FONTUR 2016
Un Granjero entra en competencia con el Bristol

Contraplano

cadavid

Por Orlando Cadavid Correa

Pulcramente impreso en Bogotá para Colombia por la firma ‘Cuellar Editores’ acaba de aparecer en el escenario de los calendarios el “Almanaque del Granjero”-2017 que pretende competirle fuertemente, con una producción de gran factura, al ya casi bicentenario “Almanaque Bristol”, nacido en Estados Unidos en 1832.

Portada del libro Almanaque de El Granjero.

Viene en formato de libro de lujo, con llamativas ilustraciones, contenidos muy mejorados y una portada de gran colorido que hace ver editorialmente al veterano folleto anaranjado  como una pálida y sombría hoja de parra.

La naciente publicación –que ya se debe estar ganándose la simpatía de la gente de buen gusto— anuncia este menú que en la primera de sus 161 páginas se apoya en el socorrido eslogan “De todo como en botica”:

“Contiene las fases de la luna, el santoral, los días de pesca, ferias agrícolas, ganaderas y demás eventos importantes para todo el territorio colombiano. Además encontrará aquí artículos de gran utilidad para el quehacer diario, consejos prácticos, poesías, fábulas, deliciosas recetas de cocina, juegos y pasatiempos, coplas colombianas, datos curiosos y miles de datos que le ayudarán a llevar una vida más agradable y sana. De gran utilidad para sus viajes y safaris, excelente para aplastar zancudos y mosquitos, noble compañero enlas noches de desvelo e incomparable como abanico, recursivo como tema de conversación en visitas y reuniones”.

En su cartelera, que abre con un sesudo editorial sobre la revolución tecnológica desencadenada en 1973 por Martin Cooper, el padre de la telefonía celular,  este “Granjero” de ropaje espléndido y tiernas ilustraciones  se deja venir con un variopinto repertorio para sus potenciales lectores que, de entrada, notarán la diferencia abismal en el costo entre uno y otro de los dos calendarios:

Notas notables. La bondad. La gallina y el cerdo. Gardel Last tango.  Oración al divino niño Jesús. La sonda espacial Rosetta. El chofer de Einstein. ¿Qué es lo que sostiene a la tierra flotando en el espacio? Calorías. ¿De de qué se componen las frutas? Crea tu propio árbol.  Carta de una madre a su hijo. El síndrome de Dunning-Kruger. El tití cabeciblanco. La importancia de la guadua. La leche, mejor entera. ¿Por qué queremos la paz? El cuidado de los pollitos y su alimentación.  Gran crónica de Federico Garcia-Lorca. El deber de perdonar. Rasgos de la vida íntima del libertador Simón Bolívar. Napoleón Bonaparte, ¿asesinado? Ocho inventos maravillosos de Nikola Tesla. Lecturas de retrete. ¿Cómo tener sexo en la tercera edad? ¿Cómo distinguen los perros a las personas extrañas? ¿Cómo han de amarse los hermanos? La gallina de los huevos de oro. (¿Qué tal la miscelánea?).

Desparrama buen humor por casi todas sus páginas el “Almanaque del Granjero”. Para la muestra, un buen chiste:

El profesor pregunta en clase ¿cómo sería para sus discípulos una muerte tranquila?

— Mi abuelo tuvo una muerte tranquila.

— ¿Cómo murió tu abuelo?

—  Jaimito responde: se quedó dormido.

— ¡Excelente respuesta, dice el maestro.

— Entonces, jovencito, ¿cómo sería una muerte terrible?

— La de los amigos de mi abuelo…

— ¿Y cómo murieron los amigos de tu abuelo?

— Iban en el coche de mi abuelo cuando se quedó dormido…

La apostilla: Habrá que esperar hasta las postrimerías del año en curso para saber si el matusalénico “Bristol” tratará de emular en su edición del 2018 a sus inopinados competidores o si mantendrá los viejos moldes sobre los que siempre ha actuado, en su almanaque, que estará en enero a 14 calendarios de cumplir dos siglos de vida.

(ocadavidcorrea@gmail.com)

  • ROGELIO VALLEJO OBANDO

    *** LA POLÌTICA VA DE LA MANO CON EL CIVISMO ***

    Hoy en muchos rincones del Orbe lo pùblico està siendo visualizado como un botìn por politicastros. Se impone en el futuro, o mejor aùn desde ya, ir dicièndole al niño y al joven, que asì como hay que respetar la armonìa y paz en los hogares de todos, con esa misma actitud tenemos que respetar el erario: los recursos pùblicos, que son de todos, para beneficio de los màs oprimidos o nada afortunados.

    La Politica es algo maravilloso y bello para que estè en manos de mentalidades que la privatizan.Funcionarà con altura y calidad siempre y cuando se entienda por todos que “la necesidad de darle un sentido a la vida,implica asumir la existencia éticamente”, como con sabidurìa lo expresa el Dr Luis Felipe Gòmez Restrepo S.J.en su artìculo de LA PATRIA del Domingo 19 Marzo 19/2017:Las competencias siglo XXI.

    La capacidad para vivir éticamente trae aparejado alto sentimiento de solidaridad social, lo que produce ambiente para la prevalencia del puro interès social en el ejercicio de la polìtica, que ese es su objetivo primigenio.Los enriquecimientos a costa del Tesoro Pùblico no podrìan existir ni tendrìan cabida.Serìa una realidad lo de servidores pùblicos.

    ————–
    CIVISMO:”Comportamiento de la persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye así al funcionamiento correcto de la sociedad y al bienestar de los demás miembros de la comunidad”.
    Vinculado seriamente con el Art. 95 Constitucional.

  • ROGELIO VALLEJO OBANDO

    *** LA ECONOMÌA Y EL CONGRESO ***

    El Congreso de la repùblica de Colombia se tiene que interesar
    seriamente por el rumbo de la economìa. En muchos momentos y
    circunstancias lo observamos con el espìritu de “yo no tengo nada que ver con eso”. Es grave cuando el Congreso de cualquier paìs vive a espaldas del comportamiento de la economìa, que bien manejada es la que le trae fortaleza a la democracia; ambiente que es fundamental para que la economìa libre genere sus valiosos frutos, con un Estado vigilante y a la vez estimulador de la competencia perfecta.

    El Congreso debe leer con detenimiento un perentorio llamado de atenciòn que trae el editorial de LA PATRIA del lunes 6 de marzo 2017 en el cual se alarma, con justa razòn, por posibles “decisiones populistas que terminarían arrastrándonos a todos hacia el abismo”. Eso es lo que significarìa revivir los recargos nocturnos y las horas extras en un ambiente de mediocre crecimiento de la economìa.

    En la misma direcciòn apuntan argumentos de Proindustria, que estàn consignados en La Voz del lector de LA PATRIA de la misma fecha, al referirse a que con el “exceso de ventajas para los productos importados se está destruyendo la industria nacional. El Gobierno está basando su gestión económica en la exportación de productos minero energéticos no renovables”.

    Recordemos que una economìa sin crecimientos notorios, termina extinguièndose, llevàndose de tajo el bienestar social. y con ello a la democracia.

    El Congreso debe ser màs activo con el monitoreo al curso de las fundamentales variables,que son aquellas que le producen vigor y fuerza al sostenimiento y crecimiento del empleo de su talento humano; lo que lleva implìcito dinamismo en todos los sectores que conforman la economìa.