14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mouse para hacer clic con la cabeza

18 de mayo de 2016
18 de mayo de 2016

Mouse para hacer clic con la cabeza

MANIZALES, 19 de mayo de 2016. Ingenieros de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales desarrollaron el prototipo de un dispositivo apuntador para personas con discapacidad física en extremidades superiores. El artefacto montado sobre una diadema tiene un costo aproximado de 60.000 pesos y no exige conocimientos técnicos y se proyecta como un dispositivo de bajo costo.

Los pies de Manuela Serna Arango son como sus manos, pues depende de ellos para realizar la mayoría de sus actividades cotidianas, por ejemplo hacer las tareas, ver videos o jugar en el computador. Por eso no lo pensó dos veces, el día que le dijeron que tendría la oportunidad de probar un mouse, que le permitiría ejecutar con la cabeza, algunas funciones del computador.

Cuando la ataviaron con esa diadema que se conecta al computador a través de cable USB, la niña de 8 años, no lo podía creer.

“Al comienzo, no fue fácil, pero ya me adapté y lo manejo muy bien”, afirma con timidez esta estudiante destacada de la Institución Educativa Fe y Alegría La Paz de Manizales, momentos después de usar el dispositivo.

En la sonrisa que se dibuja en el rostro de la manizaleña tiene que ver el Grupo de Ambientes Inteligentes y Adaptativos (GAIA) de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, el cual creó un mouse o apuntador pensado para las personas en situación de discapacidad, quienes afrontan serios inconvenientes para acceder a las nuevas tecnologías.

“El artefacto no exige conocimientos técnicos, no necesita configuraciones y el costo del prototipo (sus materiales) no excede los 60.000 pesos”, afirma Camilo Alejandro Castillo Benavides, estudiante del doctorado en Ingeniería, Sistemas e Informática de la UN. Sede Medellín, uno de sus creadores.

Fácil de usar

El dispositivo fue programado para reproducir el movimiento del cursor (indicador o apuntador que se usa para mostrar la posición en las pantallas de los dispositivos electrónicos: computador, tabletas, teléfonos inteligentes) mediante los movimientos horizontales y verticales de la cabeza. Su diseño se hizo a partir del uso de un acelerómetro y un giroscopio contenidos dentro de una Unidad de Medida Inercial (IMU), que sirve para medir la velocidad y la orientación, y que suelen tener la mayoría de teléfonos inteligentes.

“El grado de complejidad respecto al desarrollo consistió en asociar los movimientos de la cabeza con los del cursor mediante el uso de sensores”, agrega el doctorando, quien añade que parte del dispositivo fue programado para generar un “clic” a partir de un cambio considerable de la aceleración producido por un movimiento hacia adelante de la cabeza (como cuando estornudamos). Además, la implementación involucró un Arduino Micro (microcontrolador de código abierto cuyos principios son contar con software y hardware fáciles de usar).

En el mercado actual se encuentran versiones de herramientas similares, tales como el Integramouse, el cual es accionado por el usuario a través del movimiento de la boca y soplos. También se destacan los sistemas de interfaz que realizan las acciones básicas de un apuntador basados en el reconocimiento de imágenes y otros que utilizan diversos enfoques para detectar y seguir la retina del usuario. Una de las ventajas del artefacto desarrollado en la UN Sede Manizales con respecto a las tecnologías mencionadas es que no requiere la aplicación de complejos algoritmos.

Según, Luís Felipe García Arias, estudiante de Ingeniería Electrónica, el dispositivo también podría usarse en entornos donde el uso de un mouse convencional no sea el apropiado. Por ejemplo, en un laboratorio en donde las manos del usuario están en contacto con sustancias peligrosas, o en un industria, donde las personas ocupan sus manos en otras actividades.

Pese a que el mouse permite la interacción efectiva con el computador, sus creadores están en proceso de mejorarlo mediante la implementación de otras tareas, entre las que se encuentran el “clic” sostenido o el “clic” secundario, lo cual permitirá que el mouse sea más completo, y todavía más práctico.

Herramienta de inclusión

Desarrollos como estos, podrían tener, en opinión de Natalia Valencia Gutiérrez, coordinadora médica fisiatra de Teletón en la capital caldense, un impacto positivo no solo en esa población, sino en el país. Se calcula que en Colombia hay unas 2,9 millones de personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales unas 7. 906 personas viven en Manizales. Por tanto, “la implementación de herramientas tecnológicas facilita su accesibilidad a las ventajas y oportunidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Tal es el caso del físico Stephen Hawking, quien a pesar de padecer la enfermedad degenerativa, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), de hace unos 51 años, ha impactado a la humanidad con sus conocimientos e investigaciones, gracias a que existen ayudas tecnológicas como el dispositivo que transporta su silla de ruedas y que detecta movimientos de su mejilla para tener acceso al computador”, menciona la experta.

Tal es el caso del físico Stephen Hawking, quien a pesar de padecer la enfermedad degenerativa, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), desde hace casi 51 años, ha impactado a la humanidad con sus conocimientos e investigaciones, gracias a que existen ayudas tecnológicas como el dispositivo que transporta su silla de ruedas y que detecta movimientos de su mejilla para tener acceso al computador”, menciona la experta.

Al respecto, menciona la fisioterapeuta de la Clínica Versalles de Manizales, Verónica Ocampo Builes, “la ventaja del mouse no es solo que sea una herramienta de bajo costo, sino que este permite que exista inclusión social e igualdad de oportunidades a la hora de interactuar con la tecnología”.

Precisamente, datos de la Organización Mundial de la Salud, muestran que en muchos países de ingresos bajos o medianos, como Colombia, solo entre el 5 % y el 15 % de las personas tienen acceso a dispositivos y tecnologías de apoyo. Por eso, en opinión de las expertas, este prototipo diseñado en la UN podría ofrecerles a las personas en situación de discapacidad una forma de mejorar la interacción con los recursos ofrecidos por las TIC dentro de un proceso de construcción social orientado a la inclusión.

UN Periódico