FONTUR 2016
El nuevo Código de Policía y Convivencia

Comentado por el jurista Gustavo Coronado Pinto

Por Jorge Eliécer Castellanos

jorge castellanosEl ameritado tratadista del derecho de policía, catedrático y abogado litigante por más de tres décadas ininterrumpidas, Gustavo Coronado Pinto, ha puesto a disposición de la crítica nacional e internacional la publicación comentada del nuevo Código Nacional de policía y convivencia, Ley 1801 de 2016, precisando e integrando criterios de alto nivel político, jurídico, social y particularmente, esta vez, hace un juicioso examen de la norma a la luz del riguroso ordenamiento jurídico colombiano.

Coronado Pinto, autor, entre otras obras, de varias ediciones del texto académico intitulado Derecho de Policía Aplicado, -actualizadas con el paso de los años- con estricto panorama jurídico hace precisiones doctrinales, recoge autorizadamente la jurisprudencia y lleva a cabo un análisis exhaustivo, con lente de consagrado jurista, de la nueva herramienta jurídica establecida por el legislativo colombiano para la convivencia entre los connacionales.

Bajo el título: “Nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia – Comentado- Coronado Pinto realiza in extenso una esquemática observación jurídica en torno a los primordiales alcances de la normatividad policiva y se adentra en el interior laberintico de cada uno de los preceptos para denotar sus bondades y sus connotaciones.

La visión estratégica del autor del libro permite a los ciudadanos tener al alcance de la mano serias e importantes observaciones sobre los límites que tienen las autoridades y de las fronteras que poseen, asimismo, los colombianos y extranjeros residentes en el país, cuando se enfrentan en la calle a la discusión de la temática del orden normativo policivo y, desde luego, cuando la controversia aumenta en los estrados judiciales.

El esfuerzo editorial del tratadista, de igual manera, facilita al lector prevenido y desprevenido, y al infractor, en general, por ejemplo, conocer las sanciones que en derecho corresponden, los riesgos que  asume frente a la autoridad y también los parámetros legales que está obligado a respetar en aras de la convivencia ciudadana, fundamentalmente.

Nuestra sociedad requiere conocer ampliamente el mencionado libro del jurista Gustavo Coronado Pinto, para entender, con claridad meridiana,  los horizontes normativos de una ley como el nuevo código de policía, que es compleja por su extensión y uso permanente, empero, que desde luego, es necesaria atisbarla con la cotidianidad que igualmente amerita.

Cabe anotar que dado el continuo trasegar de nuestras vidas en el ámbito social colombiano, implica entender, conocer y por poco memorizar, las diferentes normas compiladas bajo la ley 1801 de 2106, pues de un lado, el desconocimiento de las normas no sirven de excusa y, por supuesto, su entendimiento cabal, hace que podamos evitar desmanes de todo orden.

En buena hora, Coronado Pinto pone en los diversos estantes de las librerías nacionales, este documento analítico para, sencillamente, saber que la convivencia nacional deja claramente fijados los derechos en el sentido de conocer hasta dónde van los ajenos y hasta donde podemos ir con los  propios. El libro Nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia – comentado, así los hace conocer.

Al finalizar la presentación, el reconocido abogado sinceramente reseña que: “El Código Nacional de Policía y Convivencia no puede ser la panacea de nuestros problemas. Constituye un programa de orden y de acción esencial para superarlos e impedir que sus disposiciones se infrinjan, posterguen o soslayen.

[email protected]