18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Vías para la paz” mejorarían conexión interna y externa de Caldas

4 de mayo de 2016
4 de mayo de 2016

Transversal de caldas

 

MANIZALES, 04 de mayo de 2016. El diseño y la rehabilitación de las arterías viales estratégicas que cruzan la subregión del Magdalena Centro forma parte de la propuesta para mejorar la conectividad.

El proyecto, que surge desde el Departamento de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, pretende fortalecer la conexión de al menos 20 municipios de Caldas y Tolima, que a la vez, conformarían un clúster con el ánimo de dinamizar este escenario donde habitan alrededor de 20.000 habitantes.

La iniciativa, catalogada como de interés común regional por parte de la sesión conjunta de asambleas departamentales, celebrada en Fresno (Tolima), contempla la transversal de Caldas para articular el oriente y norte del departamento, vía de aproximadamente 116 kilómetros, promovido por la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales. Así, esta partiría de Perico, pasaría por Victoria, Marquetalia, Manzanares, Marulanda, Salamina y La Merced, y saldría a la Felisa.

“A esta vía se sumaría la conexión por Cementos Caldas para integrar la fértil y marginada región Marulanda-San Félix, pavimentando con asfalto natural, la parte destapada de la carretera de 96 kilómetros entre Marulanda y Manizales, como alternativa a la vía de 129 kilómetros por Salamina”, indicó el ingeniero Gonzalo Duque Escobar, uno de los proponentes junto con Diego Alexander Escobar, director de la Oficina de Movilidad Sostenible del Departamento de Ingeniería Civil.

Asimismo, la propuesta que también es vista como “vías para la paz”, bajo el presupuesto, como lo aseguró Duque Escobar, de “que el transporte rural es un catalizador de la pobreza”, incluye beneficios para Samaná, al proponerse la pavimentación de los 28 kilómetros hasta Cañaveral (Victoria). En este sentido, surge la necesidad de construirun puente sobre Guarinó para conectar a Pensilvania, Manzanares y Marquetalia con Fresno (Tolima).

“Esta obra, además de integrar esta fértil región por el sector de la Marina y El Tablazo, detonaría la creación de un mini clúster subregional y habilitaría una alternativa a los accesos Manzanares-Petaqueros, y Mariquita-Victoria”, acotó el profesor Duque.

Paralelo a esas intervenciones, también se requirió pavimentar los 180 kilómetros de la vía del Renacimiento entre Sonsón y La Dorada, carretera con una longitud de 180 kilómetros, 112 de ellos transitando por Caldas, vital para la salida de Pensilvania a Puente Linda y para el proyecto hidroeléctrico Butantán en el alto Samaná.

Por otro lado, la iniciativa, planteada en otra ocasión en el debate del Plan de Desarrollo 2016-2019 de la Gobernación de Caldas, promueve dos salidas para la región de Marulanda-San Félix. Una de ellas sería a través de la transversal de Caldas llegando de Salamina, para continuar a Manzanares. La otra incluye la carretera Marulanda-Manizales de 96 kilómetros por Cementos Caldas.

Para el norte, además de la tradicional carretera de 115 kilómetros entre Neira y la Pintada por Pácora, los alcaldes reclaman dos nuevas conexiones: la ruta Castilla-Pacífico 3 cruzando el Cauca, carretera de 9 kilómetros para conectar a Pácora con la nueva Troncal de Occidente; y la ruta de Aranzazu a Juntas, en vecindades de Irra y el kilómetro 41.

Según la Oficina de Movilidad Sostenible del Departamento de Ingeniería Civil de la U.N., estos proyectos deben responder varias hipótesis que se deben dilucidar en cuanto a costos, aspectos demográficos y producción potencial, mediante una evaluación integral soportada en la cuantificación de índices de movilidad y accesibilidad.

 Agencia de Noticias UN