15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por un más eficiente orden comercial

5 de junio de 2016
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
5 de junio de 2016

Por: RicardoTribín Acosta

Ricardo TribinDejando unos comentarios en una reunión de comercio internacional alguien decía que «Los productos no venden productos, sino los que lo hacen son las personas y por ende resulta importante respetar la cultura de los otros. Los negocios no se hacen en base a contratos, mas si en base a confianza. Todas las empresas y sus empleados si exportan deben conocer el proceso de exportación»

Tres en una podrían considerarse estas sabias manifestaciones que le dan bastante claridad al proceso de comercio. Hablando de la primera, aunque hay productos muy calificados dentro del mercado, se requiere la presencia humana para poderlos promover, sobretodo pensando en un mundo tan exigente como el de hoy, que tanto necesita e incluso carece de un buen sistema de servicio al cliente. Quien duerme en sus laureles pensando que está sentado sobre una mina de plata, pronto se llevará sorpresas cuando la competencia lo supere, precisamente por la mejor atención que les pueda prestar a sus compradores.

Por lo anterior es conveniente que los protagonistas del proceso de exportación conozcan bien lo que están haciendo, se capaciten y sobretodo entiendan muy bien la cultura de los países adonde están enviando sus productos. El no hacerlo, generalmente genera sorpresas indeseadas, que pueden poner en grave riesgo la posibilidad de sus ventas.

Y la confianza? Pues ella es fundamental, más incluso que los contratos mismos, ya que cuando a alguien lo quieren «tumbar» en un negocio, así existan las mejores documentaciones, el daño que puede hacer el evasor, al menos al comienzo, seria muy grande. Lo grave, para quien así procede, es que a lo mejor lo logre hacer una vez, pero quizás dos no, ya que «no hay mal que dure cien años ni negocio que lo resista».