15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Reforma Tributaria, sin consenso estructural en el Congreso

27 de octubre de 2016
27 de octubre de 2016

Bogotá, 27 de octubre de 2016 (RAM) El ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas, sentenció, ante las comisiones terceras de Senado y Cámara de Representantes, que de no presentarse la reforma tributaria, el país entraría en un declive presupuestal que le impediría al Estado resolver problemas sociales y adelantar proyectos de infraestructura. Esto, según el funcionario,  sería contraproducente para el país ya que el nivel de desarrollo sería bajo  y los ingresos del Gobierno corren el riesgo de pasar del 15% del PIB, en 2017, al 13,5% en 2022.

El funcionario,durante la presentación del proyecto que define la Reforma Tributaria Estructural, insistió en que «si nosotros no hacemos nada, los ingresos del Gobierno Nacional seguirán cayendo, ya que a partir del 2019 desaparecen algunos impuestos».

Advirtió el escudero del ejecutivo y encargado de sacar adelante la iniciativa, que un «gobierno cuyos ingresos son del 13,5% del PIB está en la categoría de países de bajo nivel de desarrollo y así se perdería la capacidad de intervenir de manera efectiva en la economía y en la sociedad».

Anotó Cárdenas que  «el Estado no tendría músculo suficiente para mejorar la distribución de ingresos, para disminuir la pobreza y para construir la infraestructura que requiere Colombia». En resumen, «si caen los ingresos naturalmente tendrán que caer los gastos».

El jefe de la cartera de Hacienda aseguró que sin los ajustes y tributos que se plantean en la reforma habría que recortarle al presupuesto del 2018 cerca de 10 billones de pesos y en el 2019, 17 billones para acomodarse a esos menores ingresos. «Si esto pasa habría que recortar nóminas, pensiones, transferencias, habría que recortarle a todos los rubros el 10%, educación, salud, etc».

El Ministro explicó por casi dos horas las bondades de este proyecto de ley con el cual, según sostuvo, se busca evitar un retroceso en la economía y dar estabilidad al Estado colombiano; insistió en lo que puede llegar a suceder con el PIB del país, con los niveles de desempleo, el ingreso per cápita y la tasa de inversión con y sin Reforma Tributaria Estructural.

Luego de la presentación del Ministro, lo senadores miembros de la Comisión Tercera, María del Rosario Guerra e Iván Duque, del Centro Democrático, hicieron reparos a esta iniciativa del ejecutivo calificándola como «la manera con que el Gobierno quiere tapar el huego fiscal producto del derroche y la burocracia». Los congresistas también atacaron al gobierno al que le ‘achacaron’ la falta previsión y planeación frente a los resultados adversos producto de la caída de los precios del petróleo». que causó al país una pérdida de ingresos por más de $24 billones en los últimos 3 años y que, según el ministro de Hacienda, entre el 2016 y 2017, los ingresos por este concepto son nulos.

De manera puntual, la senadora María del Rosario Guerra no pasó por alto el hecho de que a su juicio en la reforma se promuevan subsidios, pero al tiempo se establezcan impuestos sobre lo que consideró es «incongruente y no permite definir una posición clara del Gobierno».

Sobre el impuesto a los datos móviles, la Senadora sostuvo que «el 80% de los colombianos que usan telefonía celular, son prepago, es decir, son los colombianos de más bajos ingresos y este impuesto es agresivo con ellos». En el mismo sentido se refirió al impuesto de alrededor del 15% a las bebidas azucaradas argumentando que las pusieron al mismo nivel de las bebidas alcohólicas y que el argumento utilizado para gravarlas es poco convincente pues «desde el Ministerio de Salud no hay estrategias para combatir patrones de obesidad».

Finalmente, Guerra de la Espriella afirmó que «esta reforma no le hace bien a muchos temas de la economía y afecta a muchos sectores. Es más populista que realista con relación a la realidad fiscal del país».

Seguidamente el senador Iván Duque fue enfático en afirmar que el sistema tributario colombiano tiene fallas de «carácter neurálgico» y «el llamado esa a buscar soluciones estructurales y ya pasaron once meses. En este proyecto no se corrigen de manera estructural esas grandes fallas».

Duque sostuvo que es mentira que el IVA colombiano sea uno de los más bajos de Latinoamérica, pues según señaló, está por encima de la media. Agregó que esta reforma le pasa cuenta de cobro a la clase media por no haber aprovechado la época de la bonanza petrolera.