Julio Cesar Cámara 2018-2022
Formalización laboral

Diego Franco Molina

Franco Diego cuatroPara hablar de formalización laboral necesariamente tenemos que comenzar por hablar del concepto contrario.

Qué se entiende por informalidad?

Es llevar a cabo un negocio o actividad económica sin estar sujetos a las normas del Estado, como tener el registro mercantil, afiliar a los trabajadores a la seguridad social, pagar impuestos, entre otros; y por lo tanto no obtener los beneficios que brinda el Estado y las diversas instituciones económicas tanto públicas como privadas.

Que es trabajo Informal?

Es el servicio o la actividad personal que se desarrolla por fuera del marco legal y por lo tanto, no garantiza un ingreso digno, beneficios sociales, cobertura en seguridad,ni protección social para el trabajador o su familia.

La ley 1429 de 2010 entiende el trabajo informal como el ejercicio de una actividad por fuera de los parámetros legalmente constituidos, por un individuo, familia o núcleo social para poder garantizar su mínimo vital.

El trabajo informal no cuenta con ningún tipo de control o vigilancia, por lo que su desarrollo se establece por las condiciones a veces definidas por el mismo trabajador informal, atendiendo su necesidad de subsistencia personal y familiar, o en otras ocasiones por las condiciones impuestas por aquel que se beneficia de este tipo de servicios desconociendo los derechos de los trabajadores y colocando a estas personas en una situación de vulnerabilidad.

Que es el trabajo formal?

Es el servicio o la actividad personal que se desarrolla bajo el respeto y observancia de las normas que rigen la prestación de servicios personales, puede darse a través de una contratación laboral o a través de otras alternativas de vinculación no subordinadas, en ambos casos desarrollándose como una actividad libre que genera un ingreso digno, seguridad y protección social para el trabajador y su familia.

El trabajo formal, es aquel que cumple con los postulados universales del trabajo decente y garantiza la dignidad del trabajador, la calidad de vida, el bienestar de las personas, el progreso social y económico, la reducción de la pobreza y el desarrollo de una sociedad más justa, equitativa, incluyente y con menor asimetría social.

En el caso nuestro, uno de los aspectos en que más se ha destacado Manizales durante los últimos años es en la formalidad de los empleos que se generan. En 2015 la tasa de informalidad laboral fue en promedio del 42,7%, siendo la más baja entre las 23 ciudades capitales. Sin embargo, que dos de cada cinco ocupados en la ciudad tengan un empleo informal es algo que significa todavía un reto para la ciudad.

En la ciudad, la tasa de informalidad ha estado disminuyendo durante los últimos años. Mientras que en 2009 ésta cerró por encima del 50%, desde entonces el número de ocupados formales ha crecido mucho más que el número de ocupados en la informalidad, lo que ha permitido que en 2015 la ciudad registrara la menor proporción de informales en Colombia.

En general, el empleo que se ha generado en Manizales durante los últimos años ha sido de buena calidad y la ciudad se destaca en el contexto colombiano por la relativamente baja informalidad y mejor calidad. Sin embargo, se sigue presentando un rezago bastante grande en materia de ingresos y este es percibido directamente por los ciudadanos.

El Ministerio del Trabajo en su compromiso de seguir trabajando por la formalización laboral, se ha propuesto generar escenarios que permitan el alcance de un mercado laboral incluyente, más justo y equitativo, donde los trabajadores tengan acceso a trabajos dignos, decentes y de calidad, potenciando así mayores oportunidades laborales para su bienestar y desarrollo.

El trabajo formal representa un ingreso digno y protección social para el trabajador y su familia, se desarrolla respetando la legislación aplicable que conlleva a una mejor calidad de vida, progreso social y económico, reducción de la pobreza y equidad social.

Es así, como el Ministerio del Trabajo a través de la Subdirección de Formalización y Protección del Empleo, está dedicado a fomentar la calidad del talento humano y a asegurar que en Colombia no existan trabajadores sin protección social e impulsar el Sistema de Protección para la Vejez a través de los regímenes y Servicios Sociales Complementarios, que hacen parte del Sistema de Seguridad Social Integral.

Por lo tanto hemos generado una serie de políticas y herramientas para que los trabajadores tengan protección durante toda su vida laboral, que puedan contar con asistencia y prevención de enfermedades y accidentes laborales y que puedan ahorrar para cuando ya no puedan trabajar, o que puedan estar protegidos en caso de perder el empleo, que accedan a subsidios económicos, apoyo en educación y espacios de recreación para ellos y sus familias, y que al llegar a la edad de jubilación tengan una vejez digna, que asegure su bienestar y supla sus necesidades básicas.

Entre los objetivos del estado social de derecho, plasmados en la Constitución Política se encuentran el de crear condiciones que contribuyan a fomentar la generación de empleo, la formalización laboral, mejorar las condiciones de movilidad laboral y la capacitación del talento humano dentro del marco del trabajo decente. Para implementar estos objetivos, nuestro Ministerio con el apoyo de la OIT ha diseñado estrategias para que tanto los trabajadores como sus empleadores conozcan las ventajas de la formalización laboral y su relación con el trabajo decente, logrando la sensibilización de la población y la generación de conciencia sobre la importancia que tiene para las personas  y para el desarrollo económico y social del país tener un trabajo digno; estrategias tendientes a mejorar el conocimiento en materia de protección social, por medio de la implementación de un programa piloto de FORMALIZACIÓN LABORAL, cuya finalidad consiste en ajustar las condiciones de empleo actuales a las políticas públicas del Ministerio, mediante la sensibilización sobre la importancia del trabajo formal y decente para la cobertura en seguridad social, la garantía de las condiciones laborales y el desarrollo de las capacidades laborales en la población económicamente activa.

Dentro de estas estrategias se encuentra la implementación de programas integrales de emprendimiento y generación de ingresos en las zona urbanas y rurales, el fomento de la inserción laboral mediante la transformación de perfiles laborales, hacia ocupaciones y competencias demandadas a corto, mediano y largo plazo, la eliminación de las barreras de ingreso al sector formal de poblaciones vulnerables, la implementación de programas de subsidio al desempleo y la asistencia técnica por parte del Ministerio para los programas de Formalización que se articulen con las políticas de orden regional.

De igual forma dentro del objetivo institucional de aumentar la Formalización laboral se estableció la estrategia de SENSIBILIZACIÓN sobre la operatividad y beneficios de dicha formalización, estrategia que comprende una serie de documentos que permitan el conocimiento sobre las ventajas de dicha tarea.

Uno de los mecanismos creados desde el Ministerio del Trabajo para afianzar y canalizar por una sola vía todas las acciones encaminadas a promover la formalización laboral fue la Red Nacional de Formalización Laboral (RNFL), estructurada en el Decreto 567 de 2014, que busca consolidar el trabajo decente, la cobertura en seguridad social para todos y el desarrollo de las políticas activas de empleo por medio de la promoción, capacitación, orientación, acompañamiento y otras herramientas orientadas a la formalización laboral. Todo esto en articulación con instituciones públicas y con actores privados interesados en aportar a esta estrategia.

En el presente año se pretende dar continuidad a la estrategia de implementación y fortalecimiento de la Red Nacional de Formalización Laboral (RNFL), con la finalidad de facilitar el acceso de los trabajadores al Sistema de Seguridad Social Integral para que al final de su vida laboral cuenten con ingresos para su sostenimiento y, en general, para que atiendan a través de la subrogación de los riesgos, contingencias tales como la afectación a la salud, la maternidad, la vejez, la muerte, la invalidez, los accidentes de trabajo, entre otros.

Director Territorial