14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Unas grageas para el tedio

Por Orlando Cadavid Correa
24 de mayo de 2016
Por Orlando Cadavid Correa
24 de mayo de 2016

el campanario

Por Orlando Cadavid Correa

Para demostrarle al planeta que Argentina es algo más que arrogancia, mate amargo, tango milongón, churrasco, lunfardo, Perón, los Kirchner,  Messi, Maradona o Macri, el Creador nos gratificó con el ingenio inmenso del caricaturista Quino, el papá de Mafalda, y el enorme sentido del humor del grupo cómico-musical Les luthier´s.

quinoNos abstenemos de redondear una imaginaria y muy talentosa trinidad rio platense con el genial Jorge Luis Borges, porque el humor, que es cosa seria, va por un lado, y la intelectualidad de alto vuelo, por otro.

Todavía no sabe quién hizo famoso a quién. Si Quino a Mafalda o Mafalda a Quino. Cabe la misma pregunta en materia musical: ¿fue Gardel quien hizo famoso el tango o el tango a Gardel? ¿Fue Evita la que hizo famoso a Perón o al contrario: ¿fue el General quien creó el gran mito de la mamá de las grandes legiones de descamisados argentinos? Sin más proemios (apelando a un título de un libro del inolvidable humorista caldense Pedro Nel Duque, “Crispín”) presentamos esta divertida cascada de Grajeas para el tedio, de Les luthier’s, elenco bonaerense de enorme reputación que ha desfilado exitosamente por los escenarios de los principales teatros del mundo.

-El amor eterno dura aproximadamente 3 meses.

-No te metas en el mundo de las drogas: ya somos muchos y hay pocas existencias… Todo tiempo pasado fue anterior… Tener la conciencia limpia es síntoma de la mala memoria… El que nace pobre y feo tiene la posibilidad de que al crecer, desarrolle ambas condiciones… Los honestos son inadaptados sociales… El que quiere celeste que mezcle azul y blanco… El pez que lucha contra la corriente, muere electrocutado… La esclavitud no se abolió. Se cambió a 8 horas diarias… Si la montaña viene hacia tí, corre,  que es un derrumbe… Lo importante no es ganar, sino hacer perder al otro.. No soy un completo inútil; por lo menos  sirvo de mal ejemplo… Si  no eres parte de la solución, eres parte del problema… Errar es humano pero echarle la culpa al otro, es más humano todavía… Lo  importante no es saber sino tener el teléfono del que sabe… Yo no sufro de locura; la disfruto a cada minuto… Es bueno dejar el trago; lo malo es no acordarse dónde lo dejó… El dinero no hace la felicidad: la compra hecha… Una mujer me arrastró a la bebida y nunca tuve la cortesía de darle las gracias… Si tu novia perjudica tu estudio, deja el estudio y perjudica a tu novia… La inteligencia me persigue, pero yo soy más  rápido… Huye de las tentaciones, pero despacio, para que puedan alcanzarte… La verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente cierto… Hay un mundo mejor,  pero es carísimo… Ningún tonto se queja de serlo o sea que no les debe ir tan mal… Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de pupitre… La mujer que no tiene suerte con los hombres, no sabe la suerte que tiene… No hay mujer fea sino belleza rara… La pereza es la madre de todos los vicios y como madre, hay que respetarla… Si un pajarito te dice algo, debes estar loco, pues los pájaros no hablan… No tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella… El alcohol mata lentamente; no importa, no tengo prisa… La confusión esta clarísima. –mátate estudiando y serás un cadáver culto… Lo triste no es ir a un cementerio sino tener que  quedarse… Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: “tire” y “hale”… De cada diez personas que ven televisión, cinco son la mitad…  Arriesgados los paracaidistas argentinos: lanzarse de un avión, sabiendo que en todas partes caen mal!!

La apostilla: El vanidoso ejecutivo argentino, que se ha puesto su mejor traje y se ha acicalado con gran esmero, se para frente al espejo para echarse una última mirada, antes de irse a la calle, y dice: Francamente, no sé qué haría yo sin mí!!.