17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿REBOTÓ EL PETRÓLEO O SEGUIRÁ CAYENDO?

14 de marzo de 2016

La semana comienza con buenos datos para las materias primas, especialmente para los precios del petróleo. La Agencia Internacional de Energía estima que el precio del barril de crudo Brent y WTI ya tocó fondo y que mantendrá su precio por encima de los US$40 promedio, cifra con que comienza la segunda quincena de marzo. Los vaticinios de la organización se basan en que la producción se ha contenido y las perspectivas de baja demanda no avanzan.

Pero la noticia parece ser demasiado buena para las economías capturadas por el petróleo, particularmente las de América Latina, que han sufrido no solo por los menores ingresos sino por la alta devaluación de sus monedas que ha frenado en seco sus importaciones, o al menos, las ha encarecido. El mayor temor para la Agencia es que la situación de desaceleración de la economía global atente contra estos aires de recuperación del precio del combustible. Las economías de la Unión Europea que presentaban síntomas de fuerte recuperación al finalizar el año pasado, han visto en lo corrido de los dos primeros meses de este 2016 como se empieza a perder el ritmo de nuevo. Las pujantes economías del sudoeste asiático presentan los mismos síntomas de pérdida de ritmo, mientras que la segunda economía del mundo, la China, da la pelea contra el anclaje del crecimiento en torno a 6%.

Los países petroleros agrupados en el mayor cartel de precios del mundo, la Opep, no están sacando el crudo de sus pozos en producción y han frenado deliberadamente la exploración para no atizar más en un mercado teñido por los precios bajos. En febrero no se sacaron a los mercados 180.000 barriles diarios por restricciones ordenadas desde la Organización. Dice la Agencia en su informe periódico que “la demanda mundial de petróleo para este año será de 95,8 millones de barriles diarios, lo que significa 1,2 millones de barriles diarios más que en 2015, lo que supone que la subida será muy inferior al ascenso de 1,8 millones constatado el año pasado”. Concluye la AIE que “el desequilibrio entre oferta y demanda continuará alto en la primera mitad de este año: 1,9 millones de barriles diarios en el primer trimestre y 1,5 millones en el segundo”.

Para las cuentas nacionales hechas con barril de crudo a US$40, las cosas empiezan a enderezarse, lo cual mejorará el panorama para Ecopetrol, pero para lar arcas del Ministerio de Hacienda, hay que tener en cuenta otra situación colateral que también la advierte la Agencia y es la que tiene que ver con que “una parte de la reciente recuperación del precio del petróleo se debe a la depreciación del dólar, por eso lo que pueda suceder en los próximos meses dependerá del tipo de cambio, que al mismo tiempo depende de las modificaciones de los tipos de interés”.

A final somos optimistas frente al segundo trimestre en términos de precios de materias primas.

LA REPÚBLICA/EDITORIAL