15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Salió de la nada y se volvió narcotraficante poderoso y rico

1 de octubre de 2016
1 de octubre de 2016

policia

MANIZALES, 02 de octubre de 2016. El progenitor de  Germán Muñoz Hoyos, el narcotraficante  incluido el viernes en la lista Clinton por el Departamento del  Tesoro de EEUU, lavó copas en una cantina a una cuadra al oriente de la plaza de Bolívar de Aranzazu.

Goar Muñoz, su padre, era un «camellador» del rebusque cotidiano, y su madre, Esneda Hoyos, siempre fue un ama de casa que se dedicó a la crianza de sus hijos.

Fallecido prematuramente su padre, su familia se radicó en Manizales, donde esperaba abrirse un futuro mejor. Pero, como muchos de sus paisanos, Germán buscó el camino más rápido para conseguir dinero.

Es una tendencia que hoy se evidencia en algunos de sus paisanos. La mayoría de los jóvenes aranzazunos se ha hecho a la idea que las profesiones no garantizan una rentabilidad segura y creciente y en cambio actividades como el «gota a gota» proporcionan riqueza rápida y un futuro «mejor». De allí que decenas de aranzacitas estén regados por paises como Brasil, Ecuador, Perú y Chile, entre muchos otros, prestando dinero por el sistema del «gota a gota». El ejercicio de este agiotismo ha vuelo inmensamente ricos a muchos de ellos. Esto explica que Aranzazu figure entre los municipios de Caldas que más remesas reciben del exterior.

Esta «bonanza» que viven explica también que se haya tornado crucial para muchos finqueros reclutar mano de obra para la labranza o los períodos de cosecha cafetera. Los muchachos del campo están emigrando a los países donde sus coterráneos se han enriquecido ejerciendo la usura, atraídos por la práctica de hacer dinero rápido, dejando desoladas las tierras.

“Los administradores del negocio son colombianos que llegaron como comerciantes ambulantes de juegos de cama y cobijas. Pero detrás de ellos hay un grupo de cobradores de la banda criminal de ‘los Triana’, que trabajan con la ‘oficina de Envigado’ ”, le dijo a EL TIEMPO un investigador de la Policía”.

“Una investigación del diario La Tribuna (Honduras) descubrió, en Tegucigalpa, que los supuestos ‘colombianos’ hacen microcréditos a comerciantes de la economía informal que necesitan créditos exprés, sin documentación y engorrosos trámites. “A uno le prestan al 20 % y el dinero hay que pagarlo en 23 días, de 1.500 lempiras (170.000 pesos colombianos) yo pagaba como 90 diarios, cuando uno no puede pagar un día, únicamente le alargan la cuota”, comentó uno de ellos (Revista Semana, 25 de mayo de 2015).

avical
Avical, empresa avícola de Muñoz, con sede en el sector de Milán, en el nororiente de Manizales.

El caso Germán Muñoz

Muñoz fue más allá. Según el Departamento del Tesoro de EEUU, hoy es el líder de una organización internacional de tráfico de drogas que es responsable de la coordinación y distribución de múltiples toneladas de narcóticos desde América Central y del Sur hacia América del Norte y Europa.

Más grave aún que haya involucrado a su familia en sus negocios. En la lista aparecen cinco familiares suyos y seis entidades que son controladas por Muñoz Hoyos y sus asesores. Figuran Carlos Iván Muñoz Hoyos, Jonathan Muñoz Mejía, Jhonny Germán Muñoz Mejía, Eliana Muñoz Mejía y Claudia Julieta Salazar Murillo, miembros clave de la familia que manejan los negocios en nombre de Germán Muñoz Hoyos.

Las empresas de German Muñoz Hoyos designadas son Avical S.A., una empresa de aves de corral y huevos localizada en Manizales, Caldas, Colombia; la sociedad de inversión de Colombia, La Plata Inversiones M & M, S. en C. A. (alias Inversiones La Plata M Y M), y cuatro empresas de fachada incorporadas en Panamá – Romik, S.A., Gemuho Holding, Inc., Unirefriclima, S.A., y Munsa Inversiones Internacionales, S.A.

Los cargos contra Muñoz no son cualquier cosa: es el líder de una organización internacional de tráfico de drogas que es responsable de la coordinación y distribución de múltiples toneladas de narcóticos desde América Central y del Sur hacia América del Norte y Europa.

Esta es pues la triste situación de un compatriota que, después de salir de una situación de penuria, lo tuvo todo y ahora carece de lo más importante: la libertad.