FONTUR 2016
Con educación previenen los suicidios en el Quindío

Armenia, 15 de abril de 2017. La Secretaría de Salud del Quindío adelanta capacitaciones con personal médico, pacientes y sus familias en busca de mejorar la atención de enfermedades como la depresión y su consecuencia más delicada: el suicidio.

Claudia Soraya Nibia, referente en salud mental de la Secretaría de Salud del Quindío, explicó que se busca la capacidad técnica para identificar de manera temprana la depresión, enfermedad que por lo regular padecen mujeres, niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.

La especialista manifestó que las pérdidas emocionales y económicas disminuyen la capacidad de resolver y enfrentar situaciones reales y generan la depresión que es una enfermedad crónica limitante.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, 300 millones de personas sufren de depresión en el mundo. Por ello, la especialista reveló algunas señales que se deben tener en cuenta para evitar que la depresión termine en el suicidio del paciente, tales como:

• Manifestar su deseo de morirse.
• Buscar una manera de matarse.
• Hablar de sentir que no hay esperanza o que no hay razón de vivir.
• Sentirse atrapado o tener un dolor insoportable.
• Hablar de ser una carga para otras personas.
• Aumentar el uso del alcohol o drogas.
• Actuar de manera ansiosa, agitada o peligrosa.
• Dormir muy poco o demasiado.
• Aislarse o sentirse aislado.
• Exhibir ira o hablar de vengarse.
• Exhibir extremos de temperamento.

Las señales de aviso están asociadas con el suicidio, pero puede que no sean lo que cause el suicidio.

Si conoce a alguien que exhibe señales de aviso de suicidio:
• No deje sola a esa persona.
• Quite las armas de fuego, el alcohol, las drogas, o los objetos afilados que pudieran utilizarse en un intento de suicidio.
• Lleve a la persona a una sala de emergencia o pida ayuda de un profesional médico o de salud mental.

Más acciones
“Vamos a iniciar cursos de primeros auxilios psicológicos, un proceso de entrenamiento con el personal médico; entrenamiento puntual de auxiliares de enfermería, técnicos de enfermería y profesionales; así como con orientadores, comisarías y personas que participen en los grupos de autoayuda para que las personas puedan acercarse a tratarse en caso de depresión”, aseveró Claudia Soraya Nibia.

De igual manera, se está haciendo un seguimiento de los pacientes con depresión a través de las Entidades Prestadoras de Salud, “hacemos mesas de trabajo con las EPS para garantizar la atención de los usuarios, hacemos visitas domiciliarias para constatar la garantía de acceso a los servicios, y con los menores de edad nos estamos apoyando con las comisarías de familia y los planes locales de salud para ser garantía de derechos con los menores”, agregó la especialista en Salud Mental.

Este año, la Secretaría de Salud del Quindío trabajará por la atención integral de otras enfermedades como la esquizofrenia, la bipolaridad,  la depresión, el alzheimer, el autismo y de manera mancomunada con la Liga Nacional por el suicidio. Otro de los objetivos es institucionalizar el Seminario Regional de Salud Mental de Caldas, Quindío y Risaralda.