19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alcalde de Manizales facultado para cerrar negocios comerciales que sobrepasen intensidad auditiva

23 de mayo de 2016
23 de mayo de 2016

Contaminacion sonora

MANIZALES, 24 de mayo de 2016. El Concejo de Manizales aprobó este domingo un polémico proyecto que faculta al alcalde  para hacer efectiva la suspensión de actividades y cierre definitivo de los establecimientos de comercio que sobrepasen la intensidad auditiva.

De inmediato, cuatro concejales de los llamados «rebeldes», pidieron a la administración que retire ese proyecto «porque crea falsas expectativas a la comunidad».

El Proyecto de Acuerdo 010 “por el cual se confieren facultades al Alcalde para hacer efectiva la suspensión de actividades y cierre definitivo de los establecimientos de comercio que sobrepasen la intensidad auditiva, en la jurisdicción del Municipio de Manizales, y se dictan otras disposiciones”, fue aprobado por 12 corporados, tres de ellos impedidos, tres con voto negativo y uno ausente, el debate se extendió con las objeciones y preguntas de los corporados y la intervención de afectados y representantes de comercio.

El primero en intervenir fue Martin Emilio Osorio, en nombre de los comerciantes de entretenimiento de Manizales, quien aseguró que este Proyecto de Acuerdo, es de demasía importancia para toda ciudad y apoyan totalmente a la Administración para que se lleve a cabo y se cumpla la ley a quien no tenga insonorizado su establecimiento.

“Apoyamos este Proyecto porque queremos dejarle claro a la ciudadanía que no estamos en contra de su descanso, todos los que rumbean duermen y todos los que duermen rumbean. Los comerciantes debemos insonorizar nuestro negocio. Esto no se trata de una disposición administrativa, sino de cultura ciudadana, ¿por qué no elegir solo establecimientos insonorizados?, el que no lo esté que no tenga clientela”, argumentó.

Por su parte Ángela María Hernández, habitante del barrio Chipre, expresó su preocupación por el alto índice de ruido que presentan los establecimientos situados en este sector, los cuales perturban el sueño y el descanso de todos los ciudadanos.

“Es increíble que un sector que era de tradición familiar, se haya convertido en una zona con intensa contaminación auditiva, además de alcoholismo y drogadicción, que nos perturba a todos los que no podemos conciliar el sueño”, agregó.

Los concejales ponentes de este Proyecto de Acuerdo, Cesar Augusto Díaz Zapata y Rafael Torregrosa Gutiérrez, militantes del Partido Liberal Colombiano, aseguraron que la Administración pretende darle prioridad a la comunidad que se está viendo vulnerada en sus derechos, por el alto índice de ruido que se está presentando en algunas zonas de la ciudad y que ha sido perturbador para ellos el no poder descansar, con este Proyecto con el que se implementará la Ley 232.

Según el ponente Cesar Augusto Díaz Zapata, la ciudad podrá tener un procedimiento para regular y tomar medidas sancionatorias a establecimientos comerciales que sobrepasen los niveles de ruido autorizados en la ciudad.

“Con este Proyecto estamos dando respuesta a la ciudadanía que presentaba constantes quejas por el alto índice de ruido en algunas zonas de la ciudad, y hoy mediante un acto administrativo se le está dando la facultad al Alcalde para que haga la normatividad y procedimiento que tienen como objetivo total, la tranquilidad y sana convivencia de los manizaleños”, dijo.

Po su parte Rafael Torregroza Gutiérrez, explicó que este Acuerdo Municipal empezará a regir en seis meses, con el fin de que en los establecimientos se realice la insonorización necesaria.

“Fue concertado con los establecimientos de comercio las obras de mitigación de ruido, la insonorización respectiva a su establecimiento. La Secretaría de Gobierno y Medio Ambiente emprenderán jornada de sensibilización”, opinó.

El concejal del Partido Alianza Verde, Carlos Mario Marín, expresó su satisfacción por el nuevo Acuerdo Municipal.

“Aprobamos Proyecto contundente para mejorar la calidad del ruido de la ciudad, cada día mejor”, finalizó.

Los concejales que expusieron su impedimento frente al voto de este Proyecto de Acuerdo fueron: Carlos Humberto Velázquez, Rubén Darío Giraldo Sepúlveda, y John Hemayr Yepes Cardona, y ausente Julián Eliecer Fonseca Arias.

Tres concejales dieron su voto negativo al Proyecto de Acuerdo

El concejal del Partido Social de Unidad Nacional, Manuel Orlando Correa Bedoya, reiteró que su voto negativo se dio porque para él, este Proyecto no era necesario, pues las resoluciones que las señalan son de obligatorio cumplimiento.

“Hacemos un llamado a la Administración porque si no está cumpliendo las resoluciones o la ley, pues que las cumpla, porque no se necesita un proyecto de Acuerdo para poder generar los procesos y procedimientos para el control del ruido en la ciudad. Se está generando una falsa expectativa, estamos diciendo que vamos a aplicar algo que debe estar en funcionamiento desde 1995”, explicó.

Por su parte el concejal del Partido Conservador Colombiano, Ronald Fabián Bonilla Ricardo, aseguró que su voto negativo se debe a que no vio claridad al Proyecto y no vio diferencia a lo que se está haciendo en este momento en la ciudad.

“No obtuve diferencia por parte de la Administración en cuanto a lo que se va aplicar en seis meses, a lo que se aplica el día de hoy, no me parece un Proyecto claro, que no significa que no esté de acuerdo con que se deben respetar los derecho de las personas”, aseguró.

Para el finalizar el concejal del Partido Conservador Colombiano, Andrés González Sierra, expresó que su voto negativo es debido a que la ley que rige es de obligatorio cumplimiento.

“Decidí dar el voto negativo porque no se debe aprobar un Proyecto sino implementar la ley que existe a nivel nacional”, concluyó