19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Policía capturó a ‘Patilla’, jefe de seguridad de ‘Otoniel’

6 de octubre de 2016
6 de octubre de 2016

Bogotá, 06 de octubre de 2016 (RAM) La ofensiva de la Fuerza Pública no se detiene. Esta vez, efectivos de la Policía Nacional capturaron en Montería a Jairo Gil, alias ‘Patilla’, jefe de seguridad de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, cabecilla del ‘clan del Golfo’.

Gil es jefe del bloque central Urabá y es requerido por la justicia colombiana para que pague una condena de 15 años de prisión por los delitos de secuestro extorsivo, utilización ilegal de uniformes e insignias y porte ilegal de armas de fuego.

Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa Nacional, dijo que se trata de un golpe sumamente importante para desarticular el funcionamiento del crimen organizado.

Por su parte, el general Jorge Hernando Nieto Rojas, director general de la Policía Nacional, dijo que a ‘Patilla’ se le sindica de ser el responsable de varios ataques a la Fuerza Pública, entre ellos el perpetrado el pasado 21 de agosto contra efectivos de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural, en el que perdió la vida el patrullero Camilo Lozano Remicio, y uno más resulto herido.

Así mismo, se le señala de sembrar campos minados para impedir la captura de los cabecillas del ‘clan del Golfo’.

‘Patilla’ militó en el bloque Élmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), grupo del que no se desmovilizó. Fue capturado en 2005 por la Policía Nacional, pero tres meses después protagonizó una fuga del establecimiento penitenciario y carcelario de Apartadó, junto con otras dos personas.

En el año 2007 ingresó como escolta personal de ‘Otoniel’. Para 2013 pasó a conformar el bloque central de Urabá, del ‘Clan del Golfo’, donde fue delegado por alias ‘Ramiro Bigotes’ como comandante armado.

Aprovechando el conocimiento de la región, el capturado también se encargaba del cobro de gramaje por el comercio de estupefacientes y de cuotas extorsivas a ganaderos y bananeros.

Su nombre cobró mayor relevancia entre los cabecillas de esta banda criminal luego de que en 2014 conformó el grupo de rescate que sacó ileso a su jefe ‘Otoniel’, luego de una operación lanzada en desarrollo de la operación ‘Agamenón’, en la que participaron seis helicópteros y unidades en tierra, acción por la que fue recompensado con 200 millones de pesos.

Con esta nueva operación contra el crimen organizado, la Policía Nacional continúa trabajando por una Colombia segura y en paz.