11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Todos contra la Corte de la Haya

18 de marzo de 2016
18 de marzo de 2016

Política con pimienta

corte internacional de la haya

Bueno. Algo es algo. Las providencias emanadas de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, produjeron, por primera vez en muchos años, que una decisión Presidencial fuera respaldada en un ciento por ciento por la dirigencia nacional sin distingo alguno. Han hecho sentir su voz de respaldo, el Congreso Nacional, la oposición representada por el Centro Democrático y su cabeza visible Alvaro Uribe Vélez,los partidos de izquierda y sus líderes , el Partido Conservador y los integrantes de la Unidad Nacional como el Partido de la U y Cambio Radical y los dirigentes de los gremios del sector privado. Los principales argumentos que se han esgrimido para adoptar la posición de no seguir compareciendo ante el alto tribunal de justicia internacional, después de conocer su fallo, en síntesis, es que, según el Presidente de la República, la Corte no podía volver a conocer de un tema sobre el cual ya había fallado, que la Corte pretende que Colombia aplique un tratado del cual no hacemos parte y que los temas bilaterales entre Nicaragua y Colombia no van a seguir sujetos a la decisión de un tercero.Otros fundamentos para desconocer lo decidido por la Corte de La Haya son los cuestionamientos que hicieron a su propio fallo algunos de sus magistrados y que han resumido la prensa nacional e internacional en los siguientes términos : «Haber permitido el accionar de Nicaragua constituye algo injurioso para el Estado demandado, así como el funcionamiento del sistema judicial de resolución de las disputas internacionales». «Ese escenario destruye la certeza, la estabilidad y el carácter definitivo de las sentencias que esta corte debe ofrecer». «Uno no debe poder golpear por segunda vez en la puerta de la Corte para pedirle que examine de nuevo la misma pretensión» y «la incoherencia de la posición de la mayoría de la Corte está ahí a la vista de todos «. Esto es una mera aproximación para nuestros lectores al intrincado tema que sacudió ayer la opinión pública y que esperamos que algunos de nuestros columnistas aborden a fondo y con claridad en los próximos días.

Grandes debates

Esta grave decisión de desacato a unas decisiones judiciales internacionales puede que no traigan graves consecuencias para el país, aun cuando ya se empiezan a levantar autorizadas voces que opinan lo contrario. Aducen los partidarios de la medida que varios paises han desatendidos sentencias que los perjudican com Estados Unidos, Francia, Argentina , Nigeria e Israel.Sin embargo, las naciones afectada, según las normas de Derecho Internacional, pueden acudir al Consejo de Seguridad de la ONU para que se haga cumplir la decisión. De todas maneras, es de suponer que habrá grandes debates sobre la posición asumida por Colombia y las responsabilidades sobre la forma procedimental como se ha atendido este proceso, además de las dificultades que se preven con Nicaragua y su Presidente Ortega, que no es fruta que come mono, como se dice en el lenguaje coloquial, y sus desmesuradas y locas pretensiones territoriales.

Serios y compuestos

Para la foto oficial en Palacio, en el acto en que Santos comunicó su decisión, se vieron muy serios y compuestos a los jóvenes dirigentes de Cambio Radical, Lara y Galán; el médico , poeta y Director de la U, Roy Barreras; el convaleciente del zika y demacrado Horacio Serpa; la siempre de amarillo Clara López del Polo Democrático ; el cariacontecido Presidente de los Conservadores, Barguil ; los Presidentes de las Cámaras del Congreso, Luis Fernando Velasco y el casi desconocido Alfredo De Luque; de muletas, Antonio Navarro ; los ministros de gobierno, defensa y relaciones exteriores y el Presidente de los Gremios, Montenegro. Dejamos para resaltar a lo último la presencia del ya repuesto Vicepresidente de la República Germán Vargas Lleras, a quien se le vio desfilar con paso firme y decidido, lo que desmiente a los maledicentes que le atribuían secuelas físicas después de sus serias dolencias de salud. De pronto, aún no ha recuperado plenamente la dicción , porque no se presentó ante la prensa, pero parece que habrá Vargas LLeras para rato.