11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Añoranzas radiofónicas de Eucario Bermúdez

25 de septiembre de 2016
25 de septiembre de 2016

el campanario

(Recopilación de Tomás Nieto)

Eucario Bermudez feb de 016
Eucario Bermúdez

Vuelve a estar muy visitada nuestra bandeja  de entrada a propósito de la amplia gama de temas que hemos venido manejando en las entregas habituales de El Campanario.

Se reporta desde Miami, Florida, donde tiene avenida con nombre propio, don Eucario Bermúdez, destacada figura de la radio y la tv de Colombia:

Tomás: ¡Qué formidable artículo sobre Guillermo «»El Mago»» Davila con quien compartí muchos momentos gratos cuando yo era Director de Emisoras Nuevo Mundo. El era nuestro comentarista hípico junto al narrador Manuel Escobar, a quien creo que él »bautizo» jocosa y amistosamente como como »el caballo que habla».

Justamente,  »El Mago» fue el organizador del viaje a Villavicencio a la inauguración del primer  Banco Movil -creo que así se llamaba-aunque no recuerdo a qué entidad financiera pertenecía.  Dávila ‘ era ejecutivo de esa cuenta en la Agencia de Publicidad a la estaba vinculado.

Fue el viaje fatal en avión  en el que murieron Julián Ospina Mercado, Conrado Cortes y otros amigos. Nos escapamos, entre otros, porque no atendimos la invitación, el »coloso del humorismo’, el chileno Hebert Castro y este sobreviviente.

Fue cuando en medio del dolor asumí la Direccion General de la Cadena que ejercía ‘el negro» Julián, figura cimera de la radio de entonces.

Apasionante historia  del »Mago» linotipista y nada menos que de los escritos del Gabo.

(El rincon de los recuerdos. Un reto al Alzheimer.)

Un abrazo, Eucario..

REMEMBRANZAS DEL HIJO  DE UNA ESTRELLA DEL PASADO

De la farmacopea en el humor se ocupa desde Bogotá,  en mensaje para El Campanario, el sicólogo Luis Javier Jaramillo, hijo del inolvidable locutor, presentdor y  productor de radio, Mario Jaramillo Duque:

Apreciado Tomás:

Vista al cabo de los años, la Farmacopea es muy vigente como forma de humor. Gracias por darle a Mario de nuevo la categoría que merece en la historia del humorismo. En su época era muy famoso. Los años, sin embargo, traen olvido. Pero que alguien de tu nivel refresque la memoria cuenta de veras.

Creo, por lo que recuerdo,  que Mario no estuvo en el elenco de Montecristo. Vi la foto y reconocí sentado a Aníbal Calderón. El de bigotico, de pié, no es Mario. Eran amigos, ciertamente. Lo que sí tuvo lugar fue haber creado “Los Tres Ases del Buen Humor”, incluyendo a “Jorgito”, Raúl Echeverri, que llenaron teatros en varias ciudades colombianas. La “Visita de Pésame” fue de lo mejor que se haya visto y era algo concebido por los tres.

Que yo recuerde, Mario trabajó por períodos de meses en Radio, mas no en Armenia. Anterior a la voz manizaleña existió Radio Philco, creada por Alberto Estrada, su cuñado, y a la cual sirvió Mario. Alberto trajo la idea de Nueva York, donde estudió optometría y de allá importó los equipos. Entre otras, Alberto, padre de Leonel Estrada Jaramillo, tuvo por años la “Óptica Central” en Medellín y desde allí creó una pequeña empresa que producía telescopios, la primera en su género en América Latina.

Lo del cambio del apellido de Mazo por Macías para el bambuco “Muchacha de risa loca”, es una revelación para mí. No tiene nada de raro que Mario le hubiera dado ese nombre artístico de Macías, pues sus ocurrencias eran ilimitadas.

No sabía lo de la Revista Corrientes. Felicitaciones! Voy a mirarla con frecuencia, como hago con Eje 21 y El Reverbero. Me ha encantado la actualidad, la brevedad y la concisión de sus noticias y comentarios.

Un abrazo,

Luis Javier

TURNO PARA JORGE ELIÉCER OROZCO

jorge eliecer orozco
Jorge Eliécer Orozco

Tercia desde Armenia en el foro abierto acerca de los antiguos coronadores de reinas en el Gran Caldas el colega y amigo Jorge Eliécer Orozco:

Se evoca, goza, aprende y disfruta siempre leyendo El Campanario. Gracias Tomás or la permanente recordación a los mejores elementos de esa radio que pasó a un segundo plano, para no decir otra cosa. Ese es un medio ahora de mediocres, imbéciles, lleno de pordioseros correveidiles de la politiquería y de la corrupción.

Y a propósito de las buenas historias quiero recordarle a mi querido amigo Jaime Lopera que Julio Alfonso Cáceres se disputó con Baudilio Montoya el primer puesto entre los coronadores de reinas y que lo hicieron muy bien en su época, Bernardo Ramirez Granada el primer rector de la Universidad del Quindío y excelente cronista y luego Miguel Angel Capacho Rodriguez, este último con una doble cualidad, -coronador de reinas y enterrador de amigos-. No se perdía oportunidad para hablar en el cementerio y despedir a quienes emprendían el viaje sin regreso.  (Jorge Eliécer Orozco)

RESPUESTA RELAMPAGO      

Con velocidad aeronáutica nos llegó la respuesta de Lopera Gutiérrez a Orozco Dávila:

Tiene razón Jorge Eliecer:  Cáceres era poeta declamador, Ramirez Granada no lo conocí en ese oficio y Miguel A. Capacho coronaba las reinas populares de Armenia… y después salía a colaborar con su jefe, Ancizar Lopez, en su radio periódico. Solo que los versos románticos de Baudilio superaban todo y las reinas le besaban su calva con deleite familiar. De todos modos así se va enriqueciendo la historia. Saludos ambos, Jaime