los descreídos políticos. Por la boca de estos individuos sólo fluye el estiércol, palabras de profunda bajeza e innoble proceder. A ellos no los mueve un interés patriótico, más bien, el desbordado ego y los comportamientos compulsivos por la ambición de poder, las acciones cobardes y la verborrea embustera. Los odios que alimentan, son tan cambiantes, como su ir y venir, de una posición a otra, de un partido a una organización, de una tendencia a una corriente, de un puesto burocrático a un acto de corrupción. El cinismo es su traje de gala.

Desde la Campaña Independentista, pasando por la conformación de la Gran Colombia, hasta llegar al Fast Track y el denominado Bloque de Constitucionalidad de los Acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc, cada quien hala para su costado. Bolívar pretendía una Confederación de Naciones, mientras Santander defendía una Nación Federalista. Por su parte, la dimensión de las negociaciones con un grupo armado y dedicado al lucrativo negocio del narcotráfico, no puede birlar la Constitución Política de Colombia ni derrocar las demás ramas del poder a través de la llamada vía rápida. Tampoco es excusa para reformar el sistema electoral, bajo el pretexto de purificar las costumbres políticas y evitar la financiación indebida de campañas a cargos de elección popular. El dinero ilícito siempre ha cambiado de un bolsillo a otro de la mayoría de los políticos. Así que, señor Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, dicha financiación ilegal no se remonta a las últimas 3 campañas presidenciales. Remueva la tapa de cualquier pozo séptico a la entrada de las Alcaldías, Gobernaciones, Concejos, Asambleas, Corporaciones Autónomas, Institutos Descentralizados, entre otros entes, y le aseguro que el gas sarín es un perfume al lado de tal putrefacción.

Santos es un mar de dudas, de incoherencias y de solapadas venganzas. Su lenguaje tartamudo desune y alimenta la polarización. Cuenta con una locomotora a vapor, en lugar de cortinas de humo, para cubrir su falta de valor civil y pésima imagen pública. Uribe no está absuelto de responsabilidad, no sólo por espiar las sesiones de las Altas Cortes y los falsos positivos, sino porque en su lucha contra las diferentes formas de violencia que intimidaban al país, produjo un envalentonamiento de otros actores: paramilitares, bacrim y delincuencia común. El daño colateral es inevitable. De buenas intenciones están llenos los cementerios; sin embargo, pocos son los políticos que pagan cárcel debido sus crímenes atroces, ya sea por acción u omisión, o por traición a la Patria.

Tan intrigantes son los congresistas que saltan por un plato de lentejas, mendigan contratos y puestos oficiales; como es el ex procurador Ordoñez que hizo viable su descalificada reelección con base en dádivas aparentemente otorgadas a varios sectores.  Un sujeto ambivalente de talla mayor es el senador Roy Barrera, quien bautizó en el 2009 en la Capilla de Palacio de Nariño, a uno de sus hijos, Simón, siendo el entonces Presidente Álvaro Uribe, el padrino de ese sacramento. Ahora, unge de negociador y se declara contradictor número uno del Centro Democrático. A Barrera, también hay que preguntarle por el joven Jhordan Alexander Prettelt, quien fue atropellado el 13 de septiembre de 2015 en la antigua vía Cali – Yumbo por un vehículo oficial asignado al senador en mención. Como de engaños se trata, alias “Pinocho”, un ex policía capturado en el intento de robo a una propiedad del congresista, Roy, declaró que, en la Unidad Residencial de La Flora, los 1.200 millones de pesos hurtados, hace 5 años, eran presuntamente de propiedad de Roy Leonardo Barreras Montealegre.

De lagartos a pelagatos, en los mismos términos grotescos que emplea el legislador, Armando Benedetti Escudero, cuando se refiere a la oposición o trata de “loca Payasa” a la senadora Claudia López. Estas inflexiones verbales ilustran el talante de Benedetti. ¿Será igual de arrogante y tosco, cuando lo indague la Corte Suprema de Justicia en relación con sus supuestos vínculos y trámites de influencia en el desfalco de las pensiones de maestros en Córdoba? Tal vez dirá: “el país sabe que me quieren enlodar los detractores políticos”. También llora sobre la leche derramada la Ministra de Trabajo, Clara López Obregón, cuando dice que, el Polo Democrático, la sometió a un bullying permanente. Se le olvida a la ex alcaldesa encargada de Bogotá que esa colectividad es un partido de oposición; por lo tanto, es inmoral e incoherente, por decir lo menos, representar una cartera ministerial en el actual Gobierno de Santos. El Polo, como organización política, es hipócrita. Se tardó casi un año en expulsarla.

El aspirante presidencial, Sergio Fajardo, enarbola la bandera presuntuosa de la “pulcritud en el manejo de los dineros públicos”. Frase hueca que contradice la Auditoría General de la República, la cual señala que, en el último año de su Gobernación, violó la ley 617 al exceder el umbral; es decir, usó el 50,9 en gastos de funcionamiento. De igual forma, el Departamento Nacional de Planeación, le abrió 3 investigaciones y formuló pliegos de cargos contra Fajardo por supuesta mala utilización y ejecución de los recursos del Sistema General de Regalías, ley 1530. “El libro Blanco” del ex gobernador, Fajardo Valderrama, cambiará de título, por un interrogante, mientras avanzan las indagaciones: “En Antioquia, ¿No se pierde un Peso?”.

Se fue de año sabático a Estados Unidos y 3 días antes de terminar su Alcaldía, dejó firmado el contrato para el tramo 1B de Parques del Río en Medellín. No valió la solicitud, léase “súplica”, de Federico Gutiérrez, en relación con la conveniencia de evaluar esa obra antes de decretar su continuidad. Aníbal Gaviria Correa puso la rúbrica sin importarle los sobrecostos, la incompetencia y la idoneidad de algunas firmas constructoras. Para la muestra un botón, la cancelación del contrato a la firma bogotana, Oceisa, por parte de EPM, debido a los retrasos de más del 65% en los trabajos de redes de servicios públicos. Este descuido de ambas empresas, le costará al Municipio de Medellín, aproximadamente 7 mil millones de pesos en sobrecostos, dícese, adición presupuestal. ¿Se puede creer en la buena fe de los políticos?

Es indudable que las Farc, están y quieren, hacer política sobre la base del fallido y autoritario proyecto bolivariano. Entraron por la puerta grande de los vicios políticos, comenzando por pasar de agache ante las atrocidades del rústico Maduro, siguiendo por los desplazamientos aéreos en Primera Clase; hasta llegar a poner el moño al favorable Acuerdo, con la revelación de un arsenal encaletado perteneciente al Frente 48, el cual fue hallado por las autoridades en abril de 2017 en Puerto Leguízamo, Putumayo. Al igual que los otros embaucadores, salen a justificar lo inaceptable, con un lenguaje de sofismas de distracción, calificando el operativo de “falso positivo” y un obstáculo en la “interacción entre Farc y las FF.AA”. ¿Qué? Las Fuerzas Armadas y legítimas de la República no interaccionan con bandidos en proceso de amnistía. ¡Politiqueros Farianos!

Pie de página – Enfoque crítico. La clase política es inferior a los retos que plantea la actual situación del país. Luego nos ocuparemos de otra extensa fauna de parlanchines remisos y desacreditados con el objetivo de que las decisiones democráticas se tomen sobre la base de la honestidad e idoneidad de cada personaje que se postule a un cargo de elección popular.

Las Instituciones, la Democracia y el Estado de Derecho no las destruyen la oposición, ni la Izquierda y ni siquiera la Derecha. Éstas son corroídas por los odios y el resentimiento, la ineptitud y el egoísmo, la apatía y la desidia, la descomposición y la complicidad. Cada quien debe asumir un grado de responsabilidad, partiendo por no vender el voto por un plato de lechona o un tamal rancio.

  • Luis Fernando Gomez Sanchez

    Carlos…. y debemos agregar las triquiñuelas que estan armando gobernantes de partidos y presidente para armar un bloque comunista sueño del lider de a revolucion cubana fidel castro, que tiene su enroque con países vecinos como venezuela, ecuador, bolivia,y ahora las atroces farc que con su dinero del narcotrafico en Negociada paz compraron eztoos países y a la Mayoria del congreso para impulsar su plaan macabro de secuestrar nuestra patria y asi montar otro país para lucrarse de los recursos que los quisiera cualquier pais desarrollado, entrando a colombia y al mundo al acabose y herencia para nadie, porque nuestros hijos y nietos quien sabe si disfrutaran de Un país mejor y posible si estos descorazonados y putrefactos vivientes alcanzan el poder….por ello debemos actuar rapido , con inteligencia y verdad en crear un partido digno, decente coon valores que garanticen una nación posible y con futuro.

  • Blanca Macias

    Descalificada esta la clase politica de este pais. Perversa fue la segunda reeleccion de Uribe, burlando la contitucion, con la Yedis y las notarias, para continuar la guerra y los falsos positivos. La Imposicion del fast track de Santos para la paz, aunque la finalidad es algo noble. No fue del todo transparente.