18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Amnistía se abre camino en el Congreso

20 de diciembre de 2016
20 de diciembre de 2016

Bogotá, 21 de diciembre de 2016. -Los Acuerdos de Paz firmados entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas – FARC, han iniciado en los últimos días su etapa de implementación, en donde el Congreso de la República, es protagonista de primer orden. Luego de la derrota del plebiscito, los partidos de la Unidad por la Paz (Liberal, Alianza Verde, Polo Democrático, Cambio Radical, La U y Conservador), se dieron a la tarea de buscar junto con el Gobierno Nacional, la fórmula que evitara que lo que hasta el momento se había ganado en materia de paz, se cayera y el país se viera inmerso en nueva ola de violencia.

Es entonces cuando el presidente, Juan Manuel Santos, junto con los negociadores del Gobierno en la mesa de la Habana y el presidente de la Comisión de Paz, Roy Barreras, se dan a la tarea de escuchar las propuestas e ideas de quienes lideraban algunos grupos políticos y de ciudadanos que votaron No en el plebiscito. Lo anterior, para no permitir que el proceso de paz se cayera y las Farc retornaran a la guerra.

Se inicia entonces unas nuevas conversaciones con las Farc, en la Habana, esta vez con la idea de incluir las propuestas del No, etapa que logra su fin en tiempo record, consolidando unos nuevos Acuerdos de Paz, con el posterior interrogante de si convocar a un nuevo plebiscito o darle refrendación por la vía de la representación en democracia.

Es entonces cuando se decide implementar los Acuerdos de Paz por la vía del Congreso de la República. El Legislativo es el poder representativo de la democracia y los parlamentarios fueron elegidos por la ciudadanía, quienes en su nombre toman decisiones trascendentales para el país. Hecho que, unido a la potestad del presidente para buscar la paz, hace legítimo el mecanismo.

Fue entonces cuando luego de la nueva firma de paz que tuvo lugar en el teatro Colón entre Rodrigo Londoño, máximo líder de las Farc, y el presidente Juan Manuel Santos las plenarias de cámara y senado bajo la presidencia de Miguel Ángel Pinto y Mauricio Lizcano, respectivamente, iniciaron la tarea de dar discusión con miras a refrendar el documento, citando a un debate para cumplir con este fin.

“En la proposición presentada en el Senado, y con fundamento en el artículo 244 de la Ley Quinta de 1992 (reglamento del Congreso), proponemos a la plenaria citar a un debate para el martes 29 de noviembre al Ministro del Interior, e invitar al Alto Comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, al Jefe del Equipo negociador del gobierno, Humberto de la Calle, para que le expliquen al Senado los alcances del Acuerdo suscrito entre el Gobierno y las FARC…”. La propuesta incluyó la invitación a un grupo de voceros que promovieron, desde la sociedad civil, las opciones del Sí y el No en el plebiscito. Todo con el propósito de discutir la política de paz del gobierno.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, fue el encargado por parte del Gobierno Nacional de presentar el nuevo acuerdo entre el Gobierno y las Farc, el nuevo texto y solicitar, formalmente, que el Legislativo cumpla con el paso de la refrendación de lo pactado para poder comenzar su implementación.

En el documento que el funcionario le entregó al presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, el presidente Juan Manuel Santos le hace “entrega oficial” del nuevo texto y le dice que este es el “fruto de un proceso amplio y democrático en el que se atendieron y escucharon las diversas opiniones de todos los sectores”.

“En el marco de este acuerdo, el Gobierno Nacional y las Farc acordamos que sea el Congreso de la República, como órgano de representación democrática por excelencia, quien adelante el proceso de refrendación del mismo”, le dice el primer mandatario a Lizcano en la comunicación.
De esta manera el órgano legislativo dio refrendación a los nuevos Acuerdos de Paz, hecho que es logrado con un total en Cámara de 130 votos contra 0 y 75 votos contra 0 en la plenaria del Senado.

Cumpliendo con este trámite y luego de que la Corte Constitucional aprobara el Fast Track, se inicia entonces la discusión de leyes y proyectos de Actos Legislativos por la vía rápida en el Congreso de la República, que permitan dar implementación de los Acuerdos de Paz.

En el fallo del alto tribunal queda claro que el mecanismo no viola la Carta Política “porque fue el mismo Congreso el que aprobó estas reglas en un debate abierto y democrático y, además, que en todo caso las normas que se aprueben, tendrán control de la Corte Constitucional, quien podrá tumbarlas si considera que están en contra del espíritu de la Carta del 91”.

De esta manera el Congreso de la República cita a sesiones extras y da inicio a discusiones de Proyectos de Ley que permitirán la debida implementación de los Acuerdos de Paz. El primero de estos, el de Amnistía, con ponencia favorable del Senador, Armando Benedetti, y el Representante Juan Carlos García, quien fue aprobado en comisiones primeras citadas de manera conjunta con 45 votos a favor y ninguno en contra.

Con esto se cumplió el primer paso en el camino de la implementación del acuerdo de paz con las Farc y la próxima semana el proyecto pasará a las plenarias de ambas corporaciones, último paso para posteriormente recibir la firma presidencial y entrar en vigencia.

El Gobierno Nacional radicó en los últimos días iniciativas encaminadas a convertir los Acuerdos de Paz en realidad. El trámite estuvo a cargo del ministro del Interior Juan Fernando Cristo, quien en compañía del ministro de Justicia, el ministro de Defensa y el alto comisionado para la Paz, presentaron a consideración del legislativo proyectos para crear el sistema de Justicia Especial para la Paz; incorporar un artículo transitorio en la constitución para garantizar el cumplimiento de la buena fe por parte del Estado en los acuerdos a los que se llegó con las Farc y una reforma al reglamento del congreso para formalizar la participación de los voceros de las Farc en las discusiones que se darán con el procedimiento especial”.

De esta manera el Congreso de la República, bajo la presidencia de Mauricio Lizcano, en Senado, y Miguel Ángel Pinto, en Cámara, será protagonista de primer orden en lo que tiene que ver con la puesta en marcha de los Acuerdos de Paz, quien deberá hacerlo por la vía rápida mediante el mecanismo de Fast Track que permite la aprobación de proyectos de Ley y de Actos Legislativos en la mitad del tiempo en que estos deben tramitarse (dos
debates en el primero y cuatro en el segundo).