Martha Oliva Henao Álvarez una pintora de altos quilates

Bogotá,  marzo_ RAM_ Cuando se habla de artes plásticas en Colombia no es muy fácil y no es muy fácil porque en más de una oportunidad nos olvidamos de los grandes talentos que tenemos en el país y solo damos a conocer dos o tres nombres que de por si son bastante grandes a nivel nacional e internacional.

Martha Oliva Henao Álvarez y Dioscórides Pérez.

Por las crisis económicas que se han presentado en los últimos años algunas de las grandes galerías han desaparecido y hablar de cultura y de arte en nuestro país, muchas veces no es un tema muy agradable y de mucha acogida en los medios de comunicación; en donde temas de farándula y deporte, seguidos de política y de economía ocupan los segundos y terceros lugares.

Pero a pesar de todo, con gran trabajo y esfuerzo se puede decir que Colombia es uno de los países donde los grandes pintores y artistas representantes de la gran plástica se destacan a nivel internacional; pero como caso curioso es que primero tienen que aparecer figurando en el exterior, para que luego se le abran las puertas en su propio país.

Hoy acaba de mostrar una vez más el arte colombiano que una de sus grandes representantes está dando mucho que decir y es por eso que hoy queremos decir algo, quedándonos cortos de Martha Oliva Henao Álvarez, una artista integra y de grandes quilates, y que más adelante tendremos que seguir para contar de su gran carrera que tuvo que iniciar en Estados Unidos y que ahora muestra con orgullo en su propia tierra.

Martha Oliva Henao Álvarez, es un artista caleño, quien vivió en Estados Unidos por cerca de 20 años, donde cursó estudios de pintura y diseño.

Martha Oliva Henao Álvarez y su obra.

Nació en Cali, la infancia transcurrió entre el Tolima y Caldas, viajo a Estados Unidos y estudió pintura decorativa (faux finish) en Pratt Institute de New York, también, restauración de antigüedades y diseño en la Escuela de Isabel O’Neal of New York, introducción diseño de interiores y muralismo en School of Interior design.

Trabajó con algunos artistas en Los Hamptons New York, como Hamilton Aguiar y Michael Pérez.

Después de 20 años de vivir en el exterior regresó a su tierra en 2010, e inmediatamente empezó clases con la Artista Margot Márquez y Rocío Quintero de quienes recibió una gran influencia en el arte precolombino y tapices.

Inspirada y muy sensible al reencontrarme con mis raíces, con los olores, colores, formas y la cultura de mi tierra surge una maravillosa obra llamada reencuentro con mis raíces

Con esta obra he viajado al exterior donde he tenido gran acogida.

También he expuesto en Colombia y mi última exposición la tuve la semana pasada con el segundo encuentro MAI Internacional Colombia, donde estuvimos exponiendo alrededor de 40 artistas de diferentes partes del mundo.

Agradezco a la artista, maestra y amiga Margot Márquez por introducirme al mundo de lo precolombino.

Al artista y amigo Diego Gómez por siempre creer y admirar mi trabajo y al gran Maestro y amigo Dioscórides Pérez por ser mi mentor y guía, por su acompañamiento e introducirme al mundo mágico de la imaginación fantástica y surreal.