16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mucho ruido y pocas nueces

10 de marzo de 2016
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
10 de marzo de 2016

Por: Ricardo Tribín Acosta

Ricardo TribinEsto se lo escuché a alguien y me impactó “No odio la gente ruidosa, charlatana, o amargada. Simplemente no me junto con ella”. Que nos enseña lo anterior? Yo diría que mucho. Resulta importante mirarnos a nosotros mismos antes de juzgar a los demás en razón a que, cuando nuestro nivel de tolerancia es bajo es porque la aceptación que tenemos de las personas y de las situaciones no es la mejor. Como contrapropuesta diría que lo primero es tratar de convivir con esa clase de individuos, hasta donde nos sea posible, sin que sus actitudes y palabras nos lleguen a afectar.

En segundo lugar, y luego de haber dado el paso anterior, hay que recordar que el mismo poema Desiderata  contempla la posibilidad de no estar cerca de esta clase de seres, al expresar lo siguiente “esquiva a las personas ruidosas y agresivas, pues son un fastidio para el espíritu; si te comparas con los demás te volverás vano y amargado, pues siempre habrá personas mas grandes y mas pequeñas que tú”.

La sabiduría de esta expresión reside en que resulta mejor en la vida identificarnos y no compararnos, para evitar la “mala energía” que ello pueda generar en nosotros, pero también advierte que con esas personas que son así, si no podemos convivir con ellas, lo mejor será evitarlas, ya que con frecuencia sus actitudes conflictivas y de habladurías nos harán daño.

Un punto que no podemos olvidar es que no tenemos que odiar a nadie cuando actúe y sea así, pero tampoco tenemos porque aceptarle sus mala crianzas y por lo tanto, para evitar mayores conflictos, e incluso incurrir en el resentimiento, lo mejor será alejarnos de ellos, perdonándolos si nos han causado algún tipo de mal, pero sin que necesariamente los tengamos que aceptar como amigos, especialmente si antes hemos intentado conciliar nuestras diferencias, y no hemos logrado la mejoría esperada.

http://ricardotribin.blogspot.com