16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Qué dicen de mi?

28 de abril de 2016
Por César Montoya Ocampo
Por César Montoya Ocampo
28 de abril de 2016

cesar montoya

Le pregunta Don Quijote  a su escudero : “…dime, Sancho amigo,qué  es lo que dicen de mi por este lugar. ¿En qué opinión me tiene el vulgo, en qué los hidalgos,  y en qué los caballeros? ¿Qué dicen de mi valentía, qué de mis hazañas y qué de mi cortesía?…”. Después de muchos rodeos, le contesta : “..el vulgo tiene a vuestra merced por grandísimo loco,       y a mí por no  menos mentecato”…”hay diferentes opiniones. Unos dicen : “loco, pero gracioso”; otros, “valiente pero desgraciado”; otros, “cortés pero impertinente”.

Querido orate: te tienen envidia. ! Increíble ! Después de 400 años tus hazañas están tatuadas en los cerebros de la humanidad inteligente. Te cuento que Carlos Fuentes un escritor de mucha nombradía, fue preguntado : ”Maestro: cuáles son las  cinco novelas que a usted lo han deslumbrado? El mejicano contestó :  Don Quijote, Don Quijote, Don Quijote, Don Quijote y Don Quijote”.

Ya ves, cómo 4.800 meses después de tu muerte, nadie te desbanca. ¿Quién tan grande como tu? Solo tienes un par : Willian Shakespeare, demiurgo coetáneo. Fuiste   discursero  como él, pero original e inmenso en tus devaneos sobre prosapias, armas y letras,ensartado en polémicas con eclesiásticos, delirante en la cueva de   Montesinos, sabio  en tus consejos a Sancho  cuando iba  a posesionarse como gobernador de la Ínsula  Barataria. Shakespeare anduvo por otros predios. Alimentó  sus tragedias en manantiales históricos y las convirtió en  caminos para quienes gustan  de los Gólgotas en los itinerarios hacia el poder. Un contraste valioso. Después de tus locuras geniales, recobraste el buen juicio y  te preparaste a morir como buen cristiano.  Las tragedias  de Shakespeare finalizan en una orgía de cadáveres.  Me parece tu contemporáneo más poético.  De pronto eres descuidado en tus prosas, te excedes  en calificativos destructores contra tu escudero gordiflón y efectivamente tienen razón quienes te motejan de chiflado. No te preocupes Quijote, amigo. Eres un genio. Fíjate que tu nombre se transformó en adjetivo. Solo un supermán fantástico, logra incrustarse en los  diccionarios de todas las lenguas de este cosmos. Debes repartir tu gloria a todos los que, con ansiedad, te devoran por  ese acierto innovador para clasificar la humanidad entre  cuerdos y locos. Lo que somos.

¿Sabes? A diario te desprendo del Olimpo para que me acompañes. No puedo dormir si no estás a mi lado, aquí sobre la  mesa de noche.Tan importante eres para mi.Te he leído  muchas  veces, me he sentado bajo árboles frondosos , o a la vera de cañadas musicales,  a rumiarte, digerirte,  sorberte, paladearte  como una golosina,  a buscarte por la  brecha  del tiempo para que me enseñes a retar  molinos de  viento, también a despertar en la hora de las agonías para congratularme con Dios.

[email protected]