16 de noviembre de 2018

Centro Democrático insiste en proyecto que prohíbe el alquiler de vientres

27 de julio de 2016
27 de julio de 2016
vientre alquilado
Imagen www.citizengo.org

BOGOTA, 27 de julio de 2016 (RAM) Los congresistas del Centro Democrático María del Rosario Guerra y Santiago Valencia, radicaron este martes en la Secretaría de la Cámara de Representantes, el proyecto de ley “que prohíbe la práctica del alquiler de vientres en Colombia por ser una categoría de trata de personas y una explotación de la mujer con fines reproductivos”.

Debido a que en la pasada legislatura no alcanzó a dársele trámite a esta iniciativa, los congresistas volvieron a presentarla para ser discutida en este periodo.

La maternidad subrogada, más conocida como alquiler de vientres, ha sido entendida en Colombia como la contratación de una mujer que se compromete a gestar un bebe con la obligación de entregarlo a los solicitantes cuando nazca, quienes a su vez se comprometen a criarlo. Por su parte, la mujer gestante debe renunciar a la filiación.

La senadora Guerra sostuvo que el proyecto pretende poner fin una práctica que vulnera los derechos humanos y en la que tanto las mujeres como los bebés son tratados como mercancías.

“Atenta contra la dignidad de la mujer y contra los derechos de los no nacidos. Este es un tema que se ha vuelto comercial y eso es lo que queremos evitar”, afirmó Guerra.

Por su parte, el representante Valencia expresó la necesidad de prohibir el alquiler de vientres como ya se ha hecho en países desarrollados.

“Esta es una actividad que ha sido prohibida en la mayoría de los países desarrollados. Esta práctica ha generado que ciudadanos de estas naciones vengan a Colombia con el objetivo de buscar mujeres en situación de vulnerabilidad para alquilarles el vientre, lo cual abiertamente vulnera los derechos de ellas y de los niños que resultan objeto de la contratación”, señaló el Representante.

Los congresistas dijeron que la problemática tiene una serie de consecuencias complejas como que el niño nazca con alguna enfermedad o discapacidad y los padres biológicos contratantes no quieran recibirlo, o que la madre gestante se niegue a entregar al bebé.

La iniciativa, basada en un estudio técnico, jurídico, social y ético de la problemática, señala que la maternidad subrogada contiene todos los elementos que configuran “una clara explotación de la mujer con fines reproductivos, como ser humano y como madre e ignora la protección del menor”.

El Proyecto de cinco artículos propone, entre otros puntos:

  1. La definición del concepto de alquiler de vientres.
  1. La prohibición del alquiler de vientres para proteger los derechos a la dignidad, intimidad, igualdad, autonomía, procreación y salud de la mujer, así como el derecho a la vida y al de conformar una familia de quien está por nacer; y
  1. La penalización a quienes incurran en el delito.