¿Si los toros se acaban cómo los remplazarían en la programación ferial?

 

 Manizales. ¿Cuántas personas atrae la temporada taurina en la tradicional Feria de Manizales? Es una pregunta que se tiene que formular Cultura y Turismo ante la idea del gobierno nacional de acabar con el espectáculo de los toros.

Hablando en plata blanca, ha pensado la administración municipal en un plan B para reemplazar la temporada taurina en el evento de que el Congreso de la República decida darle la estocada final a esta diversión taurina que atrae millares de aficionados a la Feria de Manizales?

¿Cuál sería el espectáculo nacional o internacional que llenaría este vacío?

El asunto o resiste mucha tregua. Veamos por qué:

Tras el fallo de la Corte Constitucional en el que la decisión frente a las corridas de toros y espectáculos que impliquen animales en el país queda en manos del Congreso de la República, se anunció desde el gobierno nacional que éste jueves 16 de febrero se radicará ante el legislativo un proyecto de ley “Por el cual se eliminan las prácticas taurinas en el Territorio Nacional y se dictan otras disposiciones”.

La iniciativa que cuenta con el apoyo de  la bancada animalista del Congreso y de diversas organizaciones defensoras de los derechos de los animales como la Plataforma ALTO, pretende no sólo acabar con las corridas de toros en Colombia, sino también, eliminar otras expresiones como el rejoneo, novilladas, becerradas y tientas contenidas en el artículo 7º de la Ley 84 de 1989.

El proyecto de cinco artículos, también establece derogar el reglamento nacional taurino o ley 916 de 2004.

Para el senador liberal Guillermo García Realpe, quien hace parte de la bancada animalista del Congreso y quien ha liderado iniciativas en éste sentido, “Colombia estaba en mora de buscar soluciones definitivas y de fondo al sufrimiento de seres sintientes como los toros, y otros animales que son sometidos a toda clase de vejámenes con el fin de divertir a unas personas que disfrutan con el sufrimiento de seres indefensos”.

El proyecto, también le fija a las entidades territoriales con el apoyo del gobierno nacional un plazo de seis meses una vez rija está ley, para presentar un plan de atención y una propuesta con nuevas actividades económicas y culturales si se requiere, para que las personas que se dedican a la actividad taurina, cuenten con programas de sustitución e integración laboral.

El proyecto es producto de amplios consensos y de largas luchas sociales de animalistas y líderes sociales y políticos que desde hace años, han buscado abolir las corridas de toros y otros espectáculos que impliquen sufrimiento y tortura contra los animales.

La iniciativa será radicada éste jueves a las 10 de la mañana en la secretaría general de la Cámara de Representantes y se espera que asistan el Ministro del Interior Juan Fernando Cristo, el viceministro de esa cartera Luis Ernesto Gómez, senadores animalistas y representantes de organizaciones defensoras de los derechos de los animales.

Bogotá, 16 de febrero _ RAM_