23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fernando Vallejo habló en tono irreverente de Dios, de la Iglesia, de los animales y de la política colombiana

24 de abril de 2016
24 de abril de 2016

Por Carolina Pineda González

Frnando Vallejo
Foto de Alirio Güiza

BOGOTA, 24 de abril_ RAM_ “Yo lo que quiero es morirme para que me canonicen y empezar a hacer milagros”, concluyó Fernando Vallejo. Y el público que llenó el auditorio José Asunción Silva en la feria fue crítico sobre las palabras que escuchó del escritor Fernando Vallejo, quien invitó a los colombianos al final de su discurso “a robar, a extorsionar, a secuestrar, a matar, a volar torres, a sembrar minas, a dinamitar oleoductos, a traficar coca, porque la impunidad es la reina de Colombia”.

El público lo aplaudió con entusiasmo y aunque se sintió a gusto con las temáticas, una parte de los asistentes se refirió al final de su presentación que consideraba “reiterativos los temas” de los que habló, según el asistente señor Carlos Castillo. Otra joven asistente de la feria, Laura Pacheco, dijo que no estaba de acuerdo con todo lo que él dijo pero que admira “su mirada sobre la sociedad y sobre los animales”. Pero “hay cosas con las que uno no concuerda”, agregó su acompañante Rigoberto León.

Sin embargo, quienes admiran a Vallejo fueron a verlo y lo aplaudieron porque consideraron apropiada “su actitud contestaría y crítica ante el poder”, según asistentes como Carlos Mario Estrada y Jacinto Ortiz.