12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde el Congreso piden que adición presupuestal priorice a las regiones víctimas del conflicto

25 de marzo de 2017
25 de marzo de 2017

Bogotá, 25 de marzo_ RAM_ Tras el anuncio del presidente de la República, en el que se afirma que $6.2 billones provenientes de la nueva reforma tributaria, serán incluidos en el presupuesto general de la nación de la vigencia 2017, en el Congreso ya hay reparos para que las millonarias partidas logren realmente ser invertidas en las regiones más apartadas, y que con más rigor han sufrido los embates del conflicto armado.

La petición la hizo el Representante nariñense, Hernán Gustavo Estupiñán, en el seno de una de las sesiones de la Comisión Cuarta de la Cámara, célula legislativa que tendrá que dar los primeros debates a la inclusión del proyecto de adición presupuestal.

Para el Representante liberal de Nariño, antes de ser apropiadas las nuevas partidas, es necesario dar un debate amplio y extenso, a fin de que todos estos recursos que van encaminados especialmente a atender los compromisos del posconflicto, puedan puntualizarse en la atención a las regiones, a los municipios, y a las comunidades que han sido verdaderamente afectadas por el conflicto armado.

Según el líder ipialeño, “las poblaciones no se han podido desarrollar de manera óptima debido a que el Estado bajo el dominio de fuerzas al margen de la ley, han obstaculizado verdaderamente el progreso, el desarrollo, y la calidad de vida de sus comunidades”.

Por tal razón, Estupiñán Calvache, planteó desde la Comisión Cuarta de la Cámara de Representantes, que los funcionarios en representación del Estado puedan  asumir compromisos en la inversión puntual de recursos.

Sostuvo, que en el caso de su departamento, Nariño, “ tenemos municipios como La Cruz, Puerres, Córdoba, Potosí, el corregimiento de la Victoria en Ipiales, que han sido zonas afectadas directamente por el conflicto armado, que se han quedado en el atraso, que pesé a los esfuerzos de los gobiernos municipales, hoy no tienen la infraestructura adecuada para poder vivir dignamente, que se necesita la construcción de colegios, de hospitales, que necesita el mejoramiento en la prestación del servicio educativo, de salud, de que lleguen los programas sociales a estas comunidades” dijo.

Citó el ejemplo del corregimiento de La Victoria que tiene más de nueve (9) mil habitantes, comunidad que hace años está esperando  un sistema de acueducto, “ya es hora que la gente pueda consumir agua potable, que necesitamos la pavimentación de unas vías de acceso entre las veredas y el centro urbano de Ipiales y así muchas otras necesidades” sostuvo el Representante liberal.

Reitero que antes de hacer la aprobación de este presupuesto a las diferentes entidades debe existir un compromiso puntual, real, serio, porque la comunidad lo que espera hoy son resultados, soluciones, inversiones reales y palpables y con estos nuevos recursos es la oportunidad para ir saldando la deuda social que hoy tiene el Estado con varias regiones del país.

Los $6.2 billones, se distribuirán en inversión para el posconflicto ($1,5 billones), educación ($1,2 billones), lucha contra la pobreza ($1, 2 billones), salud ($900 mil millones), subsidio para energía eléctrica a estratos 1 y 2 ($800 mil millones), y apoyo al agro ($500 mil millones).