21 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Congreso necesita una operación de alta cirugía

11 de noviembre de 2016
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
11 de noviembre de 2016
Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo
 
jesús heli giraldoNo sólo reducir el salario de los congresistas es lo importante, aunque no se justifican esas sumas tan exageradas que reciben los parlamentarios y altos dignatarios de la nación, comparado con lo que devenga la mayoría de los empleados oficiales y qué decir de los trabajadores en general.
Obviamente rebajar esas remuneraciones es algo que debe hacerse. Esa determinación es muy importante porque arrastra un número grande de personajes, entre ellos el mismo presidente de la república, magistrados, ministros, directores de institutos descentralizados y muchos más. Y si de apretar el cinturón se trata, qué mejor que el ejemplo comience por los de arriba
Pero el acto de mayor trascendencia será acabar con la reelección indefinida de congresistas. Hay que dar oportunidad a todos los compatriotas para que accedan a esas dignidades y para ello se requiere una reestructuración del régimen parlamentario que excluya la figura de la reelección indefinida.
Hay que abrir las puertas del Congreso y de la política en general a todos los colombianos y, como están las cosas, eso es imposible llevarlo a la práctica porque un congresista en ejercicio tiene muchas ventajas sobre alguien que aspire por primera vez. Por lo tanto la democratización no pasa de ser una burla y sólo figura de papel.  
Además, el poder que tienen los congresistas en la escogencia de los dirigentes de las distintas ramas del poder y en la consecución de empleos oficiales cierra las puertas a los nuevos profesionales universitarios y a personas que buscan empleo y contratos con el Estado porque generalmente estos terminan en poder del círculo cercano al político tradicional de cada región.
¿Quién se le mide  a estas reformas? Obviamente no las podemos esperar de los mismos parlamentarios. Serán medidas de fondo que sólo responden a una reestructuración del Estado, hecha por éste en su conjunto con proyección y trascendencia nacional.