19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

2015 no fue un buen año para el progreso social en ciudades colombianas

22 de noviembre de 2016
22 de noviembre de 2016

Jefes de Estado, ministros y empresarios de América Latina confirman asistencia a Foro Económico Mundial en Medellín

“Las variables del Índice de Progreso Social -IPS tienen una gran compatibilidad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS, por eso creemos que se puede convertir en una herramienta de seguimiento para analizar cómo estamos en el cumplimiento de las metas propuestas en la agenda 2030”,  afirma Juan Cristóbal Birbuet, director del IPS para América Latina.

Los resultados indican que las ciudades colombianas presentaron una disminución en el progreso social durante 2015, aunque se evidencia que desde el año 2009 -cuando se realizó la primera medición- a la fecha, se ha presentado un incremento del mismo.

Una de las características de la medición del Índice de Progreso Social Ciudades es que se construye a partir de indicadores sociales y ambientales y como complemento a otros indicadores económicos, como el PIB. Por ello en algunos de los resultados se evidenciará que, aunque el ingreso per cápita de la ciudad es alto su progreso social puede ser inferior al esperado.

“Si se logra el éxito económico no quiere decir que la ciudad sea exitosa. El crecimiento inclusivo exige que el éxito económico y el progreso social vayan de la mano, ya que su vínculo permitirá un desarrollo sostenible”, explica Mónica Villegas, directora de proyectos sociales de la Fundación Corona.

Disminuye el progreso social en la mayoría de ciudades

En siete de las 10 ciudades valoradas -Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cartagena, Manizales, Medellín y Pereira- se presentaron variaciones negativas en el valor del Índice de Progreso Social, dando como resultado una reducción promedio de 1,2% en los puntajes de todas las ciudades analizadas. Por su parte en Cali e Ibagué se lograron incrementos entre 2014 y 2015, destacándose Cali al pasar de un nivel bajo a medio bajo, con un crecimiento superior a 8%.

Asimismo, si se promedian las ciudades medidas en 2015, se evidencia que la prioridad para la agenda de progreso social en las ciudades colombianas pasa por atender de manera prioritaria temas relacionados como la seguridad personal; la salud y bienestar; y el acceso a la educación superior.

Una medición para el desarrollo

Según Carlos Javier Velásquez, director del Centro de Estudios Urbanos de la Universidad del Norte, el Índice de Progreso Social se realiza con el fin que las ciudades se vean así mismas y a partir de un consenso con la sociedad civil se puedan construir políticas públicas en pro del mejoramiento integral e inclusivo de las ciudades.

“Es por esto que la batería de indicadores se desarrolló con base en indicadores y componentes que varían de acuerdo a las dinámicas de cada país. Para el caso de Colombia se incluyeron 48 componentes”, agrega  Velásquez.

Grupos de ciudades

Con base en dicho análisis se consolidaron cuatro grupos de ciudades, según sus resultados:

El primer grupo incluye a las ciudades líderes de progreso social en Colombia, es decir que han presentado buenos desempeños y ocupado los primeros cuatro lugares, como lo son Manizales, Bucaramanga, Medellín y Bogotá.

Estas ciudades han presentado niveles medio-altos a altos de progreso social. Sin embargo, todas las ciudades de este grupo presentaron disminuciones en sus puntajes del IPS durante 2015. 

Para determinar el segundo grupo, que sólo incluye a la ciudad de Pereira, se tuvo en cuenta el logro de la ciudad al pasar de un nivel medio-alto, distanciándose un poco de las otras ciudades que están en tránsito de niveles medio-bajos a medio-altos. Sin embargo, el puntaje de Pereira también disminuyó en relación con 2014.

El tercer grupo lo integran Ibagué, Barranquilla, Cali y Cúcuta; las cuales presentan niveles de progreso social medio-bajos. Pese a lo anterior, vale la pena resaltar que Ibagué y Cali fueron las únicas que mejoraron su puntaje, mientras que Barranquilla lo redujo en cerca de 1%. Cúcuta, por su parte, fue medida por vez primera, se ubica en este grupo.

El último grupo lo conforma la ciudad de Cartagena, ya que es la única ciudad que en 2015 se ubicó en el nivel bajo de progreso social y con la mayor reducción entre 2014 y 2015, a pesar de haber tenido el segundo mayor crecimiento entre 2009 y 2014.

Manizales: única ciudad con nivel de progreso social alto

Por segundo año consecutivo, la capital de Caldas es la única ciudad -de las 10 incluidas en la medición- que se ubica en nivel de progreso social alto, con 75,1 puntos sobre 100, aunque con un leve retroceso frente a la medición de 2015. El progreso social en Manizales está altamente correlacionado con incrementos en ingresos, satisfacción de los ciudadanos con su ciudad, inclusión productiva y disminución de la pobreza.

Caso Cúcuta

Este año fue la primera vez se pudo medir el progreso social en la ciudad de Cúcuta. Esta ciudad registró un IPS de 57,2, ocupando el noveno lugar entre las diez ciudades analizadas, evidenciando grandes rezagos frente a las otras ciudades. Es la última en Fundamentos de Bienestar, la octava en Necesidades Humanas Básicas y la séptima en Oportunidades.

Consulte más información sobre estos resultados, descargando en nuestra página web www.redcomovamos.org el resumen ejecutivo que hemos preparado para usted.