FONTUR 2016
Reflexiones sobre el periodismo de hoy

Londonderry New Hampshire, -II- 17– 017

El periodista debe ser “un Buen ser humano, honrado, confiable y ético”.

Para ser consecuente con uno de los temas de alto perfil en estos días, esta columna tiene la misión clara de llamar a la reflexión sobre el periodismo de hoy.

El recientemente celebrado Día del Periodista en Colombia, ha servido para que algunos comunicadores, periodistas y columnistas colombianos, en un franco y valiente acto de conciencia hayan reflexionado sobre algunos de los “pecados” que hoy cometen algunos colegas, y en la irresponsabilidad y falta de ética que por su culpa, están deteriorando aceleradamente la imagen del periodismo en general.

Sí, algunos periodistas traicionando los principios que rigen su oficio dañan a todos. No es solo el asunto de la autocensura, de su servilismo ante las fuentes, y su inocultable ansia de relaciones de amistad con quienes detentan el poder, lo que mina su independencia; de su amarillismo de buitres, de hienas ante la sangre que causa dolor a la patria en los noticieros de las grandes cadenas; de la tremenda irresponsabilidad de alguno mal llamados periodistas que hacen descaradamente la apología del delito.

De otro lado, los medios recibiendo cada día más gigantescas pautas para sustentar la imagen de alcaldías, gobernaciones y entes nacionales, lo que concluye con el inocultable favorecimiento a las causas oficiales, cuando no al silencio de sus faltas.

Para el maestro Javier Darío Restrepo, un periodista debe ser: “Un Buen ser humano, honrado, capaz, confiable, ético y creíble para todos en todas las orillas y pensamientos de una sociedad libre”.

“PERIODISMO PROSTITUIDO”

La crisis en que están sumidos el Periodismo y los medios de comunicación en Colombia amerita rescatar algunas líneas del excelente columnista de El Espectador, Reinaldo Spitaletta, que él tituló: “Periodismo prostituido”. En ella dice, entre otras cosas. “El periodista era parte de los ilustrados. Y el periódico estaba para ser vocero de las luchas contra las injusticias”.

“Abundan los grandes periodistas de todos los tiempos. Lo que se quiere decir es que, tras desaparecer el ‘cuarto poder’ absorbido por los otros, y puesto en general el periodismo al servicio de los poderosos, con lo cual la esencia del periodismo se vulneró para ser solo propaganda, el asunto ha venido de mal en peor”.

“CADA DÍA NOS CREEN MENOS”

En la ceremonia de entrega del Premio de Periodismo CPB, las tres intervenciones centrales sembraron “serios mensajes de reflexión”, que coinciden con señalamientos que hemos venido haciendo en esta página. Sin necesidad de agregarles nada, (porque se explican por sí mismos), los transcribimos. Como las damas están primero, leamos algunos renglones de la intervención de la periodista María Elvira Arango.

”Aprovecho, para decir aquí, en confianza, en un auditorio lleno de periodistas, y tranquila porque de aquí no saldrá ni una palabra, que el desafío enorme de la prensa hoy es recuperar la credibilidad. Cada día nos creen menos. Nos leen, nos ven, nos oyen, pero no nos creen. Ibope publicó hace 5 años, que: “El 54 por ciento de colombianos si confiaba en los medios de comunicación. En agosto del año pasado, hicieron la misma pregunta y la encuesta se descolgó. De cada 100 personas, 62 no creen en la prensa. Podrán decir que es una encuesta, y claro, ya nadie cree tampoco en las encuestas… Hace tres días Datexco preguntó por la imagen de los medios y el resultado no es alentador: “56% de imagen desfavorable”….

“ABUNDAN DIRIGENTES DISFRAZADOS DE PERIODISTAS”

En su turno, el Presidente del CPB, William Giraldo, expresó: “Pisoteando principios, en muchos lugares del territorio colombiano se ejerce un periodismo adulador, comprometido con el poder local, un periodismo envilecido. Al periodista independiente, el que ofrece sus investigaciones a los medios, no se le atiende directamente. Y abundan dirigentes disfrazados de periodistas fabricando falsas noticias en redes sociales y que muchas veces son publicadas en los medios”.

“Las circunstancias demandan un rescate de la mano de un código de ética para los medios y para los periodistas en el que primen el interés público preciso y confiable; la imparcialidad que respete la diversidad social; independencia frente a los intentos corporativos, políticos y de otros tipos que busquen influir las decisiones editoriales; Integridad para que no haya engaños en la información; y Respeto a la dignidad de las personas y para evitar el sensacionalismo”.

“NO HABLO DE ESCONDER O CALLAR NADA”

Y el Presidente Juan Manuel Santos, señaló: “Esta mañana, varios medios difundieron una encuesta muy interesante de la firma Cifras y Conceptos, realizada en la primera semana de febrero. Una de las preguntas que hicieron en los grupos focales o a los entrevistados fue: “cuáles noticias han escuchado últimamente”, califíquelas, nómbrelas.

Pues bien, las personas recordaban noticias como la liberación de Odín Sánchez; la captura de este personaje Otto Bula; la apertura de la temporada de toros. ¡Incluso salió en las noticias una sobre un marihuanódromo!”

“Nadie mencionó que en Bogotá estaban reunidos, por primera vez en la historia, 30 Premios Nobel, que llegaron de todo el mundo a inspirarnos y a apoyarnos.

“Yo entiendo –y aplaudo– que el periodismo mantenga siempre su capacidad crítica y de denuncia, pero también puede –y debe– ser constructivo.

“No hablo de renunciar a contar otras noticias. No hablo de esconder o callar nada. ¡Claro que no! Hablo, más bien, de no resignarnos a vivir en un mundo –en un país– en el que solo pasan cosas malas, cuando los hechos nos dan cuenta de otras cosas”.

Finalmente, esta página hace un llamado a los periodistas que traicionan el oficio para que recapaciten en el daño que le hacen a los colombianos y al país, y que al ocultar lo bueno y la verdad, violan el derecho que tienen los ciudadanos a la información.

[email protected]      [email protected]