El miedo de Mocoa salvó a los vecinos de Aranjuez

El morro que corona al barrio Aranjuez, en Manizales, rugió hacia las 2:30 de la madrugada de ayer, y todos los vecinos escucharon ese ruido porque ninguno había podido conciliar el sueño. El miedo y el recuerdo fresco de la avalancha de Mocoa no los había dejado dormir.