10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Andrés Felipe Arias vendría al país por doble instancia

30 de abril de 2016
30 de abril de 2016

BOGOTA, 30 de abril_ RAM_ Los abogados que representan a varios exfuncionarios aforados, que fueron condenados por la Corte Suprema de Justicia, advirtieron que con la nueva claridad de la Corte Constitucional se les está impidiendo el derecho a la doble instancia y se perdería la intención de algunos de volver al país para responder ante la justicia.

No obstante, la Corte Constitucional advirtió que el fallo aplicaría para sentencias ejecutoriadas a partir del 25 de abril de 2016 y, en este caso, las impugnaciones que fueron interpuestas no prosperarían.

El abogado Víctor Mosquera, apoderado de varios exfuncionarios uribistas, entre ellos el exministro Andrés Felipe Arias, advirtió que el último pronunciamiento de las altas cortes acabó con la intención de Arias de volver al país para responder ante la justicia.

“Él como ser humano está esperando que le garanticen sus derechos para defender su inocencia ante una segunda instancia y demostrar que es una persona inocente y que merece demostrarlo en esta instancia”, agregó el abogado Mosquera.

Entre tanto el abogado Álvaro Agudelo, defensor del exministro del Interior Sabas Pretelt de La Vega, dijo que el anuncio de la Corte Constitucional a través de un comunicado se desvía de la esencia del fallo que advierte garantías para los condenados en única instancia.

“Prácticamente nos está coartando el derecho porque le está dando una orden a la Corte Suprema de Justicia de que aplique este comunicado; es un comunicado, no es una aclaración de la sentencia, porque si fuera así, sería un error porque estaría elevándose ese comunicado al nivel de sentencia”, señaló el jurista.

Tras esta posición los juristas anunciaron que tienen acciones ante los tribunales internacionales y esperarán que haya efectos vinculantes que determinen la revisión de las condenas, esto, con base a la sentencia que advierte que se debe garantizar la doble instancia.