Colegios públicos de Manizales aumentaron en un 55% el ingreso de estudiantes a la Universidad Nacional

Manizales, 12 de enero de 2017. La cifra sin precedentes en la historia del centro educativo es el resultado del programa “Preparación para la Vida Universitaria”, que en los dos últimos años se realizó en convenio con la Alcaldía de Manizales. Subió además la calificación de los centros educativos. 423 estudiantes entre el 2.015 y el 2.016.

Este centro académico incrementó en un 55 por ciento el ingreso de los estudiantes al sistema educativo superior y contribuyó al mejoramiento de la calificación de los centros educativos estatales de la capital de Caldas.

Las cifras ratifican el aporte del programa “Preparación para La Vida Universitaria”,  que nació en la Universidad hace 14 años como proyecto de extensión y su deber ser de contribuir en la formación y preparación de las nuevas generaciones; en especial de los jóvenes de escasos recursos.

La última fase de formación que dejo esos resultados, se realizó entre abril y agosto del  2.015 y del 2.016, previo convenio interadministrativo suscrito entre la Universidad Nacional de Colombia, Sede Manizales y las administraciones del exalcalde Jorge Eduardo Rojas y del mandatario actual José Octavio Cardona León.

El vicerrector del centro educativo, Germán Albeiro Castaño, explicó que el programa se adelantó en 47 instituciones educativas de Manizales, de las cuales, el 70 por ciento aumentó el desempeño y el número de aspirantes que ingresaron a la primera universidad del Estado. 423 estudiantes en los dos últimos años, 200 en los exámenes del 2.016, para matricularse en el primer semestre del 2.017; 25 por ciento de zonas rurales.

Dijo que los resultados evidencian la formación y contextualización de los educandos en conocimientos de matemáticas, ciencias naturales y sociales, competencias ciudadanas, lectura crítica e inglés y reflejaron los óptimos resultados que permitirán la vinculación de los bachilleres a 12 programas de pregrado en la sede de la capital de Caldas y dos en la de Medellín.

El primer  lugar en número de aceptados lo ocupa el Instituto Universitario con 42 admitidos de 122 que se presentaron, seguido del Instituto Tecnológico con 27, de un total de 75 inscritos. Lograron también una importante representación: El Instituto Chipre, los colegios De Cristo, La Divina Providencia,  Leonardo Da Vinci, Inem Baldomero Sanín Cano, la Escuela Superior de Enfermería y las Normales Superior de Manizales y Superior de Caldas,

El pregrado con más estudiantes es el de Administración de Sistemas Informáticos con 30, seguido de Administración de Empresas, diurna y nocturna con 50, Ingeniería Eléctrica 23, Gestión Cultural y Comunicativa 16, Matemáticas 14, Ingeniería Electrónica 12, Ingeniería Física 11, Ingeniería Industrial 11, Ingeniería Química 11, Ingeniería Civil 10 y Arquitectura 9. En la sede Medellín: 1 en Arquitectura, 1 en Economía y 1 en Ingeniería de Sistemas e Informática.

De las cuarenta y siete instituciones educativas atendidas en el programa: “Preparación para la Vida Universitaria – 2016”, el 2.1 por ciento se ubicó en el nivel superior de desempeño, el 14.9 por ciento se clasificó en categoría A, el 31.9 por ciento en categoría B, el 42.6 por ciento en la clasificación C, y el 2.1 por ciento en categoría D.

Al comparar los resultados del 2.015 con los del 2.016, dos instituciones educativas subieron de la clasificación B a la A, y tres planteles ascendieron de la clasificación C a la B. Igualmente el 56 por ciento  de los colegios mejoró las competencias en matemáticas, ciencias naturales y lectura crítica en un 77 por ciento, en un 93 por ciento en inglés y en competencias ciudadanas en un 51 por ciento.

Para el Vicerrector de la sede de la Nacional en Manizales, no obstante los óptimos resultados no hay que desconocer que persiste la brecha entre los colegios urbanos y rurales  y con el esquema de educación privado o particular que mantiene una amplia participación. Además un 29.79 por ciento de los centros educativos públicos no registró admitidos.

De ahí, que considere la pertinencia y oportunidad del programa, del que enfatizó se debe fortalecer para permitir que jóvenes con grandes capacidades intelectuales y personales, pero de escasos recursos puedan acceder a la educación superior e ingresar a la Universidad Nacional de Colombia, además de aportar en mejorar sus conocimientos para otras pruebas del sistema educativo.