14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos participa esta semana en Sesión Especial de ONU sobre drogas y en firma del Acuerdo de París

19 de abril de 2016
19 de abril de 2016

BOGOTA, 19 de abril de 2016 (RAM) El Presidente Juan Manuel Santos participa este jueves en Nueva York en la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas (UNGASS), propuesta por Colombia, México y Guatemala, y el viernes asistirá a la firma del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Ambos eventos son de vital importancia para el país y en los dos casos el país ha tenido un papel protagónico, debido a su trayectoria en la lucha contra las drogas y en la protección del ambiente y la biodiversidad.

La Sesión Especial de la Asamblea de la ONU sobre drogas tendrá lugar en la sede del organismo y asistirán 60 jefes de Estado y de Gobierno y delegados de 130 países.

Allí el gobernante de Colombia reiterará su propuesta para que se apliquen medidas efectivas y novedosas para combatir el problema de las drogas, ya que las políticas prohibicionistas de las últimas cuatro décadas no han dado suficientes resultados.

Mientras tanto, más de un centenar de países firmarán el Acuerdo de París el jueves 21 y viernes 22, luego de un acto de apertura encabezado por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

La nueva UNGASS sobre drogas

En las anteriores UNGASS sobre drogas, los Estados miembros acordaron en 1998 una declaración política sobre el control mundial de las drogas y once años después se reunieron en Viena para revisar los avances logrados y presentar un plan de acción.

La próxima UNGASS sobre drogas debía celebrarse en 2019, que era la fecha límite acordada en 2009 para lograr una reducción significativa o eliminar la oferta y la demanda de drogas.

Sin embargo la sesión siguiente se anticipó luego de que en la VI Cumbre de las Américas, realizada en Cartagena en 2012, los presidentes de Colombia, Guatemala y México propusieran revisar el enfoque de las políticas antidrogas.

Los mandatarios, liderado por el Presidente Santos, invitaron a la Asamblea General de las Naciones Unidas para convocar a comienzos de 2016 un período extraordinario de sesiones sobre el problema mundial de las drogas.

Hace pocas semanas, en la IV Cumbre Presidencial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en Quito, el Jefe de Estadio colombiano propuso buscar una posición común de cara a la Asamblea Especial de Naciones Unidas sobre drogas, ya que la lucha en contra del narcotráfico concierne a todo el hemisferio.

“Sabemos que tenemos que ser mucho más efectivos en la lucha contra el narcotráfico”, dijo esa vez el Mandatario y añadió que “las políticas totalmente prohibicionistas que se han aplicado en los últimos 40 años no han permitido que se gane esa guerra contra el narcotráfico”.

Consideró igualmente que “poder estudiar, poder aplicar medidas más novedosas y más efectivas le conviene al mundo entero y a América Latina y el Caribe, porque prácticamente todos los países están siendo afectados por este fenómeno y algunos en forma creciente”.

Firma del Acuerdo de París

El jueves y viernes, también en la sede de la ONU en Nueva York, jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el Presidente de Colombia, y una cifra similar de ministros, de un centenar de países participarán en la ceremonia oficial de la firma del Acuerdo de París.

El instrumento, aprobado el pasado 12 de diciembre en la capital de Francia al término de la 21 Conferencia de las Partes (COP’21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), será suscrito en el Día Internacional de la Madre Tierra.

Está confirmada la asistencia de 31 jefes de Estado, 15 jefes de Gobierno, 3 vicepresidentes y 40 ministros de 101 países.

El acuerdo adoptado en París por representantes de 195 países define el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero y medidas para impedir cambios climáticos luego del año 2020 y compromete a las partes a que el aumento de la temperatura a final de siglo no supere los 2 grados centígrados.

Colombia se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento en el año 2030, respecto de la trayectoria proyectada para ese año, y a avanzar en su plan de adaptación a los impactos del cambio climático.

Para Colombia el Acuerdo de París es una necesidad apremiante. Como país altamente vulnerable a los impactos del cambio climático, expuesto a las consecuencias nocivas del aumento en la frecuencia e intensidad de fenómenos como el Niño y la Niña, que se derivan de este fenómeno, requiere que el cambio climático se detenga.

En diciembre pasado, durante la COP’21, en París, el Presidente recordó que Colombia es el país con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado, pero también es especialmente vulnerable frente al cambio climático.

Esa vez advirtió que detener el cambio climático es el mayor reto que tiene la humanidad en toda su historia y por eso Colombia se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el país en un 20 por ciento en relación con las emisiones proyectadas para el año 2030.

Y días más tarde, al terminar la COP’21 y lograrse el acuerdo, manifestó que éste “plantea objetivos para la reducción de gases de efecto invernadero, la adaptación y la financiación de medidas para hacer frente al cambio climático que, sin lugar a dudas, es el más grande reto que tiene y ha tenido la humanidad en toda su historia”.

Señaló que el objetivo “es ambicioso” porque fija 2 grados como límite para el aumento de la temperatura del planeta.

El Jefe de Estado estará acompañado en las reuniones de Nueva York por los ministros de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín; Justicia, Yesid Reyes, y Salud, Alejandro Gaviria.

En el marco de estos eventos, el gobernante colombiano planea reunirse durante esos dos días con varios Jefes de Estado y de Gobierno, y con dignatarios de organismos multilaterales.