10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tiempo perdido

4 de noviembre de 2016
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
Por Gustavo Álvarez Gardeazábal
4 de noviembre de 2016

Gustavo Álvarez Gardeazábal

Gustavo ÁlvarezPor estos días cuando se trata de rehacer el pacto de paz con la guerrilla de las Farc  y al mismo tiempo se intenta arrancar unas conversaciones con la otra guerrilla, la del ELN, que cumplieron 50 años en una batalla interminable que nadie ganó pero todos perdimos, se pone uno a pensar si no fue también  un tiempo perdido todo ese  medio siglo que se gastaron en hacer la guerra.

Para ayudar a resolver esa pregunta, Juan Diego Mejía, el novelista antioqueño ,ha publicado una novela impactante,SOÑAMOS QUE VENDRÍAN POR EL MAR,  que resume, en la historia de un grupo guerrillero maoísta que trata de formarse unos meses después de la muerte del cura Camilo,  todo lo que significó perder ese medio siglo.

El teatrero que se afilia a la guerrilla por nacer y se va a la Sierra Nevada de Santa Marta a esperar ,camuflado de maestro de teatro de un pueblo de la zona bananera, la llegada del barco con las armas para poder concretar la ilusión y ve pasar el tiempo mientras acumula desengaños hasta amedrentarse con la realidad de la izquierda colombiana, es una novelota sobre el fracaso nacional de la lucha armada como solución.

Tal vez porque al guerrillero de la novela no lo matan como a sus compañeros frustrados y regresa a la tierra paisa llevando a cuesta todo el tiempo perdido, vuelve al grupo de teatro en donde pese a los años no lo olvidaron, y en un esfuerzo tan simbólico como lo es casi toda la novela, monta a los trancazos una pieza teatral en donde el personaje se llama Carlos Marx, y le pegan un tiro en la nuca tal cual en alguna novela de Steinbeck se lo dan al bobo grandote que trabaja ilusionado con nada.La recomiendo.

Publicada en ADN,noviembre 4 2016