13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El asesinato de Jaime Garzón fue un crimen de Estado: Fiscalía

11 de marzo de 2016
11 de marzo de 2016

BOGOTA, 11 de marzo_ RAM_ De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón el 13 de agosto de 1999, fue un crimen de Estado en el que participó el Ejército, el DAS y la banda “la Terraza” a cargo de alias “Don Berna”.

Noticias Caracol accedió a estas conclusiones de la Fiscalía donde se señala que “Garzón era incómodo” pues había informaciones que indicaban que en su intermediación por la liberación de secuestrados había arreglos para recibir una parte del dinero, hecho que fue desvirtuado.

El documento revela que el coronel Jorge Eliécer Plazas fue vital para realizarle los seguimientos a Garzón. De igual forma indicó el noticiero que el oficial alojó en Bogotá a los sicarios que atentaron contra el periodista.

“Claro que hay indicios porque para esa época lo han señalado de tener vínculos estrechos con los paramilitares y concretamente con Carlos Castaño y además porque era el superior del coronel Plazas Acevedo, quien ya está judicializado por el caso y detenido por este homicidio”, aseguró Iván Lombana, director de Articulación de Fiscalías Especializadas a Noticias Caracol.

De acuerdo con Noticias Caracol, la Fiscalía encontró en un allanamiento a la Brigada 17, unos mapas que evidenciaban los seguimientos que eran entregados a Carlos Castaño para la ejecución del crimen.

“Ahí apareció ese documento…y eso lo que explica es que sencillamente miembros de la fuerza pública siguieron a Jaime Garzón. Fue la información que finalmente le presentaron al comandante Carlos Castaño para que finalmente tomara la decisión de eliminarlo”, afirmó Lombana.

El director Lombana manifestó que hay indicios que señalan al general Rito Alejo del Río, quien paga una pena de 25 años de cárcel, y a José Miguel Narváez, exsubdirector del DAS, con el homicidio de Garzón.

La Fiscalía asegura que la investigación fue desviada por el general Mauricio Santoyo, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe.

Al parecer, Santoyo se encargó de no dejar huellas del crimen y lo señalan de haber secuestrado a dos de los sicarios para entregarlos a don Berna que posteriormente los asesinó, además, también lo señalan con la creación de falsos testigos para desviar la investigación.

“Hubo participación de miembros de la fuerza pública. Eso define que un hecho es crimen de estado, yo diría que sí”, finaliza Lombana la entrevista con el canal.